Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    ESCANDINAVIA POR LA GLORIA EXTRAVIADA: LA REGIÓN NORDICA TENDRÁ A UN TENISTA MASCULINO EN SEMIS DE MAJOR DESPUES DE 12 AÑOS.

    PARIS- El recuerdo de Robin Soderling vuelve a la cabeza. El sueco fue el primer tenista en la historia en vencer a Rafael Nadal en Roland Garros. Eran los octavos de final de 2009. Jugó un partido perfecto, donde el topspin de Nadal parecía darle más poder a sus golpes de swing extremadamente amplio. Luego caería ante Roger Federer en la final. No pudo evitar que el suizo consiguiera su única Copa de los Mosqueteros y así el Grand Slam de carrera.

     

    Aquello hubiera convertido a Soderling, en el villano número uno para tanto fanático “Fedal” ama a los astros más que al mismo tenis. Al año siguiente, la cosa fue al revés. Revancha ante Federer en cuartos, y derrota contra Nadal en la final. Fue la última presencia del nórdico en instancias finales de majors.

     

    Soderling repartió mal sus triunfos, según contó en las páginas del libro Sin Red, que retrata la rivalidad entre el helvético y el balear: “Pienso en eso muchas veces. El primer año derroté a Nadal y perdí con Federer. Al año siguiente batí a Federer y perdí con Nadal. Muchas veces me encontré pensando: ¿no podría haber hecho las dos cosas en el mismo año? Porque preferiría haber ganado una vez el Abierto de Francia y perder al año siguiente en primera ronda que haber llegado a dos finales”.

     

    Una seria mononucleosis sacó a Soderling del profesionalismo. Y con él, tanto a Suecia -una de las naciones con la historia tenística más rica- como a toda la región escandinava fuera del primer plano del tenis masculino (hay que especificar el género para no olvidar a Caroline Wozniacki).

     

    Hasta esta semana en París. Casper Ruud y Holger Rune. Ninguno es sueco, ambos son escandinavos. Uno es noruego, el otro danés. Ambos se ven las caras en la sesión nocturna de la Phillippe Chatrier hoy. Uno podrá disputar el partido para pasar a la final de Roland Garros.

    Casper Ruud // REGINA CORTINA

    “Eres un buen jugador, pero todos sabemos que estas robando puntos en esos torneos”, tuiteaba Nick Kyrgios el año pasado. El contexto: Ruud arrasaba con los torneos 250 de la gira europea sobre arcilla post Wimbledon, justo antes de irrumpir en el Top 10 y convertirse así en el primero de su país en ese grupo. El australiano respondía a una tocada de oreja de Ruud, quien le pedía en redes responder el nombre de su torneo favorito en polvo de ladrillo, superficie que Kyrgios detesta.

     

    Se dice que es en los majors donde se escribe la historia, y las mofas de Kyrgios, quien luego también calificaría al tenis del noruego como “aburrido”, tenían ese mensaje: no eres “nadie” si ganas sólo torneos chicos.

     

    Por su manejo sobre arcilla, ránking y resultados esta temporada (metió final en Miami, títulos en Buenos Aires y recientemente en Ginebra) el favorito para ganar el duelo de nórdicos es Ruud, que arrancó la presente edición de Roland Garros cargado de emociones: fue quien le puso punto final a la carrera del francés Jo Wilfried Tsonga.

    Tsonga se despide del tenis tras caer ante Ruud en primera ronda de RG22.

     

    Al otro lado, en silencio el joven Rune, que hace un año era el 313º y perdía primeras rondas de Challenger. Con su campaña hasta ahora en Paris, asegura el top 30 y seguir siendo el segundo mejor adolescente del mundo, sólo detrás de Carlos Alcaraz, con quién jugó el dobles del tradicional torneo de menores Les Petit As a los 13 años.

     

    Alcaraz y Rune en Les Petit As 2017.

     

    El joven Holger salió campeón en Múnich (donde pasó por encima de Zverev en segunda ronda) y ganó un convertible BMW que no podía conducir por no tener aún licencia. Tiene buen sentido del humor el danés: se reía de sí mismo al ser programado en el turno nocturno del sábado en Roland Garros, justo cuando todas las miradas se centraban en Saint-Denis con la final de la Champions League.

     

    Borg, Wilander, Edberg, Norman, Soderling. La historia del tenis nórdico la ha escrito Suecia. Hoy, sin los suecos como protagonistas, Escandinavia busca la gloria extraviada.

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario