Suscríbete
Suscríbete

Al rescate de la Copa Davis: «Se perdió un poco la esencia, hay que recuperarla», dice Tennium

Kristoff Puelinckx
Kristoff Puelinckx, at the Buenos Aires Lawn Tennis Club / SEBASTIÁN FEST
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
BUENOS AIRES – Shakira, Bizarrap, la Copa Davis. No es poco lo que le salió mal a Gerard Piqué en estos últimos meses, aunque tampoco hay razones para alarmarse por el futuro del ex jugador del Barcelona: tiene emprendimientos, dinero para 70 generaciones de Piqués y una nueva novia que lo quiere. ¿Y la Copa Davis? Más allá de las demandas judiciales, ya no es su problema, es el problema de Tennium, un nuevo jugador de creciente presencia en el tenis que llega al rescate de un torneo maltratado en los últimos años.
«Se perdió un poco la esencia de la Copa Davis, que era una competición de países con mucho involucramiento del tenis de base. Eso se ha perdido y hay que recuperarlo», cree Kristoff Puelinckx, el belga que es CEO de Tennium, durante una entrevista con CLAY.
Por décadas, el mundo del tenis se acostumbró a escuchar los nombres de IMG y Octagon cuando se trataba de grandes agencias de marketing deportivo dedicadas a mover el negocio del tenis. Pero, desde hace un tiempo, también suena Tennium, que se autodefine como «agencia boutique» y se enorgullece de algo que los demás no tienen: lo único que le importa y a lo que dedica el cien por ciento de sus esfuerzos es el tenis. El vocablo «diversificación» no forma parte de su diccionario de negocios.
Dueña de los torneos de Buenos Aires y Amberes, Tennium gestiona Barcelona y Hamburgo, relanzará este mes de julio en Niza la Hopman Cup y está desarrollando, en un acuerdo con la WTA, un circuito de torneos femeninos en Sudamérica, España y Andorra.
Cuando en enero Dave Haggerty, presidente de la Federación Internacional de Tenis (ITF), terminó anticipadamente su acuerdo por 25 años con Kosmos, la agencia de negocios deportivos de Gerard Piqué, se necesitaba que alguien saliera al rescate. Y ahí estaba Tennium, que tiene el mérito de desarrollar negocios simultáneos con la ITF, la ATP y la WTA, tres organizaciones que sólo muy excepcionalmente logran trabajar juntas.
No es sencillo el desafío de Tennium, que recibe un torneo que fue maltratado por la propia ITF. La Davis, un certamen que se remonta al año 1900, tenía ciertas características que la hacían única. Mucho de eso se perdió durante los últimos años. ¿Puede Tennium recuperar algo de la Davis previa a Piqué? Kristoff Puelinckx opta por ser prudente.

Entrevista a Kristoff Puelinckx

– Dado el poco tiempo de que se dispone, ¿será una Copa Davis sin grandes cambios o planean cambios profundos?
– A nivel del formato, el formato está definido por la ITF, no por nosotros. A nivel de organización del torneo prevemos evolucionar el torneo incluyendo más involucración de las federaciones participantes, más integración con las ciudades de Valencia y Málaga, una mejor integración de la comunidad de fans de tenis localmente e internacionalmente y evolucionar la experiencia del fan y del cliente corporativo durante el torneo tal como hacemos en todos nuestros eventos. Sin duda seguirá siendo una fiesta del tenis con algunas novedades e innovaciones, comparado con versiones anteriores.
– ¿Por cuánto tiempo gestionarán la Davis y cuales son las metas con esa competición?
– Por el momento la colaboración es para un año, porque el formato del 2024 todavía no está definido, así que no se sabe tampoco qué rol podremos tener en el futuro, pero confiamos en hacer un buen trabajo y extender este acuerdo con la ITF en el tiempo.
– ¿Hay posibilidades de que regrese el formato antiguo? Hay muchas críticas acerca de cierta pérdida del espíritu de la Davis, que viajaba por todo el mundo e inspiraba a jóvenes futuros tenistas.
– Como ya comenté, nosotros no definimos el formato. Eso depende de la ITF y del Comité de Copa Davis. El tema del formato no es nunca fácil. Lo que está claro, y como comentaron muchos jugadores, es que el formato antiguo ya no funcionaba más, porque los jugadores top no participaban. Estamos viendo una mejor participación de jugadores en el nuevo formato y un incremento del interés de los fans. Pensamos que este nuevo formato se está consolidando y que a la gente le está gustando. Pero, de nuevo: no es nuestra decisión.
– ¿Pero le gusta el nuevo formato de la Davis?
– Creo que tiene cosas buenas y cosas un poco más difíciles. Pero había que hacer algo, porque, insisto, los jugadores top no estaban jugando. A mí me hace falta un poco más de involucración de las federaciones en las primeras rondas, volver al home and away en esas rondas. La final no está mal, pero hay que pensarlo un poco, quizás hacerlo cada dos años, quizás en formato reducido. Yo creo que fue un buen paso, pero se dieron demasiados pasos, se perdió un poco la esencia de la Davis Cup, que era una competición de países con mucha involucración del tenis de base. Eso se ha perdido y hay que recuperarlo.
– Además de la Davis, Tennium gestionará este año la Hopman Cup, que regresa tras años de ausencia. ¿Por qué se celebrará en Niza?
– Miramos varias opciones, pensamos en hacerlo en césped en Inglaterra, hablamos con la federación británica (LTA), pero no salió por varias razones. Y el sur de Francia en verano es increíble. En Francia se sabe mucho de tenis, es un sitio único, y la ciudad nos apoyó mucho, eso es importante.
– La Hopman Cup regresa en el año en que nació la United Cup, organizada por la ATP y la WTA. ¿Tiene sentido que haya dos torneos mixtos?
– La Hopman Cup va a ser un torneo más boutique, más pequeño que la United Cup, que es muy grande y con niveles dispares de jugadores. Yo creo que el nuestro tendrá un nivel más alto, será un torneo más exclusivo y con una proyección global, se va a transmitir a más de cien países. Más allá de eso, tenemos muy buena relación con la ITF, la ATP y la WTA. Nos hemos ganado el respeto del mundo del tenis. Eso hay que sostenerlo.
– ¿Hay un plan de Tennium para potenciar el tenis femenino?
– Sí.Tenemos ahora seis torneos de chicas. Buenos Aires, Uruguay, un buen socio en Chile, en San Sebastián, Valencia, Andorra. Tenemos una asociación estratégica con WTA para seguir desarrollando el tenis en Sudamérica y en el sur de Europa. Estamos marcando una diferencia y apuntamos a crear un tour en Sudamérica. En hombres hemos avanzado mucho en el torneo de Barcelona, que gestionamos desde hace tres años. Hemos mejorado mucho la experiencia corporativa y la del fan.
– ¿Qué los diferencia de IMG y de Octagon, dos agencias de larga historia en el tenis?
– Al final, IMG y Octagón son muy diferentes. Octagon no gestiona torneos: aunque sea propietario, los alquila. IMG se centra en los torneos muy grandes. Nosotros solo hacemos tenis, somos especialistas en esto, nos diferencia. Somos mucho más expertos siendo especialistas. Eso nos permite marcar diferencia y tener gente con mucho más conocimiento, porque solo hacemos tenis todo el año. Nos interesa apoyar los ‘grassroots’, venimos de ahí, queremos apoyar el tenis. Podemos decir que somos una agencia boutique, muy especializada. No hacemos fútbol, no hacemos otras cosas. Tenemos ex jugadores como Martín Jaite o Sebastián Grosjean y gente de negocios, como yo, o Martin Hughes, que viene del gran consumo. Enric Molina se incorporó hace cuatro o cinco años, adquirimos el negocio de jugadores de Lagardere hace tres años. Tenemos a Feliciano López y a Richard Gasquet, que están en el final de sus carreras, pero también a Holger Rune, que es increíble lo que ha hecho en los últimos 18 meses. Tenemos muchos talentos.
– El torneo de Buenos Aires es un fenómeno de popularidad. Ustedes le han pedido a la ATP que pase a ser de categoría 500. ¿Es posible eso en el corto plazo?
– No es ningún secreto que queremos un 500 en Buenos Aires, el mercado está para eso, es un país histórico del tenis, con mucha afición. Es un proceso muy lento, la ATP ha anunciado que puede haber hasta tres upgrades en el mundo, pero hay mucha competencia. Lo cierto es que el público en Argentina es diferente a cualquier país, es un público mucho más emocional, sobre todo cuando juegan argentinos o con un top como Carlos Alcaraz. El público se vuelve loco. En otros países es más tranquilo, racional, templado. Lo de llegar a ser un 500 llevará tiempo, no es para 2024.

Si les ha gustado esta entrevista con Kristoff Puelinckx, no se pierdan, en este link a nuestro sitio, muchas otras entrevistas a los grandes protagonistas del tenis.
+Clay  Nadal sorprende con su análisis de la ambición de Djokovic y lo que sus íntimos ya sabían: quiere volver y jugar más allá de 2024

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.