Suscríbete
Suscríbete

El tenis tiene que ser «más rápido y emocionante», dice Robin Haase – entrevista en profundidad

Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tras casi dos décadas de carrera tenística, Robin Haase está seguro de una cosa: «Las reglas tienen que cambiar».

El holandés de 35 años, ex miembro del Consejo de Jugadores, reflexiona en esta entrevista con CLAY que el tenis necesita darle más emoción a sus aficionados.

¿Cómo? No permitiendo que los fans esperen a los cambios de lado para poder entrar a mirar los partidos: «Si yo comprara una entrada y tuviera que esperar 10 minutos en la fila, diría ‘¿qué es esto?’. Los espectadores tienen que esperar mucho, lo cual no tiene ningún sentido. Entra en el estadio y siéntate, vete cuando quieras».

¿Más divertido? Cambiar el marcador y jugar al mejor de cinco con sets que se ganan con cuatro juegos. Como en las finales de la Next Gen. «Ganas un set 6-4, y en el siguiente set, el primer juego, el segundo, el tercero son muy aburridos. La gente se va a tomar algo. Pero ahora, ganas 4-1 y en el siguiente set si ya ganas tu saque y luego quiebras, estás muy cerca de hacer otro set. Mucho más emocionante para los aficionados, pero también más duro para los jugadores».

– ¿En qué se diferencia la generación joven que entra en el circuito, de la suya?

– En el tenis, mi generación e incluso la anterior aprendió a meter la pelota dentro y más tarde empezó a golpear cada vez más fuerte. Hoy en día lo que se ve es que los jugadores crecen golpeando la pelota tan fuerte como pueden. Van con todo, y luego empiezan a aprender a no cometer muchos errores. Es otra forma de ver el tenis, no se contienen. Y también lo que se ve es que las superficies han cambiado en los últimos 20 años. Ahora tampoco importa si es pista dura, tierra batida o hierba, porque la forma de moverse es un poco diferente, pero los botes son similares. Eso significa que no hay muchos especialistas. No hay muchos jugadores de saque y volea, ni atacantes de verdad, ni jugadores de arcilla. Porque en cualquier pista se juega más o menos igual. Solía haber más variedad, pero se puede ver que los jugadores más jóvenes están añadiendo cosas a su juego. Son más peligrosos y su juego está evolucionando.

Toni Nadal dice que el tenis está en peor nivel que hace algunos años. ¿Está de acuerdo? En su opinión, ¿cómo está ahora en comparación con su mejor época?

– Depende de cómo se mire. Hace diez años tenías un top 20 o top 15 realmente increíble. Cuando se avanzaba en los Grand Slams, sólo había unas pocas sorpresas en octavos de final. Ahora diría que el top no es tan fuerte como antes. Tenías a Roddick, Hewitt, Wawrinka, Davydenko, Nishikori. Si lo comparas con ahora, es un poco diferente. Toni tiene razón, es un poco más débil. Pero el top 1 a 100, o 250; quizá incluso el top 400 es mucho más fuerte. El nivel general del tenis es mucho mejor que antes. Ahora los chicos que juegan Challengers pueden hacerlo bien en el nivel ATP. Hace 10-15 años era mucho más fácil ganar un Challenger. Ahora es bastante difícil.

– Increíble, sólo dos Grand Slams han sido ganados por jugadores que hoy son veinteañeros. ¿Es esa generación lo suficientemente fuerte mentalmente?

– Si llegas al top 100 del mundo, eres mentalmente muy fuerte. Cuando la gente dice que un número 10 del mundo no es fuerte mentalmente, no tiene ni idea de lo que está hablando. Si no fueras fuerte mentalmente, no estarías ahí. Ganar un título de Slam, es algo diferente, es cierto, siempre es más presión. Pero Medvedev ha ganado uno, Thiem ha ganado uno. Está cambiando. Sí, Djokovic y Nadal han estado demostrando que siguen compitiendo por estos eventos, que siguen siendo mejores que el resto, a pesar de no ser tan dominantes como solían ser, pero también es normal por la edad.

– ¿Seguirá siendo jugador de singles esta temporada?

– Mi ranking ha bajado mucho. Seguiré jugando todo lo que pueda en individuales, y luego tengo que ver si quiero jugar sólo dobles. He tenido una larga carrera, 18 años, viajar es duro. El tenis me ha dado mucho, pero también me he perdido de bastante.

– ¿Se siente cansado?

– En cierto modo, porque hay tantas cosas fuera del tenis en la vida que me interesan. Siempre he estado metido en el tenis, pero ahora mismo no sé si quiero seguir. Quizás una temporada más en dobles, pero no me veo muchos años más en el circuito. También depende, si tienes un compañero y puedes estar en un ranking muy alto, digamos top 20 del mundo y tienes que jugar sólo 18 torneos, entonces, ok. ¿Por qué no? Pero tienes que encontrar una pareja de dobles que esté de acuerdo con esa forma de pensar.

+Clay  Después de la tormenta, Srdjan Djokovic verá a su hijo Novak por la TV

– ¿Qué intereses tiene fuera de la pista?

– Durante la pandemia creé tres empresas. Una era de arte, pero más como un hobbie. Arte pop, arte callejero. Queríamos poner más esculturas en las galerías. El tenis y el arte chocando. También tengo una empresa de realidad virtual. No soy muy aficionado a los videojuegos, ni siquiera juego mucho PlayStation, pero creo que el mundo, el futuro de los videojuegos está en la realidad virtual, así que invertí en ella. Y luego el otro negocio que tengo, es en licores limitados y raros. Whisky y Ron.

 

Robin Haase
Robin Haase y uno de sus hobbies: como empresario del mundo del arte // SEBASTIAN VARELA

– ¿Cómo se quedaría en el tenis? ¿Haciendo negocios? ¿Entrenando a algún jugador?

– Hice un curso de entrenador, así que tengo mi certificado. No quiero volver a viajar 30 semanas. Si pudiera encontrar una forma a tiempo parcial, como convertirme en capitán de Copa Davis, donde puedes viajar 10-12 semanas, algunas de ellas en Holanda, sería genial. También me gustaría ayudar a jugadores jóvenes de vez en cuando. Entrenar no es fácil si tienes a alguien a diario. Oigo mucho: «Eres tan buen entrenador». Yo digo, bueno, es fácil, porque la gente me conoce, así que cualquier cosa que diga ya está bien, la gente está contenta de que les diga algo. Les doy algo en lo que pueden trabajar. Pero, ¿y el segundo día? ¿el tercero? ¿el día 245? ¿Qué vas a decir? Esa parte del entrenamiento es subestimada por los tenistas. No es tan fácil. Mi punto fuerte debería ser ayudar un poco a todo el mundo, en lugar de centrarme en un solo jugador, ya que eso interferiría en mis intereses en la vida.

– ¿Qué aprendió en el curso de entrenador?

– La calidad es más importante que la cantidad. El curso me refrescó muchas cosas que me parecieron muy interesantes e importantes. Una de las cosas que muchos entrenadores hacen mal, es cuando te lanzan pelotas y quieres concentrarte en algo, los entrenadores te dan 20 pelotas seguidas. Ese es otro sistema de energía que te produce fatiga. Y es aburrido. Es mejor hacerlo 4-5 veces y luego relajarse. Vuelve a hacerlo con 4-5 más.

– Usted es ese tipo de tenista que no sólo pasa el tiempo en hoteles, clubes de tenis y aeropuertos.

– Sí. La generación más joven pasa más tiempo en sus teléfonos, llevan PlayStations, comen más en el hotel. A mí me gusta comer fuera todos los días para ver cosas de la ciudad. Voy a museos, a espectáculos de Broadway. Para mí es más importante aprender de las culturas, y también desconectar un poco del tenis. En Nueva York visité Williamsburg, cogí el metro, es bonito.

– ¿Organiza su calendario en función de los lugares que quiere ver?

– No, eso va un poco demasiado lejos. Me encantaría, pero entonces empiezas a tomar decisiones que no se basan en tu tenis y al final el tenis va primero. Cuando voy a un restaurante, tengo en mente que tengo un partido al día siguiente, así que elegir la comida adecuada es importante. Otros restaurantes pueden esperar a que termine el torneo. Pero me encanta ver el ambiente. Me encantaría jugar más la gira sudamericana, pero coincide con el ATP de Rotterdam.

– Usted jugó allí un año.

– Por desgracia no son los mejores recuerdos. Empecé en Buenos Aires, llovió durante tres días. Gané a Carlos Berlocq y luego me lesioné. Tuve que saltarme Río y finalmente me sentí mejor para Sao Paulo, pero perdí en primera ronda contra el brasileño Souza y me fui a casa, así que fue el peor viaje.

– ¿Le gusta el sistema electrónico que canta las pelotas o echa de menos el factor humano?

– El sistema de ojo de halcón era muy entretenido. Los jugadores podían tener los desafíos y a la gente le encantaba. Ahora no hay interacción para el público. La técnica va demasiado deprisa. Así que sí, es el futuro, pero el sistema de desafíos podría haber durado más. Si nos fijamos en el tenis, el deporte es el único entretenimiento. No hay mucho más después de eso. No hay música, no hay más para las multitudes. Los espectadores tienen que esperar mucho, lo que no tiene sentido. Basta con entrar en el estadio y sentarse. Se podrían hacer excepciones, quizá las primeras filas tengan que esperar, ¿pero el resto? Que simplemente entren y salgan cuando quieran. Muévete libremente. Si yo comprara una entrada y esperara 10 minutos en la cola, dirá «¿qué es esto?». Así que creo que debemos evolucionar. Las reglas tienen que cambiar.

+Clay  "Vi a Guillermo Vilas ganar Roland Garros en 1977 y me dolió un poco" - Entrevista con Bjorn Borg

– ¿Qué otras reglas?

– No tiene ningún sentido jugar un let en el saque. El único argumento que puedes dar es la tradición. Todos los argumentos para no tenerlo son mucho mejores. Como en el vóleibol. Si hago un buen saque que apenas toca la red pero es un ace, tengo que jugar un let. ¿Por qué? Es un gran saque. Si toco la red y se va muy arriba y el que devuelve tiene un tiro fácil, la gente dice: «Sí, debería ser un let«. No, ¿por qué? Es un mal saque. Tres: la máquina cuesta mucho dinero. Cuatro: la máquina no funciona bien. A veces suena cuando no toca, a veces no suena cuando toca. ¡Cuántos argumentos! Y el más grande: la gente no lo entiende. En los Grand Slams, cuando viene la mayoría de la gente, no tienen ni idea de lo que está pasando. No hay let en el rally cuando toca la red y pasa, así que ¿por qué es en el primer saque? ¡Sólo hay que jugar!

– ¿Cree que el tenis es aburrido?

– Aburrido no, pero tiene que ser un poco más rápido y emocionante. ¿Qué es más divertido de ver? ¿Al mejor de tres sets con seis juegos cada uno, o al mejor de cinco con sets de cuatro games? No es más corto. Una de las reglas que se han probado en las finales de la Next Gen. ¿Por qué creo que deberíamos jugar hasta cuatro? Ganas un set 6-4. En el siguiente set, el primer juego, el segundo, el tercero son muy aburridos. La gente sale y bebe algo. Pero ahora, ganas 4-1 y el siguiente set ganas tu saque y rompes, estás muy cerca de hacer otro set. Mucho más emocionante para los aficionados, pero también más duro para los jugadores. Porque ahora a los jugadores a veces no les importan mucho los primeros juegos del set. Imagínate que ganas el primer set, entonces estás uno a uno. El otro saca 40-15. A veces dicen «ese punto no importa». Pero cuando sabes que el set va a cuatro, que no tienes muchas oportunidades de romper, más te vale jugar ese golpe y ganar ese juego. No digo que haya que cambiarlo ahora, pero podemos experimentar más.

– ¿Cambiaría los Grand Slams?

– No. Al mejor de cinco, a la gente le encanta. ¿Los Masters 1000? Muchos espectadores compran entradas porque vienen todos los jugadores, no tienen problemas. ¿Pero los 250? Tienen problemas, son los que más dinero pagan pero no tienen tantos ingresos. Que tengan algo diferente. Que se juegue al mejor de cinco a los cuatro y que la gente tenga más emoción.

– ¿Desde cuándo tiene estas ideas?

– Desde hace 15 años. Tengo un mapa en casa con todas estas sugerencias, del tiempo que estuve en el Consejo. En Challengers, los jugadores utilizan cuatro bolas en lugar de seis. ¿Por qué? No es demasiado caro tener seis como en la ATP. La pelota no cuesta mucho más. Si juegas con cuatro, se gastan más rápido. Eso significa que cuando cambias a pelotas nuevas, es aún más difícil controlarlas. Pero además, Challengers forma parte del ATP Tour, así que cómo no se va a dar la misma situación…

– ¿En su opinión, cómo ha cambiado la relación entre los medios de comunicación y los jugadores a lo largo de los años?

– En el tenis hay más dinero en juego, más presión. Los managers, los entrenadores, quieren proteger a los jugadores. Incluso los managers ya no los protegen, sino que los mantienen alejados para poder controlar ciertas situaciones. Por lo tanto, los jugadores no siempre saben lo que está pasando. Creo que en Holanda los periodistas tienen más responsabilidades. Hace 15 años, alguien cubría sólo el tenis. Ahora, el mismo periodista tiene que cubrir también el fútbol y el vóleibol. Así que ya no viaja, ya no muestra el mismo interés porque tiene que hacer muchas otras cosas. Eso significa que sólo nos vemos una vez al año, nos hacen las mismas preguntas. Hay una desconexión. Un problema de ambas partes. También ha cambiado mucho con las redes sociales, donde los jugadores pueden comunicarse con sus fans.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.