Suscríbete
Suscríbete

Juan Mónaco y el peligroso mundo irreal de las redes sociales: «Hoy es mucho más difícil que antes jugar al tenis»

Juan Mónaco
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
Dejar el tenis y no tener un proyecto de vida puede ser peligrosísimo, pero quizás no tanto como ser joven, jugar al tenis y vivir pendiente de las redes sociales. Lo dice el argentino Juan Mónaco, un hombre que preparó metódicamente su salida del tenis, su día después del deporte profesional, y que hoy, al borde de los 40 años, siente que está más ocupado aún que en aquellos días en los que llegó a ser el número diez del mundo.
«Un mal día dentro de una cancha o una mala reacción en una red social pueden generar la pérdida de un sponsor. La lectura de un comentario en una red social puede generar un daño psicológico… Hoy es mucho más difícil jugar al tenis», dijo Juan Mónaco durante una entrevista con CLAY en la que explicó con detalle y pasión la vida que fue armando para que el adiós al tenis no se le convirtiera en un enorme e insoportable vacío.
El argentino Juan Mónaco, de 39 años, llegó a ser número diez del ranking de la ATP en 2012, punto máximo de una carrera en la que ganó nueve torneos. Hoy, al frente de una «agencia boutique», que es como define a Summa Sports, maneja la carrera y asesora a tenistas de renombre, pero también a otros retirados, desde Diego Schwartzman, Tomás Etcheverry y Nadia Podoroska a Gabriela Sabatini y Guillermo Pérez Roldán.
Juan Mónaco es uno de los mejores amigos que tuvo el español Rafael Nadal en el circuito. El argentino ya habló meses atrás con CLAY de lo que cree que puede hacer el ex número uno del mundo en su regreso al tenis. Ahora le toca hablar de sí mismo.

Entrevista a Juan Mónaco

– Está instalado en Miami, no juega más al tenis, pero se lo ve mucho en los torneos, ¿por qué?
– Tengo una agencia de representación de tenistas, Summa Sports, que involucra toda la parte comercial, de marketing y asesoramiento que les hacemos a los deportistas. La íbamos a hacer multideporte, pero empecé por tenis, que ya de por sí demanda mucho trabajo. Tenemos oportunidades de abrir otros mercados, tengo otros socios, somos ocho personas. Es una empresa de representación boutique, tenemos más de una docena de jugadores, desde juniors hasta Gaby Sabatini. Tratamos de asesorar a los jugadores y aportarles nuestros contactos y agenda de toda la vida.
– ¿Piensa ir más allá del tenis? ¿Y con qué jugadores trabaja?
– Con el tiempo seguramente nos expandiremos, tenemos propuestas todo el tiempo. Del mundo del golf, fútbol, padel. Para eso se necesita más equipo y más inversión. Estamos ahora en esta etapa de seguir desarrollando bien lo que tenemos, aunque nos hemos asociado para hacer cosas en fútbol y estamos analizando el pádel. La empresa está basada en Estados Unidos, pero la mayor parte de los jugadores son de Sudamérica.  No trabajamos solo con profesionales o ex grandes tenistas, también tenemos a juveniles como el boliviano Juan Carlos Prado o Fernando Cavallo.
– Es interesante el concepto de «agencia boutique». Desde el tenista que fue, ¿cree que el jugador hoy necesita una atención mucho más personalizada que antes?
– Yo tuve la suerte de trabajar con grandes agencias de representación, que tienen muchos jugadores y son dueños de torneos y tienen compromisos con marcas. Por ahí el jugador queda un poco de lado en el día a día. Nosotros quisimos dar un servicio que es escaso en las grandes agencias, asesorar en el día a día y más allá de lo comercial y marketing, estar también en los entrenamientos, aportar consejos, experiencias vividas por nosotros. Eso hace que seamos boutique y no tengamos 200 jugadores. En el futuro nos gustaría desarrollar algún torneo, producir exhibiciones
– ¿Qué es lo que los jugadores necesitan hoy y ustedes no necesitaban antes?
– Cuidar la imagen del jugador, cuando nosotros jugábamos no estamos tan expuestos. El teléfono, las redes sociales…. Hoy hay muchas más cámaras y micrófonos en los partidos. Un mal día dentro de una cancha o una mala reacción en las redes sociales pueden generar la pérdida de un sponsor. La lectura de un comentario en una red social puede generar un daño psicológico… Hay muchas cosas, nosotros éramos más libres cuando jugábamos, no había tanta responsabilidad. Hoy el jugador es mucho más responsable de los actos fallidos que tiene. Nosotros tratamos de ayudarlo, de aislar un poco al jugador, de que no esté tan pendiente de lo que se diga en una red social, aunque los sponsors los necesitan con visibilidad en las redes. Pero tratamos de que no consuman ese mundo irreal, virtual, y de que vivan un poco más el día a día real, entrenarse y estar dentro de una cancha para competir.
– En una entrevista con CLAY, el peruano Juan Pablo Varillas habló de este tema, de cómo las nuevas generaciones están pendientes de sus teléfonos incluso mientras se entrenan. Dijo que le parece una falta de respeto.
– Claro, está ese choque generacional. Nosotros, con los juniors, tratamos de hablar mucho para entender cómo piensan, porque no van a pensar como pensábamos nosotros ni como piensan los actuales jugadores del ATP Tour. Quieras o no ellos nacieron con un teléfono en la mano y en las redes sociales. Es muy difícil hacerles entender que eso puede ser contraproducente para ellos a la hora de competir. Ya es muy difícil jugar al tenis, imaginate si a eso le sumás la presión de redes sociales, cosas que ves, de muchas cosas que no vienen al caso. No es simple, pero si nos van escuchando podemos ayudarlos a que se concentren en jugar al tenis, que es muy difícil.
– ¿Cree que algo así le pasó a Carlos Alcaraz ante Novak Djokovic en Roland Garros?
– Sin dudas. Él también tiene un equipo de trabajo muy bueno, que seguramente lo debe aislar de todo tipo de presiones. Para tener 20 años lo ves muy maduro, aunque él mismo reconoció que se pasó de presión. Él juega pensando que va a ganar todo el tiempo, pero se encontró con un gran campeón delante. Lo que le sucedió con Djokovic es muy normal, y es bueno que los demás vean que es normal. Si lo superará como si nada sería inhumano y le pondría demasiado alta la vara a los chicos de 16, 17 años que se comparan con Alcaraz.
– Roland Garros ofreció a los jugadores en 2022 una aplicación para blindarse de los «haters» en las redes sociales. ¿Qué le parece?
– Son herramientas muy válidas, porque si ves hacia atrás hubo muchos campeones con problemas en las redes sociales, por los haters, por el bullying. Naomi Osaka, por ejemplo. Genera un daño psicológico que resulta difícil de sobrellevar siendo tan joven. Nuestro consejo a nuestros jugadores jóvenes es que cuanto más lejos estén de las redes sociales, mejor. Cuanto más tiempo le dediques a la meditación, el entrenamiento, el estar con la familia y los amigos, al descanso, mejor vas a competir.
– Se lo vio en televisión también comentando partidos.
– Trabajé para Star Plus en varios torneos. Después de que me retiré del tenis estuve haciendo un año y medio de televisión, me siento cómodo, me gusta. Pero Summa Sports está creciendo mucho, ya no creo que podría dedicarle mucho tiempo a eso. Tenemos otra rama que es la parte de producción audiovisual, asociados con Bourke Films, de Rodolfo Lamboglia y Patricio Di Salvio, producimos series y documentales. Hicimos la serie de Guillermo Pérez Roldán, que fue un éxito, el documental de Juan Martín Del Potro, también con Manu Ginobili, que estamos produciendo su serie, al igual que Gustavo Kuerten y Adolfo Cambiaso.
. Da la impresión de que el vacío post tenis no le llegó nunca…
– No, la verdad que no. Tengo también emprendimientos en Argentina, un club de tenis en Tandil. Siempre me mantuve activo, me fui preparado en los últimos cinco años de mi carrera para lo que haría una vez que dejara el tenis. Fui desarrollando negocios en la última parte de mi carrera. En algunos soy inversionista, en algunos soy activo. Yo sé del vacío que te produce no tener más tenis, cuando fue toda tu vida. Levantarse post tenis sin tener tu agenda ocupada… Sé que mentalmente no iba a estar preparado, me fui preparando para llegar bien a los 40 años. Estoy más ocupado ahora que cuando jugaba al tenis.
– ¿Y su vida personal?
– Estoy casado y tengo un hijo de casi dos años, mi mujer es francesa, nos conocimos en Estados Unidos, decidimos que Miami era el punto de encuentro de nuestra relación. Ni yo tenía muchas ganas de volver a Argentina, ni ella a Francia. Hace casi cinco años que estamos instalados en Miami. Y estamos a mitad de camino de los dos países, es perfecto.
– En Miami tiene ahora un jugador para representar… Uno que juega bastante bien al fútbol.
– Je, sí. La verdad es que Miami se volvió una capital del mundo deportivo. Con la Fórmula 1 desde el año pasado, los equipos locales que son muy potentes, la NBA, fútbol, béisbol, el hockey sobre hielo. Lionel Mesi ahora en el Inter de Miami, la Copa América en 2024, el Mundial en 2026. Miami está geográficamente en el centro del mundo. Con un vuelo de diez horas llegás a cualquier parte del mundo. Es un lugar ideal para vivir y trabajar.

Si les ha gustado esta entrevista a Juan Mónaco, no se pierdan, en este link a nuestro sitio, muchas otras entrevistas a los grandes protagonistas del tenis.

+Clay  Viaje al mundo de Naomi Osaka a través de su biógrafo: "Ella amaba a Serena y le dolió ganarle"

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.