Suscríbete
Suscríbete

Natsukashii, la responsabilidad de Djokovic y Alcaraz

Djokovic y Alcaraz
Natsukahii
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
PARÍS – Natsukashii. De eso se trata la semifinal de este viernes entre Novak Djokovic y Carlos Alcaraz en el Abierto de Francia, de hacerse cargo de la «nostalgia feliz» que les demanda el tenis, una carga que no tiene sentido poner sobre los hombros de los otros semifinalistas, Casper Ruud y Alexander Zverev.
El de Natsukashii es un término japonés que se refiere al instante en el que la memoria, repentinamente, se transporta a un bello recuerdo que te llena de dulzura. Un recuerdo que hay que mantener y con el que vale la pena encariñarse. En la cosmovisión japonesa, se trata más de alegría y gratitud por el pasado que de un deseo de volver a él. Apunta a lo afortunado que se fue por haber vivido determinada experiencia.
Traducido al tenis: ¡qué felices fuimos con aquellos duelos entre Rafael Nadal y Roger Federer! Pero esos partidos ya no volverán a darse, hay que recordarlos con gratitud, con nostalgia feliz, y vivir el presente.
Tanto el español como el serbio son conscientes de la responsabilidad que tienen.
CarlosAlcaraz y Novak Djokovic antes de disputar la semifinal de Madrid 2022
«Diría que desde que se conoció el cuadro del torneo todos estaban esperando este partido, la semifinal con Novak. Yo también, realmente quiero jugar ese partido», dijo Alcaraz que avanza como una sonriente topadora en París. Todo un mérito, sólo él es capaz de hacer sonreír a una topadora.
«Es el partido que mucha gente quiere ver. Es, definitivamente, el mayor desafío para mí en lo que va del torneo. Y si quieres ser el mejor debes batir a los mejores. Él es definitivamente el jugador a batir. Lo estoy esperando», admitió Djokovic, que viene jugando en un nivel regular sobre la arcilla parisina.
A Djokovic parece estar sucediéndole en parte aquello que vivió en 2021, cuando solo necesitaba ganar un partido para conquistar el Grand Slam, los cuatro grandes torneos en un mismo año. Ese 12 de septiembre, los nervios le jugaron una mala pasada al serbio, que era el favorito ante el ruso Daniil Medvedev. Perdió 6-4, 6-4 y 6-4. Tuvo en sus manos una hazaña que ningún hombre alcanza desde 1969. Y se le escurrió como arena entre los dedos.
Este viernes, Djokovic estará ante una situación similar: esta a dos victorias de convertirse en el tenista más exitoso de todos los tiempos, de sellar un récord que difícilmente se quiebre, el de 23 títulos de Grand Slam. Se despegaría del empate a 22 que mantiene con un Nadal recientemente operado y que lucha con su físico para despedirse en un nivel razonable del tenis en 2024.
Djokovic es hoy él y sus circunstancias. ¿Si ya ganó 22, por qué no ganaría 23? Por la misma razón por la que ganó 27 partidos consecutivos en torneos de Grand Slam en 2021 y falló en el vigésimo octavo. Porque cuando la historia llama, a veces el brazo se agarrota y las piernas se endurecen.
Algo de eso le sucedió en los cuartos de final a Djokovic, durante su victoria sobre el ruso Karen Khachanov.
«Mira, todo iba en una dirección ideal y entonces salí a jugar y probablemente una parte de mí se quedó en el vestuario. Así me sentí, así jugué».
Ante Alcaraz, de 20 años, Djokovic, de 36, no puede darse el lujo de dejar trozos de su persona en el vestuario. El español, confiado, voraz, insaciable y en estado de gracia tenística, exige a sus rivales que debe el cien por ciento. Y muchas veces eso tampoco es suficiente.
Una vez más, Natsukashii. Entre 2006 y 2022, Djokovic jugó 109 partidos ante Nadal y Federer. Con el español tiene un balance de 30-29 a favor que quizás sume algún duelo más. Con el suizo, el marcador quedó 27-23 y ya no volverá a moverse.
El serbio es, entonces, el embajador de una era de gloria que sumó 149 capítulos (Nadal supera 24 a 16 a Federer). Djokovic debe negociar cuándo se entrega definitivamente el testigo a Alcaraz, que pasó por encima de la generación de los Tstsipas, Zverev, Medvedev y demás con una prepotencia tenística para el asombro.
Un Alcaraz que ni siquiera llegó a medirse oficialmente con Federer -solo compartió algún entrenamiento-, que perdió dos de las tres veces que se enfrentó a Nadal y que derrotó a Djokovic la única vez que jugaron: 7-6 en el tercer set en las semifinales de Madrid 2022.
¿Qué es más importante -le preguntaron a Alcaraz-, su experiencia o tu juventud?
«Quiero pensar que mi juventud, pero será su cuadragésimo quinta semifinal en un Grand Slam y la segunda para mí. Diría que su experiencia pesa más. Pero no voy a pensar en eso».
Natsukashii.
+Clay  El "peligro" Dimitrov y el acierto de interpretar a Nadal: Martínez Cascales y los secretos del "mundo Alcaraz"

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.