Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Casper, pégale tan fuerte como Fernando González

    NUEVA YORK – El noruego Casper Ruud está hoy en una posición inimaginable a principio de este año. Ni siquiera las apuestas le daban crédito a inicios del torneo, cuando llegó a Nueva York como el 7 del mundo, para volar de vuelta a casa como el número uno planetario.
    Todavía le falta el paso más grande. Carlos Alcaraz brindó nuevamente una sesión nocturna de altísima clase, con una presentación artística frente a Frances Tiafoe. Ambos se miden el domingo por el premio doble: trofeo del Abierto de Estados Unidos y ser dueño de la cima del ránking ATP.
    Mientras el estadounidense y el español disputaban el primer set, Ruud entregaba sus conceptos frente a los reporteros, y fue honesto al decir que prefería jugar contra el joven de 19 años: «Lo más justo es que los dos lleguemos a la final y quienquiera que gane el partido, también llegue a ser uno. Esa es la situación ideal. Aunque si me voy a acostar como número uno, dormiría bastante bien».
    También luego de su victoria en semifinales ante el ruso Karen Kachanov por 7-6 (7-5), 6-2, 5-7 y 6-2, el escandinavo reveló una de sus fuentes de inspiración en los entrenamientos cuando era pequeño: la derecha del chileno Fernando González.
    Fue en el espacio «El Set» de ESPN, cuando sentado al lado de Feliciano López, Mariano Zabaleta y Juan Mónaco, comenzó a comparar su drive con el de Juan Martín Del Potro, quien está de visita en el torneo que ganó en 2009 cumpliendo con compromisos comerciales. «Son derechas similares, pero yo tengo más topspin que Juan Martín», dijo Ruud.
    Claro, la derecha del argentino era plana. Un golpe seco. Le daba como con un martillo.  Aunque mejor es cambiar el tiempo verbal para referirse a la carrera de Del Potro: en Flushing Meadows confesó que todavía se siente jugador y dejó abierta la puerta a volver a competir.
    Luego Ruud prosiguió hablando de su drive: «Mi padre siempre me decía cuando era chico, que tenía que mirar a otro sudamericano, no de Argentina. Fernando González, una de las mejores derechas de la historia. Cuando le pegaba de derecha mi papá me decía: ‘Vamos, González junior’.

    Fernando González y derecha que miraba Casper Ruud cuando era pequeño // AFP

    El único tenista además de Rafael Nadal en dos finales de Grand Slam este año (la academia del mallorquín saca pecho con esta estadística), podría convertirse en el jugador que registre el salto más grande en la historia al número uno desde que se creó el ránking profesional.
    «Si quiero ganarle a Carlos, tendré que jugar muy preciso con todos mis tiros, especialmente tratar de tenerlo atrás de la cancha, jugar con profundidad. Si se mete en la pista, ahí puede hacer lo que quiera con la bola. Puede mandar tiros ganadores, tiene un gran dominio del drop shot. Tiene sin dudas el mejor drop del circuito y te puede pillar desprevenido», analizó el finalista de Roland Garros.
    La batalla también por el número uno le da el condimento especial: «Claro que habrán nervios y los dos los vamos a sentir. Ya me ha ganado un par de veces, así que buscaré mi revancha».
    El domingo, en la tarde neoyorquina, Ruud y Alcaraz por el premio doble.
    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario