Suscríbete
Suscríbete

Los tenistas sufren con las pelotas: «Están matando nuestros cuerpos»

tenistas sufren
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

NUEVA YORK – Las quejas sobre las pelotas en el tenis han trascendido épocas; no ha existido temporada en la que los jugadores no emiten alguna queja en contra de la esfera amarilla.

«Hoy en día todos reclaman por todo. Que el sol, que la lluvia, que la cancha, las pelotas… las condiciones son iguales para todos, las pelotas son diferentes en cada torneo y ya está», dice a CLAY Goran Ivanisevic mientras espera que Novak Djokovic llegue a la práctica en la Cancha P1 del Billie Jean King National Tennis Centre.

El croata dejó de jugar al tenis de manera profesional en 2004. Fue número dos del mundo en 1994 y entrena a Djokovic desde hace cuatro años. Carlos Gómez Herrera, sparring personal del serbio conversa sobre el objeto en cuestión con el ex tenista y actual comentarista de ESPN José Luis Clerc. El argentino le pide una pelota al español después que justo abre un tarro. «¡Qué duras que son!», exclama el ganador de 25 torneos del circuito entre los 70 y los 80. «Sí que son duras, pero cambian luego de pegarles un poco», replica el español.

Los tenistas sufren con las pelotas

El tricampeón del US Open llega a la cancha más de 15 minutos tarde, intercambia algunos golpes a intensidad media con Gómez Herrera por un rato, y pronto le pone cifras que aportan a la discusión. «Estas bolas cambian un 30 por ciento después del primer raqueteo», comenta a los miembros de su clan.

Djokovic conversa con su equipo en la práctica vespertina // SEBASTIAN VARELA

Pasa que en este US Open los reclamos sobre estas pelotas, y la constante variación en el tour, se han intensificado. Un tuit este sábado de Vasek Pospisil le puso más leña al asunto.

+Clay  Cameron Norrie, su admiración por Andy Murray y un deseo: "Quiero verlo disfrutar un poco más de los momentos difíciles de los partidos"

«Están matando nuestros cuerpos», reclamó el canadiense.

No importa que Pospisil sea el 192 del ranking, ni que nunca haya ganado títulos ATP. Su influencia es importante, porque es uno de los líderes de la PTPA (Professional Tennis Players Association) el sindicato de jugadores que creó Djokovic y compañía para defender los intereses de los deportistas.

«Hace unos años hubo discusiones porque la ATP y la WTA querían ‘hacer el juego más lento’ para tener puntos más largos para los fans. Las bolas se han vuelto cada vez más pesadas, y sorpresa, están matando nuestros cuerpos. Casi todos los jugadores con los que hablé tiene la misma sensación. Nunca he visto tantas lesiones de muñeca, de codo y de hombro en el vestuario. Si estos cambios de pelota no empiezan a revertirse, la situación sólo empeorará. Por favor, ATP y WTA, empiecen a escuchar. Las lesiones de los jugadores también son perjudiciales para ustedes», pidió el canadiense.

El disparo de Pospisil tuvo algunas respuestas de jugadores del circuito. ¿La más notable? la de Mardy Fish, que dice que el tenis le dejó el brazo dañado de por vida, y que necesita de un buen calentamiento previo antes de jugar baseball en el patio de su casa con su hijo: «He tenido problemas con el brazo todos los días debido al diferente peso de las pelotas de una semana a otra. Ahora necesito 15 minutos para calentar el brazo y jugar con mi hijo».

El comité ejecutivo del PTPA

Algunos celebraron la calidad de las pelotas de turno en Nueva York. «Está bastante lento el torneo, las bolas no duran mucho, se ponen como osos en prácticamente dos juegos. Y eso me da más tiempo para hacer mi tenis, cuanto más lenta la pista, mejor para mi», comentó a principios de semana el español Alejandro Davidovich Fokina.

+Clay  Rafael Nadal regresa y echa luz sobre su adiós: dirá antes de Roland Garros si 2024 es su último año en el tenis

Si Carlos Alcaraz pudiera cambiar una regla del tenis, sería que todos los eventos tuvieran la misma bola. La solución que también propone el ex tenista Greg Rudseski. ¿Sería posible?  «Cuando yo jugaba hace 30 años ya había la misma discusión. La solución es equiparar el tacto, presión y peso de las pelotas. El problema es que los torneos tienen diferentes patrocinadores», expuso el finalista en Flushing Meadows en 1997.

Así, con acuerdos comerciales de por medio, el deseo del actual número uno del mundo y de tantos otros tenistas corre el riesgo de no ser escuchado. El problema para cumplir el deseo del número uno del mundo.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.