Suscríbete
Suscríbete

“La psicoterapia me ha ayudado a creer más en mí mismo” – Entrevista con Juan Pablo Varillas

Entrevista con Juan Pablo Varillas
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

NUEVA YORK – Entrevista con Juan Pablo Varillas | Verse con un psicólogo le ha ayudado al número uno de Perú a entender que su mente, su físico y su tenis son aptos para el primer nivel de la competencia, luego de estar cinco o seis años relegado al circuito secundario sin tener un sólo dólar de ganancia.

Entrevista con Juan Pablo Varillas

«Enfocarse en la calidad en vez de la cantidad ha sido clave. También la psicoterapia me ha ayudado a creer más en mí mismo, sentir que tengo la capacidad de competir acá, sentirme parte de esto. Ya le he ganado a algunos top 20. No me enfoco en ganar partidos, eso cae por su propio peso. Pienso en dejar todo en la cancha, hacer mi juego, ser agresivo y estar tranquilo. El resto llega por consecuencia», dijo Juan Pablo Varillas a CLAY en una entrevista en Nueva York, donde jugará contra el serbio Miomir Kecmanovic en la primera ronda del US Open.

Y en gran parte gracias al cuidado de su salud mental, Varillas ha firmado en 2023 el año con el que siempre soñó. No sólo cumplió el objetivo de anotar su nombre en los cuatro torneos grandes, con octavos de final y partido frente a Novak Djokovic en Roland Garros incluido, si no que también sus finanzas le dan una tranquilidad inédita, producto del prize money de diferente calibre, y acuerdos con varias marcas que comenzaron a apoyarlo, como Renault e ISDIN.

Con este nuevo panorama, piensa invertir en un departamento en Lima. A diferencia de la mayoría de los tenistas, le gusta estar encima manejando su dinero, comprando los viajes, pagando sueldos y reservando los hoteles. «Me acostumbré a hacerlo y me tiene más consciente en mis gastos e inversiones».

– En Nueva York podrá decir que en una misma temporada jugó todos los Grand Slams. Fueron muchos años de espera.

– Estoy muy feliz. Completar los cuatro Grand Slams en un año es un buen logro. 2023 viene siendo muy positivo para mí y mi carrera. Quizás desde Wimbledon que no he encontrado la regularidad que querría, y tuve un par de lesiones que me tiraron para atrás un poquito. No quise decir nada en Londres, pero justo semanas antes me distendí el cuádriceps. No dije nada porque no me beneficia. Ahora me siento bien, estoy sano, me siento jugando muy bien y más adaptado a la cancha dura. Tengo más herramientas para esta superficie. Voy cumpliendo objetivos. Estar en todos los cuatro torneos grandes era una meta que teníamos con mi equipo.

– ¿Y cuáles han sido las cosas más importantes que lo han llevado a estar en esta posición?

– No he tenido muchos grandes saltos desde que estoy en Argentina. Cada año fui mejorando y subiendo en el ranking. Soy bastante disciplinado y constante, esas ganas que siempre tengo de entrenar bien, es lo que me han llevado a estar acá, este camino ha sido de a poco. Enfocarse en la calidad en vez de la cantidad ha sido clave. Después, lo psicológico lo trabajo. La psicoterapia me ha ayudado a creer más en mí mismo, sentir que tengo la capacidad de competir acá, sentirme parte de esto. Ya le he ganado a algunos top 20. Ya me siento parte de esto, poco a poco. La clave también ha sido no enfocarme en ganar partidos, eso cae por su propio peso. Pienso en dejar todo en la cancha, hacer mi juego, ser agresivo y estar tranquilo. Eso tengo que hacer. Lo otro llega por consecuencia.

+Clay  Serena está “fuera de la oficina” - Carta desde Londres (2)

– ¿Ya tiene amigos en el circuito? ¿Comparte con los top?

– En Roland Garros me tocó al lado de Carlos Alcaraz en el vestuario y llegamos a hablar un par de cosas. Con Musetti también hay buena onda. Con los alemanes Hanfann y Altmaier me llevo muy bien. Obviamente con los argentinos y lo chilenos hay muy buena onda, Con Nicolás Jarry y Tomás Barrios. Más que nada con los latinos.

– ¿Cuánto le cambió la vida llegar a la cuarta ronda de Roland Garros, y jugar a en la Phillippe Chatrier con Djokovic? ¿Cómo se sintió después cuanto llegó a Perú?

– Fue un golpe fuerte, porque no me lo imaginaba. Obviamente sabía, no soy ingenuo, sabía que iba a causar un golpe fuerte en Perú, pero en Perú tampoco es un país tenístico. Quizás solo la gente que juega el tenis, que le gusta el tenis, que no es la mayoría van a saber quien soy. A mí no me gusta tanto esa exposición, soy perfil bajo. Algunos medios me preguntaron en qué vuelo llegaba. Les dije otro día, porque quería estar tranquilo en mi casa, con mi familia y mis amigos. No iba a estar tanto tiempo en mi casa, así que quería disfrutar. Desde noviembre hasta hoy he estado muy pocos días en Lima. En el aeropuerto ya me pidieron un par de fotos. Y me di cuenta que tuvo más impacto de lo que pensaba. Luego fui a la farmacia a comprar algo y en la calle ‘Juanpi una foto’. Eran cuatro cuadras nomás. Y luego me pidió el tipo de la farmacia. Y los medios después cuando se enteraron que estaba en Lima… fue demasiado en muy pocos días. Me abrumó. Al final esos días que supuestamente tenía que descansar fueron más intensos. Después me fui a Buenos Aires y me desligué mucho de eso. Lo llevo bien. Te mentiría si te digo que me encanta, porque soy cero de medios. Sí que ha sido un cambio fuerte.

+Clay  La sonrisa de Sabatini y el ceño fruncido de Nadal - Carta desde París (14)

– Y también son más a los eventos a los que lo invitan.

– Lo hago a veces. Eso lo tengo muy claro, a veces hay que cumplir con patrocinadores. Lo hago al pie de la letra como dice el contrato. Cumplo con las cosas que hay que hacer, soy bastante responsable con esto. Pero con el tiempo aprendí a decir que no también.

– ¿A qué ha empezado a decir que no?

– Hay varios medios a los que tuve que decirles que no. Si estoy cuatro días en Lima y voy a estar los cuatro dando entrevistas para un lado y para el otro… en algún momento tengo que estar con mis hermanos, con mis viejos, con mis abuelas que no las veo nunca. Yo lo explico, ‘no gracias, hoy necesito priorizar mi bienestar a lo otro’. Es respetable, cada uno se maneja como quiere. Siempre lo hago con respeto, siempre.

– Tiene demasiado gasto el tenis, pero le llegó un buen premio en París.

– Pensar que pasaron tantos años sin hacer un dólar y ahora el panorama por suerte es diferente. Tengo una persona que me ayuda, pero yo también manejo los números bastante. En ese sentido siempre he estado encima yo, yo veo el tema plata, viajes, pagar entrenadores y fisio, porcentajes, hoteles, todo. Me acostumbré a hacerlo y me tiene más consciente en mis gastos e inversiones. A mí me funcionan. Otros tenistas se sorprenden, pero a mí me gustan los números. Mi viejo también me ayuda con eso. Pasé cinco, seis años sin ganar dinero con el tenis

– ¿Piensa en hacer inversiones con su dinero? ¿Le apuesta quizás a las criptomonedas?

– Criptomonedas no, nada de eso todavía, pero estoy viendo de comprar un departamento en Lima. Trabajo con Alfredo Valverde y Luis Horna en IGMA Sports. Hace cuatro años desde que jugué mi primer Grand Slam. Estoy muy cómodo, me siguen consiguiendo acuerdos y tengo mucha confianza con ellos. En todo lo que hago, ya sea sobre negocios, físico, ayuda mental, busco mejores personas que profesionales. No te digo que sean malos profesionales, por cierto, son muy buenos. ¿Pero el gurú en lo que hace, el que más sepa en su profesión, pero que no me da confianza y que sienta que no está conmigo en eso? No me interesa. Prefiero a gente que me empuje a ser mejor. Si yo soy mejor, ellos son mejores, porque somos un equipo.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.