Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Djokovic decide tirar a la basura el US Open: ni vacuna, ni pedido de exención

    LONDRES – La temporada 2022 de Novak Djokovic sigue arrojando sorpresas. En la antesala de Wimbledon, descartó la opción de jugar el US Open, muy conforme a sus principios.

    Todavía está a tiempo de vacunarse, pero respondió con un “sí” categórico, cuando fue consultado si acaso había descartado completamente esa vía, y así olvidarse de restricciones para cualquier torneo.

    Sin la vacuna ni la nacionalidad estadounidense, cualquier persona está imposibilitada de entrar a Estados Unidos.

    Entonces, ¿Aplicar a una exención?

    Tampoco. Aunque no lo dijo textual, lo deja claro con su respuesta ante la pregunta de si no le pediría a la USTA que mueva sus hilos: “Tendré que esperar. Me encantaría ir a Estados Unidos, pero hasta hoy no es posible. No es mucho lo que yo puedo hacer”.

    ¿Entonces? Le queda sólo eso. Esperar. Cruzar los dedos para que el gobierno estadounidense cambie sus políticas antes de que agosto entre en su última semana.

    De esta forma, Wimbledon supone para Djokovic su último Grand Slam del año, y la última chance de ganar un grande en 2022: “Es una motivación extra para competir acá”.

    El seis veces campeón en Church Road, incluyendo las últimas tres ediciones, perderá los 2000 puntos que consiguió en 2021 debido a la respuesta de la ATP de no entregar puntos para el ránking considerando el veto del All England Club a los tenistas rusos y bielorrusos.

    Las matemáticas simples dicen que el serbio será el más perjudicado, pero a Djokovic no le importa y da su argumento del por qué: “No persigo mucho el ránking desde que rompí el récord de semanas en el número uno. Después de aquel logro, el ránking dejó de ser una prioridad”.

    Así, ignorando la clasificación, tras haber ya contado 373 semanas como líder, Djokovic va por Pete Sampras, el jugador que vio por primera vez por la televisión, en una cancha de tenis, cuando el norteamericano ganó por primera vez el título en 1993: “Es el torneo que siempre quise ganar cuando era niño y con el que tengo una conexión especial. Pete lo ganó siete veces y espero que este año pueda igualarlo”.

    La palabra del “niño de guerra”

    A diferencia de Serena Williams, quien dijo explícitamente que sobre temas que involucraran política no iba a hablar, Djokovic calificó como “injusto” la prohibición a los rusos y bielorrusos de disputar Wimbledon.

    Como el “niño de guerra” que fue en la Serbia de los 90, con propiedad dice que entiende la frustración de Sergyi Stakhovsky. El tenista ucraniano pidió que se vete de manera total a los rusos del tenis, sin embargo, Djokovic cree todo lo contrario: “Ellos merecen ganar, merecen competir. Ninguno ha apoyado la guerra o algo por el estilo. Es realmente difícil decir qué está bien y qué está mal. De cualquier forma te van a juzgar. Pero en mi corazón de atleta, poniéndome en la posición de que me prohíban jugar por circunstancias así que yo no he contribuido en lo absoluto, no lo creo justo. En los noventa, muchos atletas serbios fueron privados de competir en el terreno internacional, lo que afectó mucho en sus carreras y en sus vidas”.

     

     

    Crédito foto: Florian Eisele

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario