Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Carta de CLAY (4): Sí pero no, no pero sí: el enigma Nadal en su apogeo

    Cuando se trata de Rafael Nadal, no es recomendable sacar conclusiones escritas en piedra. Ya lo sabemos: puede parecer acabado y te gana una final imposible del Abierto de Australia o un decimocuarto título en Roland Garros.
    Y es importante aclarar algo: puede parecer acabado… porque él da a entender que está en serios problemas.
    Lo dice y lo sufre, y por eso se escribe y se especula sobre su futuro.
    Y después te gana un Grand Slam.
    Lo mismo sucede a partir de la breve conferencia de prensa que dio este viernes en Mallorca, que llevó a muchos a titular con «Nadal jugará Wimbledon».
    No, para eso falta. Es probable que lo juegue, pero es posible que no.
    «Mi intención es intentar jugar Wimbledon, esta semana que he entrenado aquí me dice que puede haber posibilidades. Viajo a Londres este lunes, si viajo a Londres es porque tengo intención de jugar (…). Si después pasando los días las cosas no van como me gustaría que fueran veremos qué sucede».
    Vale la pena diseccionar las frases nadalianas que se escucharon en el Mallorca Country Club.
    «Mi intención».
    «Intentar».
    «Puede haber posibilidades».
    «Si viajo es porque tengo intención».
    «Si después…».
    «Veremos qué sucede».
    Un Nadal químicamente puro. Sí, pero no. No, pero sí.
    Mientras los días que pasará en Londres definirán si juega o no Wimbledon -«es una superficie en la que ocurren las cosas más inesperadas»-, una pregunta está en el aire: si el mejor deportista español de todos los tiempos sufre la lesión que sufre desde hace 18 años, ¿cómo es que dos sesiones en los últimos días le permiten abrir un nuevo camino?
    Background: Nadal explicó este viernes, con escasos detalles, que en los últimos días se sometió a dos sesiones del nuevo tratamiento con el que le están intentando aliviar la osteocondritis en su pie izquierdo.
    «No es una cosa inmediata, pero se notan cambios. Sensaciones un poquito extrañas, si soy honesto. Me ha bajado el dolor articular que no me dejaba apoyar. Con el tratamiento en el nervio a veces se me duerme una parte y otra veces otras, tengo a veces rampas (calambres). Pasadas unas semanas el nervio se reorganiza y vuelve a enviar las sensaciones adecuadas».
    «Estoy contento, llevo una semana sin ir cojo, que para mí es importante (…). He sufrido dolores, pero diferentes a los que tenía, que ya es un avance».
    ¿Es correcto decir que el tratamiento que Nadal probó tras ganar su Roland Garros número 14 es algo completamente nuevo, algo que no había hecho en los más de 18 años que lleva lesionado (la lesión se produjo en Estoril 2004, tenía aún 17 años)?
    «Sí», responde a CLAY una de las personas que mejor conoce al ex número uno del mundo.
    ¿Por qué no lo hizo antes? ¿O se descubrió recientemente este tratamiento?
    «Es un tratamiento que no es normal y que tampoco se sabe si da resultados».
    Como se ve, la incógnita seguirá siendo compañera fiel de Nadal.
    Un Nadal que esta semana recibió el quizás mayor elogio que pueda recibir como tenista: es superior a Roger Federer y Novak Djokovic, ninguno de los dos puede competir con él.
    La afirmación es del rumano Ion Tiriac, ex jugador, ex entrenador, ex manager, dueño de torneos, empresario y quizás el hombre más rico de Rumania. Lo que sabe de tenis no tiene nombre, y su disposición a hablar sin pelos en la lengua, tampoco.
    ¿Nadal? «El mejor de todos».
    ¿Djokovic? «Cometió un error fatal».
    ¿Federer? «Podría hacer el ridículo».
    ¿La ATP? «Gaudenzi está loco».
    Ion Tiriac policía

    Ion Tiriac, disfrazado de policía / WHATSAPP

    Y esto es solo una mínima parte de lo que dice el ex dueño del Masters 1000 de Madrid en la entrevista que publicamos esta semana en CLAY, tanto en español como en inglés. Vale la pena leerla.
    Wimbledon, cada vez más cerca, tendrá a Serena Williams, toda una noticia cuando comenzaba a pensarse que su relación con el tenis era pasado. CLAY estuvo esta semana en Halle y habló con hombres clave del circuito para saber su opinión.
    Nos vemos este lunes.
    + posts

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.

    Deja un comentario