Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    ¿RETIRO DEL TENIS? TODO ESTÁ EN LA CABEZA DE NADAL, PERO EL PLAN ES PARAR, VOLVER Y SEGUIR GANANDO

    PARÍS – La foto aterrizó en las pantallas de los teléfonos móviles de algunos jugadores y ex jugadores cercanos a él y que están en estos días en París. La reacción, en general, fue de incredulidad lindante con el espanto. ¿Cómo puede Rafael Nadal jugar (¡y ganar!) en esas condiciones?
    Es una foto del pie izquierdo de Nadal, de ese pie afectado por el síndrome de Müller-Weiss, que lleva a que el hueso vaya perdiendo vida. Es una necrosis del hueso, el hueso muere. A los que vieron la foto les asusta el estado del empeine.
    Lo llamativo es que el hueso lleva muriendo desde octubre de 2005, lo llamativo es que Nadal se convirtió en el jugador más exitoso de la historia del tenis jugando en esas condiciones: con un pie en mal estado y dolores que, con frecuencia, lo obligaban a interrumpir sus entrenamientos.
    Ese dolor molesta menos en París, porque Nadal decidió anestesiar el pie, algo de lo que se ocupa Ángel Ruiz Cotorro, histórico médico de los tenistas españoles. Pero eso no significa que el pie esté bien.
    En 2021 perdió en el torneo de Washington DC con un dolor insoportable. Le inyectaron plasma enriquecido en el hueso y poco después volvió a los entrenamientos. Sin embargo, Carlos Moyá comenzó a notar que el ex número uno estaba entrenando sin dar todo lo que podía dar, frenado inconscientemente por ese pie que le martillea la mente.
    Nadal decidió subir la intensidad, y funcionó. Pudo entrenar cada vez mejor. Así llegó al torneo de exhibición de Abu Dhabi a finales de 2021 que terminó con… su positivo de covid. CNN había pactado una entrevista con él, que debió suspenderse. Pero el negativo llegó más velozmente de lo esperado, jugó el ATP 250 de Melbourne, lo ganó, y luego llegó la apoteosis del Abierto de Australia con la conquista de su vigésimo primer Grand Slam.
    La racha siguió con el título de Acapulco y la final de Indian Wells para sellar el mejor inicio de temporada de su vida. Hasta que la fisura en las costillas, que se produjo en la semifinal de Indian Wells con Carlos Alcaraz, lo frenó.

    Rafael Nadal celebra en Roland Garros 2022

    Es decir, el pie y sus dolores están ahí desde hace 17 años. 
    «Toda la vida, toda la vida. No es una novedad», dijo Toni Nadal, tío y ex entrenador de Rafael, durante una entrevista con CLAY en Roland Garros.
    Pero en este mayo/junio de 2022 el asunto dio un salto cualitativo. Nadal tiene en vilo al mundo del tenis, con mensajes crípticos que asustan a sus fans y enloquecen a los periodistas, ambos unidos en una pregunta: ¿es el final?
    La respuesta está en la cabeza el español, que este viernes, en el día de su cumpleaños número 36, intentará acceder a la final de Roland Garros para buscar el domingo su decimocuarto título en el torneo.
    Ese solo dato habla de lo que es Nadal y de lo que Roland Garros significa para él. Ganar ese título 14 en París, al igual que su Real Madrid hizo la semana pasada, y sumar el Grand Slam número 22 podría ser razón más que suficiente para decir basta.
    Así, Nadal evitaría el «error» de Pete Sampras tras ganar hace 20 años en el US Open su Grand Slam número 14, precisamente el 14: el estadounidense derrotó a su compatriota Andre Agassi en una final notable y nunca más volvió a jugar, pero anunció su retiro recién un año después. Podría haber sido el clímax y fue un anticlímax.
    Nadal podría hacerlo diferente y, si supera al alemán Alexander Zverev y el domingo gana la final, convertir al estadio Philippe Chatrier en el escenario del hecho deportivo del año, con permiso del Mundial de fútbol de Qatar 2022, porque un «c’est fini» en París tendría repercusiones sísmicas.
    Y hay varios datos que apuntan en esa dirección:
    – en las últimas semanas fue muy insistente con que cada partido podría ser el último
    – el martes, tras su gran victoria sobre Novak Djokovic, dejó una frase muy significativa a los periodistas que le preguntaban por su futuro: «Hablaremos después del torneo y entenderéis un poco todo. Aquí vamos a dejarlo todo, no sé lo que va a pasar después de aquí. Veremos cómo queda esto de aquí abajo». Se refería al pie.
    – antes de llegar a la sala de prensa se emocionó como pocas veces se lo vio en los minutos posteriores al triunfo sobre el serbio. Miró a las tribunas, de las que recibió un apoyo constante, y se le escaparon lágrimas: «No voy a estar mucho tiempo más por acá, la sensación de tener el apoyo de toda la grada es algo muy difícil de describir», dijo en el estadio entrevistado por la ex jugadora francesa Marion Bartoli, que le pedía que no se retire nunca
    – y en la misma conferencia de prensa dejó una especie de testamento deportivo, su análisis de quién es él y qué representa el trío que integra con Roger Federer y Djokovic: «No importa quien gane más Grand Slams, el nivel de nosotros tres es muy similar y hemos hecho historia como ningún otro»

    El court central de Roland Garros en la noche de la victoria de Nadal sobre Djokovic / SEBASTIÁN FEST

    Pero hay otros datos que apuntan a que seguirá jugando, a que 2022 no es el final de la carrera de Nadal:
    – Este martes habló con Rosana Romero, de Televisión Española (TVE): «En ningún momento tengo la intención de que parezca una despedida. Lo que pasa es que hay una realidad que a día de hoy pues es lo que es, y lo que puede pasar… Vamos a disfrutar del momento y después de aquí seguiremos pensando en las cosas que hay que mejorar. Y la ilusión es seguir»
    – Moyá lo graficó con humor negro: «No está amputado del pie»
    – Y Toni Nadal, en un artículo en «El País», pidió que «no maten ya a Rafael»
    ¿Qué sucederá entonces?
    El plan es ganar Roland Garros y luego parar. No habrá Wimbledon, seguramente tampoco US Open. Lujos que se puede dar un hombre que habría ganado los dos Grand Slam disputados en lo que va de 2022. Nadal quiere utilizar el tiempo en encontrar una solución duradera para el pie. Y luego volver.
    Pensar en que pueda retirarse, no entender que se siente capaz de seguir sumando títulos de Roland Garros y de ganar Wimbledon por tercera vez, es no conocer a Nadal, explicó a CLAY gente que conoce bien, muy bien, al español.
    No, no se va a retirar, dicen. Solo se detiene para regresar mejor.
    Tratándose de Nadal, todo es posible.
    + posts

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.

    Deja un comentario