Suscríbete
Suscríbete

La poca bencina en el tanque de Schwartzman: «Me costará imaginar el futuro si no aparecen resultados»

Diego Schwartzman
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

BUENOS AIRES – A Diego Schwartzman le queda muy poca gasolina en el tanque. Así mismo lo reconoció el ex 8 del mundo luego perder en primera ronda del Argentina Open. Jugar en su casa, en su superficie más cómoda y frente a su gente es su combinación favorita. Por lo mismo, caer en el debut en Buenos Aires (6-2, 1-6 y 4-6 frente a a Daniel Galán) una semana después de haberlo hecho en Córdoba significa para él un golpe demasiado duro.

«Te juro que no sé por qué pasa», dijo Schwartzman frente a los medios, muy triste y masticando su realidad. La pregunta buscaba encontrar respuestas ante su acentuado mal momento. La época en la que fue top ten, jugó el torneo de Maestros y unas cuantas semis y finales contra Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer hoy es sólo un buen recuerdo. Ya no le restan energías.

«Es una combinación de todo. Hay momentos en los que hay que traer una pelota más y el físico no acompaña: hay veces que tengo que jugar con más potencia para poner incómodo al rival, no me está saliendo, es como que en los momentos del partido aparecen distintas cuestiones que me hacen hacerlo mal», analizó luego el argentino.

Su desazón cuando caminaba hacia la salida de la Cancha Central Guillermo Vilas y luego frente a los micrófonos, fue evidente. Estaba ilusionado por arrancar bien en 2024 debido a los correctos resultados a fines de la temporada pasada (venció a Taylor Fritz, Jiri Lehecka, Francisco Cerúndolo, entre otros), pero las caídas en Argentina, sumadas al golpe que significó perder en la qualy del Abierto de Australia y así cortar una racha de nueve años jugando todos los Grand Slams: «Está costando, está a la vista. Veremos si en los próximos meses puedo encontrar solución, y si no… veremos».

+Clay  Alcaraz está de regreso y las señales son claras: Djokovic y Nadal pueden estar muy preocupados

Schwartzman viajará a Los Cabos, donde recibió una invitación. En el cemento mexicano fue campeón en 2019. «Es difícil despertarse mañana con ganas de entrenar, cambiar de superficie, viajar de nuevo…si algunas victorias no aparecen por lo menos para disfrutar un poco más dentro de la cancha, no sé hasta cuando más la podré estirar. Me cuesta mucho cuando en la competencia salen las cosas mal».

«Sostenerme mentalmente con estos resultados como los que vengo teniendo, es complicado. No me puedo imaginar el lunes jugando en México. Obviamente que iré y cuando entrás a la cancha como que se te olvida un poco todo e intentás volver a hacerlo, pero las cosas no están saliendo», reflexionó el actual 116° del mundo.

«El año para los argentinos arranca prácticamente en la gira cerca de casa. Hacerlo mal por segundo año consecutivo, volver a perder en primera ronda con rivales muy buenos, pero a los que yo en un buen nivel tenía chances de ganarles, es muy duro», dijo.

Y remató la conferencia de prensa lleno de desesperanza: «Imaginarme los próximos meses de esta manera si no aparecen resultados… me va a costar».

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.