Suscríbete
Suscríbete

Judy Murray celebra que Wimbledon reconozca la menstruación y pide más seguridad para las tenistas – entrevista en profundidad

Judy Murray Doha
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

DOHA – La menstruación llegó a Wimbledon, y Judy Murray cree que es toda una razón para celebrar.

Que el torneo más tradicional del tenis flexibilice sus estrictas reglas en beneficio de las mujeres es para un ícono del poder femenino, como lo es la madre de Andy, un triunfo y una buena señal de que el All England Tennis Club avanza con los tiempos.

«Pasaron muchos años en los que quizás, Wimbledon no entendía el trauma que supone para las jugadoras jugar durante el periodo, temiendo lo que pueda pasar si llevas ropa blanca. Menos mal ha cambiado», dijo Judy Murray durante una entrevista con CLAY en Doha.

Wimbledon permitirá a las tenistas mujeres competir con shorts oscuros si quieren, decisión que llega tras una presión creciente para que se redujera la preocupación por la visibilidad de la sangre en la ropa blanca de las jugadoras que están menstruando.

Como se sabe, el blanco es sagrado en Wimbledon, toda una marca distintiva del más tradicional de los torneos. Pero la tradición tiene sus costados complejos, en este caso para las mujeres obligadas a seguirla a rajatabla.

Judy vive los partidos de su hijo con la misma pasión de siempre. Hasta parece una fanática más. Cuando el ex número uno del mundo lanza las pelotas al público después de una de sus victorias en Qatar, ella le grita: “¡Sí Andy, lanza la pelota para acá para ganar el iPhone!”. Una de esas bolas amarillas se canjeaba por un teléfono nuevo en el patio de los sponsors del torneo qatarí.

– ¿Qué etapa de la carrera de su hijo recuerda con más cariño?

-Demasiados buenos recuerdos, la verdad. Desde que empezó en el circuito en 2005, que fue el año en que alcanzó la tercera ronda en Wimbledon, con sólo 18 años. Un gran verano ganando muchos Challengers. Se clasificó para el US Open. Llegó a su primera final del circuito en Bangkok, donde perdió contra Federer. Ese año fue toda una sorpresa, después de ganar de repente el US Open junior, y con un comienzo difícil en el circuito. Tener que aprender el nivel en los futuros masculinos, no conocer a nadie en el circuito…tuvo un inicio de temporada sin muchas victorias. Recuerdo que su entrenador, Pato Álvarez, le dijo: «Tienes que aprender el nivel. Lo aprenderás muy rápido», y de repente lo hizo. De repente, un año después de ganar el título junior en Nueva York, era el 64 del mundo.

– Usted ha presenciado en primera fila una carrera larga, con altibajos.

– Cuando se lesionó la cadera, era el número uno del mundo. Estaba jugando el mejor tenis de su vida. Muy mala suerte. Fue en el Abierto de Francia 2017 en la semifinal contra Wawrinka. Aquello acabó con varias operaciones. Probablemente eso le costó la mayor parte de los tres años siguientes antes del verdadero regreso. Nunca dejó de creer que podía hacerlo. Se sometió a cirugías, rehabilitación y recuperación para volver a jugar en el circuito al nivel que quería. Su resistencia es insuperable. Cuando lo veo esta semana en Doha, moviéndose muy bien, jugando de forma espectacular, pienso en lo que hay detrás de las cámaras. Todo por lo que pasa a diario para darse la oportunidad, a sus casi 36 años, de volver. No ha perdido el amor por el juego, la pasión por la lucha. Siempre dice: «Hay que aprender a amar el dolor de la lucha, de la batalla». Ahora tiene cuatro hijos. Es admirable lo que sigue consiguiendo. Es un ejemplo para los jugadores más jóvenes. Un modelo a seguir.

– Lo ha ganado casi todo en el tenis y sigue luchando.

– Obviamente, le encanta el tenis, pero lo que más le gusta es jugar. Le encantan los retos, es competitivo en todo lo que hace. Cuanto mayor es el reto, más disfruta con él. Para mí es estupendo poder ver cómo vuelve a sacar tanto de sí mismo después de todo el esfuerzo que ha hecho.

+Clay  La moscovita Elena Rybakina gana el Wimbledon de la prohibición rusa

– En sus momentos más bajos, ¿imaginaba que iba a ver a su hijo volver con este nivel?

– Creo que era imposible saberlo. Necesitaba mucho para intentar recuperarse. Tuvo que dejar que su cuerpo se acostumbrara a tener metal en la cadera. Tuvo que aprender a cuidar su cuerpo para que fuera lo suficientemente fuerte como para poder hacer lo que quería: correr por una pista de tenis y competir. Si nos fijamos en los partidos que jugó en el Abierto de Australia, dos partidos de cinco horas en tres días, lo consiguió. Creo que lo que ha sido capaz de conseguir será un gran ejemplo para otros jugadores que se lesionan, en cuanto a creer que si haces todo lo posible para darte la oportunidad de volver, todo es posible.

– ¿Todavía le da algunos consejos de mamá?

– Sólo si me lo pide. Ahora tiene 35 años, obviamente tiene un equipo a su alrededor, pero siempre se necesita apoyo emocional. Creo que es bonito cuando la familia puede salir y apoyarlo, porque lo amamos, no porque nos contrata para estar ahí. Y siempre ha sido así. Cuanto más grande es el evento, más estresante es la ocasión en la que necesitas a amigos y familiares allí. En los Grand Slams, todos los mejores jugadores van acompañados de su familia, porque dos semanas es un tramo muy largo, y necesitas tiempo para desconectar. Es estupendo verlo de nuevo jugando a este nivel.

– Como alguien que conoce muy bien a sus rivales. ¿Diría que Rafael Nadal volverá con fuerza, o lo ve cerca del final?

– Conozco a Rafa desde que tenía 11 años. Lo vi por primera vez en un torneo sub-12 en Francia cuando jugó contra Jamie, mi hijo mayor. Lo he conocido todo ese tiempo y lo he visto como un competidor increíble, un luchador impresionante. Le encanta el juego. Es muy parecido a Andy, muy centrado en lo que quiere. Sigue teniendo ese deseo de salir ahí fuera y competir, pero al final del día dependes de tu cuerpo para poder rendir. No conozco su cuerpo. Estoy seguro de que el deseo estará ahí y si él quiere hacerlo, estoy seguro de que seguirá rindiendo a un alto nivel. Pero a medida que te haces mayor, si tu cuerpo no funciona, tú no funcionas.

– ¿En qué áreas del tenis hacen falta más mujeres?

– Llevo muchos, muchos años diciéndolo. Necesitamos más mujeres en el tenis en todos los niveles. En el circuito femenino hay muy pocas entrenadoras. No sólo eso, creo que necesitamos más directoras de torneos, fisioterapeutas, preparadoras físicas, periodistas, fotógrafas. El tenis es probablemente el deporte más igualitario en cuanto a premios, patrocinios, oportunidades, cobertura mediática, televisión. Y también en seguidores. La proporción de hombres y mujeres que ven tenis es prácticamente del 50%. Pero cuando se llega a la cima del juego, la mano de obra está dominada por los hombres. Hacen falta más mujeres alrededor de las jugadoras: mujeres mayores, con más experiencia para hablar de cuestiones físicas, emocionales y financieras con confianza. Creo que las mujeres son mucho más propensas a abrirse a otras mujeres y el circuito sería mucho más fuerte si hubiera más mujeres en toda la plantilla.

– ¿Necesita Emma Raducanu una entrenadora que la guíe?

– No necesariamente. Creo que es una gran atleta joven, muy inteligente. Le encanta el tenis, lee bien el juego. Creo que cuando eres joven, el calendario puede ser bastante duro. Son unos diez meses y medio al año viajando. A los 20 años, si todo tu equipo son hombres y normalmente bastante mayores, creo que te pierdes la parte social, donde la mayoría de tus amigas son probablemente estudiantes, están aprendiendo y de fiesta. Es una gran candidata y creo que ahora que se está colocando entre las 80 mejores del mundo, lo que es un buen lugar para estar a su edad. Esperemos que los focos se alejen un poco de ella y pueda desarrollarse con más paz y tranquilidad, aunque los medios de comunicación pueden tener otras ideas.

+Clay  El revés a una mano, hacia la extinción: "A ese estilo todo le juega en contra"

– Al menos podría probar la idea de tener influencia femenina en su equipo.

– Tener amigas a tu alrededor y mujeres en tu equipo si eres una jugadora femenina creo que sólo puede ser algo bueno, porque las mujeres fueron una vez niñas y por lo tanto entienden todos los cambios físicos y emocionales por los que pasan las chicas. El WTA Tour tiene encargadas mujeres con las que las jugadoras pueden hablar en confianza sobre ciertas cosas, lo cual está muy bien, pero no hay nada que sustituya a tener tu propia persona. Cuando tienes que invertir tanto en preparar tu cuerpo físicamente para las exigencias del circuito cada semana, creo que es útil tener una entrenadora o una fisioterapeuta que entienda realmente cómo funciona el cuerpo de la mujer. Y eso no tiene nada que ver con Emma, sino con las chicas en particular.

– ¿Trabajaría con ella?

– No volvería a trabajar en el circuito con ninguna jugadora. Lo dejé muy claro hace unos cinco años, cuando dejé de ser la capitana de la Fed Cup. Volví a dedicarme a las bases y por eso paso mucho tiempo enseñando a la gente cómo enseñar a las jugadoras de forma eficaz. Soy una de las embajadoras mundiales de la WTA en su programa de compromiso con la comunidad. El programa se detuvo a causa de la pandemia y volverá dentro de unos meses, así que empezaré a hacerlo de nuevo. Tengo una amplia experiencia en todos los niveles del tenis. Cómo funciona el circuito y cuáles son las exigencias, la vida y el negocio del tenis. Por lo tanto, estoy en una posición bastante buena para aconsejar a los jugadores, o a los entrenadores, o a los padres de los jugadores. Los entrenadores de las giras tienen que estar totalmente comprometidos con el jugador, estar al 100% en el viaje con ellos y yo no tengo esa energía.

– Wimbledon tardó en ser más flexible en el código de vestimenta, pero por fin permitirán a las mujeres evitar el blanco, que a veces era una complicación cuando están con la regla. ¿Cómo se tomó usted esa noticia?

– Me alegró verlo. Antes, casi toda la ropa deportiva era blanca. Poco a poco eso ha ido cambiando. Wimbledon se pone al día respondiendo a una necesidad. Durante muchos años, quizás sin entender el trauma que supone para las jugadoras jugar durante tu periodo, temiendo lo que pueda pasar si llevas ropa blanca. Menos mal que ahora ha cambiado.

– Dado que la menstruación es un tema del que hay que hablar más en el tenis, ¿Qué otras cuestiones deberían formar parte de la conversación más a menudo?

– Cuestiones relacionadas con la seguridad en el deporte, garantizar que las jóvenes jugadoras se encuentren en un entorno seguro para ellas. Tenemos que asegurarnos de que haya gente buena a su alrededor, que les proporcione salud. Durante el Abierto de Australia se habló mucho de la necesidad de que los circuitos encuentren la manera de garantizar que todos los entrenadores tengan la calificación adecuada. Como es un deporte individual, los jugadores pueden trabajar con quien quieran. Definitivamente, yo abogaría por encontrar la manera de crear un entorno más seguro para los jugadores.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.