Suscríbete
Suscríbete

Alcaraz y Nadal, otro sueño en París, 40 días después

Alcaraz y Nadal
Rafael Nadal y Carlos Alcaraz antes de un partido
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

PARÍS – Carlos Alcaraz lo tenía bien presente en su noche de gloria en Roland Garros: faltaban 40 días para regresar al Bois de Boulogne a perseguir otro sueño, el olímpico, y esta vez de la mano de Rafael Nadal.

«La verdad que cuando vuelva aquí por los Juegos Olímpicos, pues tendré flashbacks. No te voy a mentir», dijo Alcaraz en la noche del domingo en París, con el trofeo del Abierto de Francia a su izquierda.

«Puede ser un torneo muy bonito, mis primeros Juegos Olímpicos, 40 días después de haber ganado mi primer Roland Garros. Yo creo que va a ser un torneo muy especial para mí. Tengo muchísimas ganas de ello. Pelear por ser un campeón olímpico y por llevar medalla a mi país, jugar unos dobles en los Juegos con Rafa Nadal. Pues son cosas que no me creeré hasta que se viva el momento».

Medalla de Alcaraz y Nadal en el dobles de los Juegos Olímpicos, ¿por qué no? La tercera para Nadal tras el oro en individuales en Pekín 2008 y en dobles en Río 2016. La primera para Alcaraz.

Bueno, podrían responder muchos: porque nunca han jugado juntos, porque ni siquiera han entrenado juntos, porque un dobles de éxito necesita de conocimiento, confianzas y automatismos. No se trata de sumar dos grandes jugadores para crear automáticamente un grab dobles.

Y todo eso es cierto, aunque también es cierto algo que dijo Nadal más de una vez: «El que es bueno es bueno».

Es decir: un gran talento suele encontrar el camino. Y dos, a la hora de jugar un dobles, también.

+Clay  Al abordaje los fans: Federer invitó a sus seguidores más fieles a navegar con él por Suiza

Esa es la idea que circula en el equipo de Alcaraz: no hace falta que jueguen algún torneo juntos antes de la cita olímpica, ni siquiera hace falta que encaren varias sesiones de entrenamiento juntos. Porque los que son buenos, son buenos.

Quién va del lado del revés, quién va a la derecha. Y a jugar. Uno de 38 años, el otro, de 21: suena a dupla de torneos de padres e hijos en un club social, aunque en realidad se esté a años luz de eso.

Otra cosa es que Nadal busque rodaje, timing, antes de los Juegos, y en el torneo de Hamburgo anida la esperanza de que ellos sean los elegidos para que entre la derrota en primera ronda ante el alemán Alexander Zverev y su regreso a París 53 días después, Nadal se pruebe competitivamente.

Y mientras Nadal y Alcaraz maduran sus sueños olímpicos, Roger Federer está completamente en otra cosa.

A la misma hora en que Alcaraz y Alexander Zverev batallaban sobre la arcilla naranja, Federer daba un discurso en la Universidad de Dartmouth, orgullosa parte de la Ivy League y fundada en 1769, siete años antes de la independencia de los Estados Unidos de América.

El suizo dejó un mensaje que sirve para el tenis, los negocios y la vida: «El talento es muy importante, pero la mayor parte del tiempo no se trata de tener un don, sino de tener agallas».

Alcaraz tiene un gran don. Y muchas agallas, como se demostró en las semifinales y la final. Le servirán para su sueño olímpico, y le sirvieron para una estadística que asombra: a la edad en que Alcaraz ya es rey del US Open (2022), Wimbledon (2023) y Roland Garros (2024), Nadal había ganado tres Roland Garros, Novak Djokovic un Abierto de Australia, y Federer… nada de nada en cuanto a títulos de Grand Slam.

+Clay  "Me quité el odio que tenía adentro" - entrevista a Marco Trungelliti

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Leave A Comment

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.