Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Los 35 de Novak Djokovic, la eterna lucha por hacer historia en el tenis y el dilema de sus patrocinadores

    PARÍS – Novak Djokovic tiene desde este domingo 35 años. ¿Mucho, poco? Mucho si se lo ve jugar, porque mantiene la elasticidad, la velocidad y la intensidad de un veinteañero. Y poco si se piensa en todo lo que hizo, porque suma títulos que podrían repartirse entre varios de sus colegas.
     
    Con un festejo medido, ya que este lunes debuta en Roland Garros, el serbio se debe haber entretenido bastante con todo lo que se dijo de él en las redes sociales, en especial en twitter, escenario de feroces batallas entre los pro y los anti Nole.
     
    En uno de esos posteos, de @NBASerbians, se juega con una de las teorías conspirativas más habituales: los poderes del tenis quieren frenar al serbio.
     
    Cómo frenar a Djokovic de ser el número uno:
    1. Congelar los puntos (no funcionó)
    2. Congelar los rankings 
    3. Impedirle jugar el Grand Slam en el que es más exitoso y quitarle 2.000 puntos (funcionó por tres semanas)
    4. Quitarle 2.000 puntos incluso si juega (va a funcionar)
     
    La ironía apunta a la decisión de la ATP y la WTA de no repartir puntos durante el torneo de Wimbledon, que Djokovic ganó un año atrás. Hay tiempo aún para que esta lucha de poderes encuentre un cauce que evite lo insólito -Wimbledon convertido en un torneo de exhibición-, pero el asunto tiene implicaciones muy fuertes para alguien que, como el serbio, compite por la historia.
     
    Un Wimbledon sin puntos… ¿puede ser considerado un torneo oficial? Es decir, quién conquiste en 2022 ese trofeo, ¿puede decir que ganó un torneo de Grand Slam?
     
    Djokovic prefiere no hablar del asunto: «Ya hablé del tema en Madrid y Roma, no tengo nada que agregar». Es una respuesta con trampa, porque cuando habló aún no se conocía la decisión de quitarle a Wimbledon los puntos para el ranking.
     
    Mientras el tema se resuelve -o no-, sus fans recuerdan que es el hombre que más tiempo ostentó el número uno desde que el tenis es profesional. Y él, en conversación con la prensa serbia, pone algo de luz sobre las consecuencias de haber ido hasta el final en enero de este año durante todo el extraño proceso que desembocó en su expulsión del Abierto de Australia.
     
    Desde entonces, el serbio perdió dos patrocinadores. Sí, el número uno indiscutido del tenis, el mejor de todos vio como dos empresas preferían evitar que sus imágenes y productos se asociaran a la suya. El increíble enero vivido en Australia le sigue pasando factura al número uno del mundo.
     
    En marzo se terminó la relación con Peugeot, una empresa con fuerte presencia en el tenis. Y en mayo, una firma estadounidense de tecnología que lo patrocinaba, Ultimate Kronos Group (UKG), decidió no renovar el contrato tras tres años trabajando juntos. Según Yahoo Australia, UKG aportaba diez millones de dólares por año a las arcas de Djokovic.
     
    «Hay cosas de las que no puedo hablar antes de que haya comunicados oficiales», explicó Djokovic a un grupo de periodistas serbios en París. «Mis principales patrocinadores siguen conmigo, y estoy agradecido por ello, pero hay algunos que ya no están conmigo. Eso es todo lo que puedo decir, no me corresponde decir si alguien debió permanecer conmigo o no».
     
    Una semana atrás, en la celebración del título en el Abierto de Italia, el cocodrilo de la firma Lacoste era bien visible en la vestimenta de Djokovic, aunque no le fuera permanecer allí. Los cocodrilos también sufren presiones.
     
    «Hablé personalmente con el presidente de Lacoste, ellos entendieron toda la situación, todo lo que estaba pasando», aseguró Djokovic. Pero el serbio también tuvo que entender lo que le está sucediendo a uno de sus principales patrocinadores a partir de su decisión de no vacunarse contra el coronavirus.
     
    «Soy importante para ellos en mi condición de embajador global, pero la posición de ellos no era fácil. Nos dijeron que han estado bajo una presión muy fuerte de los medios y de algunos clientes que no estaban felices con que yo siguiera siendo parte de la compañía».
    + posts

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.