Suscríbete
Suscríbete

Luz roja en el semáforo de Nadal

Nadal
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Es el final? Rafael Nadal dice que no, que intenta «mirar hacia el futuro manteniendo la ilusión», pero las contradicciones en su mensaje público son hoy ya innegables. Tanto es así, que lo que muestra a esta altura el semáforo nadaliano ya no es una luz amarilla, sino una potente luz roja.

«Mi cuerpo no me deja», afirma Nadal cuando explica por qué no jugará la semana próxima en Montecarlo, un torneo que ganó en once ocasiones y que era uno de sus momentos de gran alegría en el año, dentro de esas semanas que casi siempre culminaban alzando el trofeo en Roland Garros.

Si su cuerpo no le permite competir por su décimo segundo trofeo en el Monte Carlo Country Club, lo lógico es pensar que el español tiene un problema físico. La sorpresa llega cuando CLAY habla con el entorno cercano a Nadal y la respuesta es que esa interpretación no es necesariamente correcta.

La paradoja es que Nadal le dio forma a una carrera única subido a una mentalidad, un juego y un físico superior, pese a la sucesión de lesiones, pero no encuentra cómo cerrar esa carrera de la manera que merece, porque es precisamente el cuerpo el que lo traiciona.

«Simplemente mi cuerpo no me deja. Y aunque siga esforzándome al máximo cada día con la ilusión de poder competir en torneos que han sido muy importantes para mí, la realidad es que a día de hoy no puedo», dice Nadal en un tramo de su mensaje en redes sociales.

Ese mensaje va acompañado de un video en el que se lo ve golpear su derecha y su revés con potencia y fluidez. ¿Cuál es el (¿nuevo?) problema entonces?

+Clay  "¡Serbia!" El grito final de Djokovic en su hora más gloriosa

Lo cierto es que el «a día de hoy» dura ya meses y lleva a dudas muy razonables acerca de que el ex número uno del mundo pueda volver a competir. Dudas basadas en los hechos -jugó apenas un torneo en 15 meses- y en el tono de este último mensaje.

«No me queda más que aceptar la situación e intentar mirar hacia el futuro inmediato manteniendo la ilusión y las ganas para darme una oportunidad de que las cosas mejoren».

Una oportunidad: es lo único que Nadal pide cuando le faltan solo dos meses para cumplir 38 años. Y, por ahora, ni siquiera eso tiene.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.