Suscríbete
Suscríbete

Alcaraz está de regreso y las señales son claras: Djokovic y Nadal pueden estar muy preocupados

Alcaraz
Carlos Alcaraz is back after three and a half months out / ARGENTINA OPEN
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
BUENOS AIRES – «·¡Sí, sí!» Carlos Alcaraz apretaba los puños mientras su camiseta rosada lucía empapada. Feliz, confirmaba algo: habrán pasado tres meses y medio entre el 31 de octubre de 2022 en París y el 15 de febrero de 2023 en Buenos Aires, pero él sigue siendo el mismo gran líder del circuito. Novak Djokovic y Rafael Nadal tienen serias razones para preocuparse.
«Ha sido bastante tiempo para mí, no estoy acostumbrado a estar tanto tiempo sin competir», dijo el español, número dos del mundo, tras el 6-4, 4-6 y 6-2 sobre el serbio Laslo Djere en una calurosísima noche en Buenos Aires, sede del Argentina Open.
El partido en el rectángulo naranja del Buenos Aires Lawn Tennis Club (BALTC) implicó el tardío comienzo de la temporada 2023 para el mejor jugador del 2022 según el ranking de la ATP. Lesionado en el final de esa temporada que lo vio ganar el US Open, su primer título de Grand Slam, Alcaraz se perdió la gira australiana, en la que tenía puestas altas expectativas.
Pero el mal de uno es el bien de otro: Buenos Aires, un ATP 250 que no esperaba contar con una estrella de ese calibre este año, se benefició de la necesidad de competir de Alcaraz, que esta semana está en Argentina y la próxima jugará el Río Open en Rio de Janeiro, un ATP 500. El español necesita rodaje, juego, tenis, antes de la exigencia en el cemento de Indian Wells y Miami en marzo y la llegada de la temporada europea sobre arcilla.
Argentina, un país profundamente enamorado del tenis desde que Guillermo Vilas lo popularizara en los años ’70, sabe recibir a las grandes figuras: lo hizo en 2001 con Gustavo Kuerten, que había cerrado el año previo como número uno del mundo, y en 2005, 2015 y 2016 con Rafael Nadal.
El court central del BALTC se llenó, en una veraniega noche de casi 30 grados que trajo algún recuerdo de los primeros pasos de Nadal en Buenos Aires, una derrota de 0-6, 6-0 y 6-1 en cuartos de final de 2005 ante Gastón Gaudio, la última antes de iniciar una serie notable que lo llevó a ganar Roland Garros cuatro meses más tarde y a repetir ese éxito 13 veces más.
«Ha sido increíble tener mi primer partido de la temporada aquí en Buenos Aires, el cariño que he recibido ha sido super especial», dijo Carlos Alcaraz, que la semana pasada probó unos pasos de tango ante el Obelisco, el principal monumento de Buenos Aires, y este miércoles mostró una conexión especial con el público.
Cameron Norrie, Diego Schwartzman, Carlos Alcaraz, Dominic Thiem, y Lorenzo Musetti ante el Obelisco, en pleno centro de Buenos Aires / SERGIO LLAMERA – ARGENTINA OPEN
«Me lo paso muy bien dentro de pista y me conecto muy bien con el público. Intento dar espectáculo aparte de mi juego. Y lo consigo, o al menos eso es lo que veo», aseguró sonriente.
Djere, un jugador talentoso y valiente, complicó seriamente a un Alcaraz al que se le notó la falta de juego, pero que en momentos clave mostró su enorme categoría. Un par de partidos más y debería estar en el nivel que impresionó en 2022.
«La vuelta a la competición nunca es fácil, tengo muchísimo que mejorar, me falta competición. Ha sido un buen partido en el que saco cosas positivas y algunas negativas para mejorar», admitió el español de 19 años, que tuvo en su banco técnico al veterano Antonio Martínez Cascales, entrenador de su hoy entrenador, Juan Carlos Ferrero.
Nadal dijo más de una vez que le gustaría vivir la sensación de ser argentino. Se refería al aliento y el apoyo de un público muy pasional, que vive el deporte en general, y los partidos de tenis en particular, como si fuera una cuestión de la máxima importancia, además de entender el deporte de la raqueta. En los días previos al debut, cientos de personas se treparon a paredes o acostaron boca abajo en el piso para intentar ver, por el más mínimo resquicio que hubiera, alguno de los entrenamientos del español.
Alcaraz, que este viernes se medirá a Dusan Lajovic, volvió a traer el recuerdo de Nadal: él también quería probar algo de «argentinidad».
«El asado, la carne es espectacular. Pero en serio, la gente tiene un trato especial, tenía ganas de venir aquí, ver lo que se sentía de estar aquí en Argentina. Han sido días espectaculares».
+Clay  Nadal no es Federer: "Espero que no piensen que ha acabado mi carrera"

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.