Buscar
Suscríbete
Suscríbete

“Me muestro tal y cual soy” – entrevista con Camila Osorio, una mujer que es lo que quiere ser

Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

MELBOURNE – La sacan de la cancha y Camila Osorio se desvía por un montón de actividades que le interesan. No acaba de hablar de un tema que le gusta y ya menciona otro. El golf, la gastronomía, los museos, los animales. La fotografía también. Disfruta tanto detrás de una cámara, como delante de ella.

“¡Estoy tan feliz! Y yo creo que la gente lo nota. He hecho cosas que no hacía. Sólo tenemos una vida, ¿no? Hay que vivirla al máximo, disfrutarla y divertirse”, dijo durante la entrevista con Camila Osorio en CLAY en Australia. Allí, en el primer Grand Slam de la temporada, perdió en segunda ronda contra la número uno del mundo, Iga Swiatek.

En los últimos meses, la colombiana de 21 años fue al primer concierto de su vida (“¡Fue lo más increíble del mundo!”), se volvió adicta a los fairways y al green (“No podía parar de jugar al golf”), aprendió a manejar (“Me da miedo, pero con mi BMW me siento segura”) y descubrió museos (“¡Quiero volver al Louvre!)”.

La segunda mejor latinoamericana del ránking WTA (sólo la supera Beatriz Haddad-Maia) se muestra tal cuál es en esta entrevista. Ella es auténtica, risueña y sincera. Y con la filosofía de la muñeca más famosa del mundo: “¿Has visto a Barbie? Barbie dice ‘tú puedes ser lo que quieras’ Yo soy en mi vida así, porque me gusta algo y quiero hacerlo, y me meto y después como no tengo casi nada de tiempo entonces lo dejo así, y después vuelvo”.

Entrevista con Camila Osorio

– ¿Cómo vivió el partido con Iga Swiatek en la Rod Laver Arena?

– Fue un partido duro. Me gustó mucho vivir la experiencia porque yo quería medirme. Ver qué tengo que corregir. Ella tiene mucho trabajo encima y es la número uno por demasiado. Yo la pasé muy bien en la cancha, competí, hice buenos puntos y logré disfrutar mucho de Melbourne.

¿Cómo sintió la mano de Swiatek?

– Juega muy rápido, pero lo que más me impresiona es que es muy ordenada y que está muy bien físicamente. Tú sientes que te puede jugar así de ordenada por diez horas.

– ¿No le da la sensación de que es imbatible?

– Yo no lo siento así. Hay que ver cómo lo hicieron las que le ganaron. (Jessica) Pegula en Sydney jugó un tenis excelente. Hay que buscarles las debilidades, darle lo que a ella le incomoda. Como a cualquier jugadora. Creo que a Iga le molesta que le jueguen rápido, yo trabajo un poco más los puntos, me cuesta hacer ese tipo de juego. Ya llegará alguien que le agarre la horma como digo yo, alguien que domine su tenis.

– El año pasado le tocó con Naomi Osaka en la misma pista. ¿Fue diferente esta vez jugar en un escenario tan importante?

– Cuando entré me acuerdo que era super diferente la sensación. El año pasado estaba súper intimidada con el estadio, con el público, con todo. Cuando terminaba un punto quería ver la repetición arriba en la pantalla, todo lo que era una experiencia nueva. Esta vez, no. Era muy bonito, pero no sentí esos nervios por estar ahí. Era donde quería estar. Competir normal, no pasa nada. ¡Y ya no miraba la repetición de los puntos!

Osorio y Swiatek en el Abierto de Australia 2023 // AP

– ¿Cómo se vive dentro del vestuario de la WTA? ¿Son amigas, o cada una vive en su individualidad?

– Creo que hay de todo. Hay jugadoras que tienen muchas amigas, otras que prefieren estar concentradas en su tema, en su tenis. Yo trato de llevarme bien con todas, entonces para mí el ambiente es muy bueno en el locker, trato de saludar a todas, molestarlas, estar tranquila con todas. Por ahí hay otras niñas que de pronto no lo sienten así.

+Clay  ¿Qué estabas haciendo a los 19 años? - Carta desde Nueva York #14

– ¿Qué se siente ser parte de un grupo generacional exitoso de nombres como Emma Raducanu, Leylah Fernández, la misma Swiatek?

– A todas las conozco desde juniors, con Emma no, pero crecí jugando con Leylah, con Iga, con Clara Burel. Es muy bonito e increíble vernos a todas acá después de haber hecho el proceso desde chicas hasta ahora, que ya somos parte. Es impresionante.

– ¿Qué pensaba cuando veía por TV a Fernández y Raducanu en la final del US Open 2021?

– Disfruté mucho ese partido. Era muy bonito verlas ahí, jugando un tenis increíble. A mí me ayudó a creer: si ellas están ahí, yo también puedo estar ahí. Hay que confiar en el trabajo, que todo es posible.

– Pasearse por su cuenta de Instagram es un viaje fuera de la cancha. Comparte mucho sobre su vida más allá del tenis.

– (risas) ¡Trato de ser orgánica! Las redes muestran lo que uno quiere mostrar y yo me muestro tal y cual soy, con algo de tenis y algo de mi vida para compartir con la gente.

– Le llega un BMW para navidad. ¿Así no se volvió fanática de los autos?

– (risas). Me gustan los autos, sí obviamente. Pero no soy muy conocedora, pues. Yo no te puedo hablar de caballos de no se qué de cosa, no tengo ni idea. Aprendí hace muy poco a manejar, así que me da miedo, pero en la X1 me siento segura. Se siente muy cómodo.

Osorio BMW
Camila Osorio en una de las fotos de su cuenta de Instagram, en la sesión de fotos de la marca de autos que la auspicia // BMW COLOMBIA

– Aparte de una cancha de tenis, ¿en dónde más Camila Osorio es feliz?

– Me gusta salir a pasear, a conocer, leer, me gusta escuchar música. ¡El año pasado fui por primera vez a un concierto en mi vida! Fui a ver a Alicia Keys, ¡fue como la cosa más increíble del mundo! Después la semana siguiente, antes del US Open en Nueva York se presentaba Camilo, el colombiano, y yo como que “¡quiero ir!” Conseguimos entradas, fuimos a verlo y fue increíble. Ver a Shakira sería increíble. Entonces, al parecer también me gustan los conciertos.

– No me creo que tardó más de 20 años en ir a un recital. ¿Cómo así? Con todo lo que viaja, además. ¿No le llamaba la atención? ¿No se había dado la oportunidad?

– Es que yo pensé que no me gustaba la música en vivo, en realidad. Me acuerdo que…voy a contar esto, a ver. Yo para mis 18 años quería salir a una discoteca por primera vez en mi vida. Le pedí permiso mis papás. “Bueno, hasta las 12”, me dijeron, y yo negocié que fuera hasta la 1.30. Entonces fui con mis amigos. Era medianoche y apareció una banda para tocar música en vivo. ¡A mí no me gustó todo ese ruido! Y yo no tomo alcohol ni nada de eso. La cosa es que me aburrió. Me regresé y a las 12.30 estaba en mi casa. Pedí permiso hasta la 1.30 para celebrar mis 18 y me regresé antes. Ahora son cosas que digo ‘por qué no hice antes’, ¿sabes?

Lo bueno es que tiene por delante todo sus veinte para recuperar ese tiempo perdido. Y también explorar más su lado nocturno…si el tenis lo permite.

– El tenis es intenso, pero de vez en cuánto se hace algo. Si me vuelvo a topar con conciertos, será chévere. ¡Hasta el año pasado que empecé a hacer muchas cosas nuevas! Quise conocer nuevos museos. El Louvre me encantó. Quiero volver porque no lo alcancé a recorrer entero. Voy conociendo el mundo y se van ampliando mis intereses. Hay muchas cosas para hacer.

– Melbourne también tiene muy buenos museos muy cerca de donde se juega al tenis.

– ¡De pronto voy mañana que es mi día libre! Y también muero de ganas de ver a los animales australianos. A los koalas, a los canguros. Hoy los trajeron de una a tres para que los viéramos los jugadores. Hasta puse alarma. Perdón, yo voy hablando cualquier cosa.

+Clay  Los sueños, las redes y el dobles mixto: Badosa y Tsitsipas, el nuevo equipo del tenis

– Es precisamente cómo nos gusta en CLAY que se lleven las conversaciones. Hay que salirse del tenis de vez en cuando…

-(Risas) ¡Vale! Entonces me habían dicho antes del partido de dobles que traerían a los animales en la tarde, hasta las 3. El partido empezaba 12.30, ¿Cuánto iba a durar? Unas dos horas, así que iba a alcanzar. Puse una alarma 2.50 para que no se me fuera a olvidar. Y el partido se alargó y sonó la alarma en pleno tercer set. Yo ahí en la cancha lamentándome que no iba a poder ver a los animales, ¡qué hago! Quizás tenga otra oportunidad de ir a verlos.

– ¿Qué está leyendo?

– La Ilíada de Homero. Es un poco confusa. Tengo que terminarlo para poder comentarlo bien.

– Literatura, entretenimiento, arte. Está descubriendo muchísimos gustos.

– ¡Estoy tan feliz! Y yo creo que la gente lo nota. He estado muy tranquila y contenta, haciendo cosas que antes no hacía. Eso me gusta mucho. Pues, sólo tenemos una vida, ¿no? Hay que vivirla al máximo, disfrutarla y divertirse. Aparte.. ¡Juego al tenis! Después de Dios y mi familia es lo que más amo en el mundo. Entro a una cancha y soy feliz, es una bendición jugar estos torneos, compartir con personas increíbles, lugares, personas, culturas.

camila osorio
Camila Osorio en su faceta de modelo // @crimsoncrazed

– Volviendo a cosas que me cuentan sus redes sociales

– (risas) ¡Instagram lo cuenta todo!

– Es muy exitosa en temas de marketing y publicidad. Hay muchas marcas que se interesan por usted.

– Pues no sé, pero si se ve así, está muy bien. Las marcas y empresas que me apoyan no me presionan con nada y todo se da natural. Entonces me siento muy cómoda y tranquila, lo que ayuda. Son como una familia, y yo creería que los estoy representando bien.

– El modelaje también se ve que le sienta muy bien.

– (carcajada que mezcla gracia y pudor) ¡Por momentos! De pronto más adelante, voy a modelar más. Sí que he hecho photoshoots muy chéveres. Aunque ahí los fotógrafos han hecho magia. Y cuando yo soy la que está detrás de una cámara me siento muy bien. Soy regulín (de un nivel medio), pero la fotografía me parece increíble, me encanta, le tomo una foto a todo. Desde los paisajes, a cualquier flor.

– Entonces puede abrir una cuenta de Instagram con su fotografía como hace Stefanos Tsitsipas.

– De hecho, intenté abrir uno mostrando todo lo que me gusta comer. ¿Has visto a Barbie? ¿Que dice Barbie que ‘tú puedes ser lo que quieras’? Yo soy en mi vida así, porque me gusta algo y quiero hacerlo, y me meto y después como no tengo casi nada de tiempo entonces ya lo dejo así, y después vuelvo. ¡Ay! El golf. Empecé a jugar golf. Me encanta, puedo quedarme horas y horas en la cancha. En mis vacaciones estuve todos los días, mañana y tarde con entrenador yendo a golf. ¡Cada día durante mis dos semanas libres! No podía para de jugar.

– ¿La veremos compitiendo como golfista?

No. Jaja. No. Entreno y súper bien. La técnica, el swing con el profe súper bien, pero salgo a campo y no. No me motivo aún a salir a competir. Por ahí más adelante, en unos diez años. Necesito mucha preparación.

-¿Cuál será su próximo viaje sin raqueta?

-Quería ir por Colombia. He visitado varias ciudades, pero conozco más que nada los clubes y las canchas. Así que pienso que, con lo bonito que es, quisiera pasear por ahí.

– ¿Es fan del café?

– ¡No tanto!.. (risas) Bueno, mejor “sí, sí, me encanta”.


Si les ha gustado esta entrevista con Camila Osorio, no se pierdan, en este link a nuestro sitio, muchas otras entrevistas a los grandes protagonistas del tenis.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.