Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Nadal, Sabatini y cómo darse los gustos en vida

    Él empezó a dar que hablar en el tenis en 2003, cuando ella llevaba ya siete años retirada. Ella eligió ya cómo vivir esa vida nueva y diferente, que es la vida sin tenis, y esa vida se resumen en lagos suizos, ciclismo, café y viajes, muchos viajes. Él no deja el tenis, parece dispuesto a jugarlo hasta los 40, pero ya tiene una vida diferente, porque acaba de convertirse en padre.
    Ella es Gabriela Sabatini, y él es Rafael Nadal.
    Los gustos hay que dárselos en vida, se dice a sí misma la argentina desde hace mucho tiempo, y el miércoles 23 de noviembre de 2022 se dio uno muy importante: jugar en Buenos Aires un dobles mixto con él, un Sabatini-Nadal frente a Gisela Dulko y Casper Ruud.
    «Este partido me hace una gran ilusión, sé que Gaby es un gran icono en este país y en el mundo del deporte y especialmente del deporte latino. Compartir un partido con ella es una gran satisfacción, una gran ilusión, tanto para Casper como para mí va a ser un momento bonito», había dicho Nadal en la previa del partido.

    Sabatini y Nadal jugaron contra Dulko y Ruud en Buenos Aires // FÉNIX

    Y lo fue. Los argentinos, fanáticos de la raqueta desde que Guillermo Vilas les inoculó en los ’70 el virus del tenis, deliraron con la simple visión de Sabatini y Nadal del mismo lado de la red. Toda una rareza para el hombre récord del tenis masculino, que pocas veces ha jugado un dobles mixto, aunque fuera en exhibición.
    A sus 52 años, Sabatini se está reencontrando con el tenis. Disfrutó y se emocionó en junio de este año jugando el torneo de Las Leyendas en Roland Garros, disfrutó y se emocionó ante su gente en el colmado Parque Roca, el gigantesco estadio de tenis en el sur de Buenos Aires.
    «Hicimos lo que pudimos, algunas pelotas fueron un poco duras», dijo riendo antes de añadir, ya más en serio. «Fue un placer jugar con estos dos grandes, lo disfruté un montón, fue un día muy especial. Son momentos que quedan en el corazón y que no se olvidan más».
    Dulko, gran doblista en sus años en activo, estaba asombrada por eso que la primera vez que lo enfrentan asombra a todos: la pelota de Nadal.
    «No se puede explicar, la pelota de Rafa, más allá del peso y la velocidad, viene como que se mueve, es totalmente distinto…».
    El talento natural une a Sabatini y Nadal, aunque la argentina haya ganado un título de Grand Slam y el español lleve un récord de 22. Pero hay algo que claramente los separa: Sabatini se retiró a los 26 años, agotada del tenis y agobiada por la exposición pública. Nadal, a los 36, parece dispuesto a emular a Roger Federer y jugar hasta los 40.
    «Mi ilusión por seguir adelante está intacta», dijo el español cuando escuchó el cada vez más frecuente «¿hasta cuándo?».
    «Mi momento llegará cuando tenga que llegar», añadió, enigmático, antes de analizar las razones de la vigencia de Federer, Novak Djokovic y él mismo.
    «El tenis hoy en día se reduce muchas veces a tiros, el que está más acertado en tiros gana. Cuando yo llegué al circuito hace muchísimos años el tenis se jugaba de una manera muy distinta. Roger, Novak y yo hemos sabido adaptarnos y mejorar, pero cuando llegamos al circuito se preparaban los puntos, los segundos servicios se sacaban a 130 por hora, no todas las bolas se atacaban, uno esperaba la bola adecuada. Hoy no hay bolas de transición, no hay muchas bolas de preparación de puntos».
    La «capacidad de adaptación» a ese nuevo panorama es la clave de la vigencia de los tres, con Federer retirado recién a los 41 años.
    «Federer, después de unos años sin ganar, se decidió a cambiar su raqueta y estilo de juego, a jugar mucho más agresivo. Eso le dio más años de juego y le permitió sumar nuevos títulos. Aunque no nos vamos a engañar, hemos tenido un talento innato, sin eso no hubiera sido posible. Pero también hemos tenido humildad e ilusión por mejorar».

    Rafael Nadal durante el partido de exhibición frente a Casper Ruud en Buenos Aires // FÉNIX

    Otra vez: ¿hasta cuándo?
    «Voy a trabajar de la manera que sea conveniente, con confianza e ilusión para seguir adelante y luchar por las cosas que me ilusionan».
    «Ilusión» es una palabra clave, está claro. ¿Ilusiona sumar más títulos grandes?
    «A estas alturas de mi carrera para lo que me sirve es para añadir algo a mi historia».
    A estas alturas de su carrera, ganar es lo único que vale: «Lo que queda es el título. El tenis es un deporte de victorias, la gente se acordará de cuantos Grand Slam he ganado, no de cuantos he perdido, esa es la realidad».
    Los gustos hay que dárselos en vida, sí. En el caso de Nadal, su mayor gusto es seguir coleccionando títulos. Y hasta que la raqueta no lo abandone, él no la piensa abandonar.
    Si estás leyendo esto es porque te gusta el tenis y disfrutas con el periodismo que hacemos. Si puedes y quieres colaborar, invítanos un KOFI para que podamos seguir contando las mejores #HistoriasDeTenis por el mundo.
    Invitame un café en cafecito.app

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.

    Deja un comentario