Suscríbete
Suscríbete

Ríos «es elegible» para el Salón de la Fama y Vilas no debería preocuparse por el número uno- entrevista con Todd Martin

Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

El chileno Marcelo Ríos «es elegible» para ser alguna vez parte del Hall of Fame, ese Salón de la Fama que reúne a los mejores en la historia del tenis. Lo dice Todd Martin, un ex «top ten» que hasta 2022 presidió esa institución, y que no entiende la obsesión de Guillermo Vilas por ser reconocido como número uno. El estadounidense pone reparos ante el documental en Netflix que lleva el nombre del argentino.

«Vi el documental y no creo que estemos cerca de los hechos, porque la ATP no aceptó ser entrevistada», dijo Martin, ex número cuatro del mundo, durante una entrevista con CLAY.

El retiro lleva a algunos tenistas, que como profesionales fueron exitosos, a ser entrenadores. Otros se desempeñan como comentaristas en los medios. El estadounidense Martin eligió el camino empresarial, aunque tuvo un breve paso como coach en el equipo de Novak Djokovic.

¿Su mayor impresión al trabajar con el serbio? «Me sorprendió su capacidad atlética. Y aprendía rápido. No importaba lo que le dijeras, lo entendía rápido»

Finalista en el Abierto de Australia y el US Open en los noventa, Martin lideró desde 2014 el Salón de la Fama del Tenis. Hasta 2022 fue el CEO de la institución con sede en Newport, antes de pasarse a las filas de Beemok Capital, firma que adquirió el Masters 1000 de Cincinnatti.

– ¿Cree que Djokovic puede batir el récord de títulos de Grand Slams de Margaret Court?

– Me da igual. Son números increíbles. 20, 22… Es increíble. Federer, Nadal, Djokovic han hecho muchísimo. Sí creo que Novak mantendrá la excelencia en el tenis más tiempo que Rafa por las condiciones en las que está su cuerpo, y también por su forma de moverse. Es muy ligero y es más joven. Rafa se mueve de forma pesada, cargando mucho peso con él, con mucha más fuerza. Novak no lleva mucho peso físico. Es más suave consigo mismo, así que no creo que haya ningún elemento que no le permita seguir adelante, si mantiene la concentración. Podría acabar con 27 y Rafa con 26 y eso no importaría.

– Una cosa es el tenis y los números. La otra es la popularidad. ¿Le importa mucho a Djokovic ser el «menos» popular del Big Three?

– Cualquiera podría entender que es en parte porque Roger y Rafa fueron excelentes antes que él. Es la tercera persona que entra en una estratosfera en la que los dos primeros son admirables en todos los sentidos de su vida. Creo que ha hecho un buen trabajo siendo la persona que quiere ser, y valora a los que le apoyan con pasión. Para mí es razonable y creo que Novak está en paz con ello. Él tiene su parte del pastel y ellos la suya. Con su madurez, parece que no le distrae lo que diga la gente.

– La última vez que se enfrentó a Nadal, en Roland Garros 2022, se mostró un poco molesto por el apoyo de la gente hacia el español.

– Hay una diferencia entre estar molesto en el momento… Por ejemplo, yo siempre perdoné mucho a los jueces de línea y los oficiales. Cuando me cantaban mal una bola me molestaba, pero no me molestaba lejos del tenis. Así que creo que hay una diferencia entre perder y no estar contento con el apoyo del público durante un partido, y hacer que eso afecte a tu carrera».

– A estas alturas, Djokovic sigue sin poder jugar torneos por no querer vacunarse. ¿No cree que ha sido el gran error de su carrera?

– Preferiría ni siquiera molestarme en responder esa pregunta. Lamentablemente, se ha convertido en un tema demasiado político o de aficionados como para que hable de ello.

– En las dos últimas décadas del tenis masculino, el Abierto de Australia ha estado dominado por Novak Djokovic y Roland Garros, por Rafael Nadal; Wimbledon sólo lo han ganado cuatro hombres. ¿Por qué el Abierto de Estados Unidos ha sido el Grand Slam más impredecible?

– En principio, creo que hay dos razones. Una es la superficie de la pista, por lo general, un poco más rápida que en el resto del circuito. Eso da a la mayor cantidad de tipos diferentes de jugadores la oportunidad de hacerlo bien. Además, las lesiones y la fatiga son más comunes cuando llevamos ocho meses completos de calendario. Te daré una tercera razón: Nueva York tiene algo. Hay algo en la energía que existe en la ciudad y que llega a la cancha. Los jugadores responden de forma diferente a eso. Algunos jugadores aumentan su rendimiento. Creo que eso es real y me pareció muy natural: mi energía subió al máximo en Flushing Meadows cuando jugué allí. Casi siempre era donde mejor me iba.

+Clay  Zverev frena el sueño de Alcaraz, pero anticipa muchos títulos para el español: "Espero ganar este torneo antes que él, porque después no tendremos chance"MOS CHANCE"

– Djokovic «solo» lo ha ganado tres veces.

– «Sólo» tres, sí. Es una buena forma de decirlo.

todd martin
Todd Martin during his time as a professional tennis player // GETTY

– ¿Cuáles son sus impresiones sobre Carlos Alcaraz?

– Si alguien me trasladara a 2035 y viera que ha ganado 10 Slams, no me sorprendería. Pero al mismo tiempo todavía es muy joven. ¿Será el mejor de esta generación? Hay que hacer muchas cosas bien para que eso ocurra dentro de 12 años. Tiene una gran persona en Juan Carlos (Ferrero) para guiarle. La grandeza lleva mucho tiempo y no se trata sólo de talento, energía y habilidades. Se trata de persistencia. ¿Estoy dispuesto a levantarme cada día y pensar en esto? Eso es lo que Rafa, Roger y Novak han hecho tan bien a lo largo de los años. Lo que Jim (Courier), Andre (Agassi) y Pete (Sampras) también hicieron bien.

– ¿Hasta qué punto es importante para el tenis masculino encontrar una nueva rivalidad sólida? Después de lo que se vio en Nueva York, Sinner-Alcaraz parece ser la elegida.

– Tenía mucho interés en verlo. El partido fue tan espectacular que sabía que iba a ser así. Los dos jóvenes talentos más destacados de este deporte, frente a frente a esas alturas del torneo. Puede que Alcaraz y Sinner sean los mejores tenistas dentro de diez años, pero habrá que ver cómo lo son las generaciones venideras. Es la grandeza sostenida lo que importa, no estos pequeños momentos en la cima de la montaña.

Marcelo Ríos, un hombre que conoce bien. Llegó a la cima de la montaña, pero no por tanto tiempo.

– Vio y sintió el juego mejor que nadie. Marcelo era asombroso sin parecerlo. En ese momento, Andre era el único que era grande sin tener un tiro que todo el mundo temía. Digamos, Sampras, gran saque, derecha y volea; Ivanicevic saque increíble; Rafter fuera de este mundo en la red. Con Marcelo no era como: «No puedo pegarle a su revés», «No puedo probar su derecha», o «Espero que no saque como el otro día»… simplemente lo hacía todo muy bien. El mejor en ese corto periodo de tiempo.

– Usted resolvió cómo jugar contra él. El cara a cara quedó a su favor 2-0.

– Mi entrenador hizo un buen trabajo. No mucha gente encontró el camino contra él. Ríos torturaba a otros jugadores. Hizo el partido muy difícil para casi todos, especialmente para los que jugaban más con la fuerza que con la cabeza.

– ¿Cuáles eran las claves?

– Trabajaba muy bien el ritmo. Le gustaba dominar la potencia, así que no le tenías que dar potencia. Yo era un gran jugador de ataque, y contra Marcelo no le daba ningún patrón: le pegaba suave, le pegaba fuerte, le pegaba alto… nunca le mostraba lo mismo dos veces. Al final seguía atacando, pero si le pegabas a 150 km/h todo el rato… ¡no había posibilidad de ganar! Cuando empecé a bajarlo a 80, no sabía qué hacer. Se habría dado cuenta si hubiera jugado más veces contra él.

+Clay  El fantasma de Roger Federer - Carta desde París (4)

– ¿Le recuerda Nick Kyrgios a Ríos en algo?

– En realidad ambos reveses son parecidos. Kyrgios está incluso infravalorado con el revés. Hace las dos cosas: le pega cuando lo necesita, lo dirige para ser más cuidadoso algunas veces. Las similitudes entre Kyrgios y Ríos están aquí (señala su corazón) y aquí (señala su cabeza). Con problemas, sin la seguridad necesaria para comprometerse con la competición, sin estar preparados para dar lo mejor de sí mismos. Marcelo tenía algunas de las mismas inquietudes, estaba mucho más centrado, mucho mejor que Kyrgios. Pero también, notablemente, sí, dividiendo en este deporte.

– ¿Es el comportamiento de Ríos un factor para que no sea miembro del Salón de la Fama?

– El criterio principal es haber tenido una carrera distinguida en la competición a nivel internacional. A partir de ahí se vuelve muy subjetivo. Puedes fijarte en la carrera de Jim Courier y podríamos tener opiniones diferentes. Así que cuando enviamos los nombres de los elegibles al comité, hay diferentes opiniones sobre lo que es importante. ¿Son los Grand Slams el único dato que importa? Qué pasa con el ranking, qué pasa con otros torneos que han ganado, cuánto han estado al tope del ránking, top ten, porcentaje de victorias-derrotas… Así que una vez que todos esos datos llegan a las 175 personas que toman las decisiones, los jugadores son vistos de forma muy diferente.

– ¿Ha estado Ríos en esta posición?

– Seguro, seguro. La mayoría de los jugadores que se retiran anualmente no son elegibles, pero Marcelo sí.

– Pero se le ignoró en etapas posteriores.

– El proceso va así: nominación, determinación de elegibilidad dada por el comité, luego determinación de si el jugador merece consideración para inducción, votaciones. El proceso en el medio es en gran medida un equipo independiente. El Salón de la Fama no tiene opinión. Para la institución, es un lugar difícil de estar. La independencia de las personas que participan en el proceso, le da integridad en general. No es para el espectáculo.

– El que sí es miembro del Salón de la Fama es Guillermo Vilas. ¿Usted lo considera como un legítimo número uno?

– Como tenista no me interesaba cuál era mi clasificación. Me interesaba, en general, cómo llegar a ser lo mejor posible; diariamente, cómo vencer a la persona que estaba al otro lado de la red; semanalmente, cómo ganar el torneo. Esas cosas las controlaba marginalmente. No mucho, porque tuve que jugar contra Jim (Courier), Pete (Sampras), Marcelo y otros. ¿Qué importancia tenía para Guillermo el ranking? Veo la clasificación como una indicación de quién está pasando por el mejor momento, no de quién es el mejor jugador. Vi el documental y no creo que estemos cerca de los hechos, porque la ATP no aceptó ser entrevistada. Siempre hay una historia más grande y profunda que la que tenemos delante.

– ¿Qué habría pasado si Vilas hubiera sido francés, británico o norteamericano?

– No creo que las nacionalidades o el color de la piel marquen diferencias. No es una explicación de nada.

– ¿No cree que esos países tienen mucho más poder en el mundo del tenis?

– Creo que el sistema era como era entonces. Si hacían la clasificación semanal o mensualmente, por ordenador o por humanos… No estoy en el negocio de las conspiraciones. Me habría gustado mucho tener el éxito de Guillermo. Al fin y al cabo, si yo fuera Guillermo, lo único que me habría importado era mirarme al espejo y saber que era el mejor.

– ¿Fue el mejor en su época?

– Cuando escucho estadísticas a través de los años de quién fue mejor… el número de partidos que ganó seguidos, es increíble. Es como…¿cómo es que sucedió? Pero también miro a Jimmy Connors y digo wow. No lo he analizado en profundidad.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.