Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Ir a los torneos o desintoxicarse del tenis – Carta desde Melbourne (8)

    MELBOURNE – ¿Qué torneo no querría contar con la visita de Roger Federer? Antes que jugadores en activo, cualquier director de un campeonato preferiría firmar la presencia de uno de los mejores jugadores de la historia como invitado especial.

    Con el recuerdo de su retiro todavía muy fresco y el rótulo de ex jugador sonando extraño y melancólico para varios, Roger Federer disfruta de los placeres que el tenis normalmente le priva a quienes se acostumbran a la exigencia de estar al máximo nivel.

    El impacto que generaría una visita oficial del ganador de 20 Grand Slams en cualquier instancia ligada al tenis, elevaría los niveles de atención de las audiencias y se convertiría en el tema número uno de conversación en el planeta de la raqueta, sin ninguna duda.

    Así fue en Wimbledon, para la celebración de los 100 años del Court Central del All England Club. Apareció Federer y no hubo manera de que no fuera trending topic. Luego volvería de sorpresa, semanas después, a tomar té, a pesar de que estuvo cerca de no poder ingresar al club por no portar su credencial de miembro.

    A Craig Tiley, director del Abierto de Australia le fue mal intentando contar con Federer en esta edición.

    Tommy Haas desea que «su» torneo, Indian Wells, sea el primer evento tenístico del calendario que Federer pise como ex tenista. Hasta ahora, le hizo el quite al de su casa en Basilea, donde inicialmente iba a jugar su primer certamen oficial individual en el que debía ser su regreso al circuito.

    La historia ya es conocida, con su rodilla diciéndole que no, adelantando su adiós en el torneo por equipos que se disputó en Londres. Rafael Nadal y todo el mundo lloraron con él.

    «¿Qué crees tú? Obvio que lo tengo invitado», dijo Haas frente a un grupo de periodistas en el «Día de las Leyendas», una instancia que organizan siempre los Grand Slam para que los ex tenistas profesionales que juegan el torneo de exhibición hablen a los medios.

    ¿Respondió Federer a la invitación de su amigo?

    «Sé que le encantaría venir, y también sé que no es fácil porque tiene que resolver qué hacer con su familia, sus niños, si viajar solo o si los trae a todos, o si quiere esperar otro año. Estoy seguro que todos los torneos del planeta lo quieren invitar y le piden que venga. Ojalá en los próximos años, cuando extrañe el deporte, juegue con nosotros», añadió el alemán.

    Es cierto que el suizo dijo que no quiere ser un fantasma del tenis. Usó a Bjorn Borg como un ejemplo que no quiere seguir. Pero seguramente su calendario en 2023 estará más enfocado en cualquier actividad que no involucre al mundo que lo envolvió por casi un cuarto de siglo en el plano profesional.

    Por ejemplo, ya anunció que en mayo hará equipo con Dua Lipa, Penélope Cruz, Michaela Coel y Anna Wintour como anfitrión de la Met Gala en Nueva York.

    Federer está redescubriendo otras actividades que lo hacen feliz, como el esquí (¿en los Alpes suizos?), poniendo a prueba el estado de su rodilla. Quiere estar sano para poder andar por la nieve tranquilamente, jugar fútbol o al tenis con sus amigos y por lo que se ve, le está yendo bien. Sí se está preocupando de sus fans, al ponerlos al día a través de sus redes sociales.

    La vida del tenista después de ser tenista también requiere de una «desintoxicación» de tenis.

    Nos seguimos desde Melbourne Park. Nosotros no podemos desintoxicarnos.

    Si estás leyendo esto es porque te gusta el tenis y disfrutas con el periodismo que hacemos. Si puedes y quieres colaborar, invítanos un KOFI para que podamos seguir contando las mejores #HistoriasDeTenis por el mundo.
    Invitame un café en cafecito.app

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque. Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario