Suscríbete
Suscríbete

Beatriz Haddad Maia brilla y comienza a despejar algo de la sombra de Senna, Kuerten y Bueno

Beatriz Haddad Maia
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
PARÍS – El tenis femenino brasileño ya no es solo María Esther Bueno a la hora de hablar de grandes hitos: con su acceso a las semifinales de Roland Garros, Beatriz Haddad Maia se convirtió este miércoles en la primera jugadora de su país en 55 años en llegar a la ronda de las últimas cuatro en un torneo de Grand Slam. Y, de paso, da cada vez pasos más firmes para salir de esa sombra de Ayrton Senna y Gustavo Kuerten que siente que aún la cubre.
«Al principio del torneo mi objetivo era llegar a la tercera ronda. Nunca había ganado una segunda ronda en un Grand Slam», dijo la brasileña de 27 años tras derrotar a la tunecina Ons Jabeur 3-6, 7-6 (7-5) y 6-1 en un partido que estuvo muy cerca de perder.
«Recuerdo que, cuando gané y pasé a la tercera ronda, me dije ‘bueno, ahora tengo un nuevo objetivo’. Y cuando somos ocho en cuartos de final ahí ya todas jugamos bien, así que todas tienen razones para creer».
Haddad Maia, número 14 del ranking mundial, tiene razones para creer. Disfruta como pocas el llegar a los momentos de definición de un set, ni hablar de revertir desarrollos en los que parece condenada a la derrota.
«Para mí el placer es estar luchando el cuatro iguales del tercero», dijo meses atrás a CLAY durante una entrevista. «La resiliencia es una de mis mejores cualidades».
Beatriz Hadad Maia, durante la entrevista con CLAY en Wimbledon 2022 / SEBASTIÁN VARELA
No falta a la verdad la brasileña. En este torneo llegó a estar match point abajo ante la rusa Ekaterina Alexandrova, en desventaja de 7-6 y 3-0 ante la española Sara Sorribes y muy cerca de perder con Jabeur en un mediodía de calor y humedad en París. Revirtió la situación en los tres partidos, y este jueves se medirá a la polaca Iga Swiatek por un lugar en la final.
Si lo lograra, si llegara a la final, Beatriz Hadad Maia podría comenzar a olvidarse de algo que le dijo a CLAY en aquella entrevista: “En Brasil, si no eres Guga o Ayrton Senna, no eres suficiente”.
«Si no eres el campeón mundial, no eres suficiente, entonces siempre tienes la sensación de que las personas esperan más de ti».
La campeona brasileña María Esther Bueno / WTA
La carrera de la brasileña no fue sencilla. En julio de 2019 la Federación Internacional de Tenis (ITF) la suspendió por diez meses al detectar en un control antidoping dos esteroides anabolizantes. La defensa de Haddad Maia alegó un «error humano» por parte del suministrador de suplementos vitamínicos. La brasileña se sometió a cuatro cirugías a lo largo de su carrera.
«Tuve que parar seis o siete veces en mi carrera durante meses y volver a empezar. Además, estuve un año fuera de la gira, así que no es fácil mantener el nivel y mejorar el tenis cuando siempre estamos volviendo. Pero mi equipo trabaja muy duro, y son gente joven que sueña lo mismo que yo. Así que creo que por eso estamos pasando ahora por nuestros mejores momentos».
Tan bueno, que hay que remontarse al US Open de 1968 para encontrar una brasileña en las semifinales de un Grand Slam: Bueno. Y tan bueno, claro, que era también ella, María Esther Bueno, la última que había llegado a semifinales en París, en 1966.
Martina Navratilova, Billie Jean King, Steffi Graf, Margaret Court y María Esther Bueno durante un homenaje en Wimbledon / WTA
A Haddad Maia le falta un notable camino para igualar a Bueno, que en 1959 y 1960 fue considerada como la mejor tenista del mundo. Ganadora cuatro veces del US Open y tres de Wimbledon, Bueno fue la tenista más importante que haya dado América Latina, y lo más probable es que Haddad Maia nunca sume tantos logros. Pero ya tiene uno: el tenis femenino brasileño vuelve a pisar fuerte. Y Bueno no ganó Roland Garros, donde fue finalista en 1964, ni logró títulos de Grand Slam en la era abierta del tenis, que se inició en 1968. Eso sí está en manos de Haddad Maia.
Sí lo hizo, en cambio, Kuerten en 1997, 2000 y 2001. Beatriz Haddad Maia está a dos pasos de igualar aquel primer título. Los tres campeonatos mundiales de Senna en la Fórmula 1 , en cambio, ya son otra cosa, aunque la brasileña acelera cada vez más en el tenis.
+Clay  Ons Jabeur, por la hazaña de sus ídolas Gabriela y Arantxa

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.