Suscríbete
Suscríbete

El cabello de Federer que fascinaba a Toni Nadal y la imposibilidad de odiar al suizo: intrahistoria de un libro

Federer's hair
Simon Cambers, uno de los co-autores de "El efecto Roger Federer" / SEBASTIÁN FEST
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Hemos visto a Toni Nadal en momentos de tensión con Mirka Vavrinec en Roma, hemos escuchado al tío de Rafael Nadal decir que su modelo de jugador es Roger Federer, pero lo que nunca supimos, hasta hoy, es que el ex entrenador del 14 veces campeón de Roland Garros tenía una fascinación especial por un aspecto muy concreto del suizo: su cabello. El pelo de Roger Federer despertaba una profunda admiración en Toni Nadal.

«Sorprendentemente, lo primero que recuerda Toni es lo bonito que era el pelo de Roger», dijo el periodista británico Simon Cambers, autor junto al suizo Simon Graf de un libro, «The Roger Federer effect», en el que entrevistaron a 42 personalidades del tenis para entender y explicar qué es lo que genera el hombre al que tanta gente considera el mejor tenista que se haya visto nunca.

En una entrevista con CLAY, Cambers cuenta la génesis del libro y revela detalles fascinantes acerca de los deseos de Andy Murray de que Federer le cayera mal y de lo que se puede esperar de los fans más recalcitrantes de Novak Djokovic.

– ¿Cómo surgió esta idea?
– Tengo que dar mucho crédito al otro Simon, Simon Graf. Se me acercó con la idea de que había estado en la cola de Wimbledon hace unos años y se dio cuenta de cuánta gente hablaba allí de Federer. Era el jugador favorito, estaban allí por él. Se dio cuenta de cuánto querían a Federer. Y dijimos: ¿cómo podemos escribir un libro que trate ese tipo de temas? Simon quería publicarlo primero en inglés para tener un mayor alcance.

– ¿Cuál fue la mayor sorpresa al escribir el libro?
– Obviamente es un libro muy positivo, porque Federer es muy querido, dentro y fuera del tenis. Muy poca gente ha hablado mal de él. Esperaba que algunos dijeran cosas malas de él. Hablamos con Sergiy Stakhovsky, el jugador ucraniano que derrotó a Federer en 2013 cuando era el defensor del título en Wimbledon. Sergiy siempre ha sido alguien que ha mostrado opiniones fuertes, pensé que podría decir que Federer es bastante arrogante, porque algunas de las cosas que dice Federer, si sólo las leyeras, sin estar en la habitación, pensarías, ¡Dios mío, este tipo es un arrogante! Sobre todo en inglés. Pero en la sala de prensa  no se siente eso. Puedes ver su expresión facial. Pero Sergyi me contó lo mucho que quiere a Federer, que Federer fue muy amable con su madre, que se conocieron en Dubai y que se paró para conversar con ella. Que después de ganarle en Wimbledon practicaron juntos. Federer mostró mucha generosidad, estaba dispuesto a darle muchos consejos y a ayudarle como jugador.

– Hablan en el libro de Federer como un posible australiano…
– Sí, nos encantó hablar con los australianos, porque está claro que lo tomaron bajo su tutela un poco al principio. Su primer entrenador fue Peter Carter, tristemente fallecido en 2000, cuando Federer estaba a punto de despegar como jugador. Patrick Rafter y algunos de los otros jugadores le llevaron a tomar unas cervezas, le hicieron sentirse como en casa, a él le encantó el sentido del humor de ellos… Pat Rafter dijo que la primera vez que jugó contra Federer, él era mentalmente débil. Peter Lundgren era su entrenador, y estaba molesto, porque Federer no podía hacer frente a situaciones de presión, lo cual es interesante. Darren Cahill estuvo a punto de entrenarlo, hicieron una prueba en Dubai, pero no funcionó, no era el momento adecuado. Pero nos dio muchas ideas sobre el tipo de entrenamiento que hacía Federer, que hacía que el deporte pareciera fácil la mayor parte del tiempo.
– ¿Qué dice el equipo de Nadal sobre Federer en su libro?
– El campamento de Nadal… Hablé con Toni, estuvo genial. Nadal y Federer tenían una gran relación, sobre todo con el paso de los años, cada vez más cercana. Pero, sorprendentemente, lo primero que recuerda Toni es lo bonito que era el pelo de Roger. Dijo que tenía un pelo estupendo. Sí, tenía un pelo estupendo.
– Un pelo largo…
– Lo vio por primera vez cuando jugó contra Mardy Fish en Wimbledon, y esa fue una de las primeras cosas que notó. Y la etiqueta familiar de los Nadal. A Toni le gustan los modales, la cortesía, y Federer siempre fue muy amable con ellos.
– Federer y Nadal crearon una especie de era de paz y amor en el circuito que ahora ha terminado, ¿coincide?
– Sí, un poco. Es verdad. Estaban en la cima de su deporte, pero también entre bastidores en el consejo de jugadores de la ATP. Así que, sí, esa es una de las cosas que Stakhovsky dijo, que probablemente una de las cosas malas sobre el dominio de Federer fue que todo el mundo trató de ser como él en la cancha, pero también fuera de la cancha,. en lugar de ser ellos mismos. Intentaban decir lo correcto, lo intentaban demasiado.
– ¿Fue Federer también sincero en eso? ¿O él buscaba decir siempre lo correcto?
– Creo que fue muy honesto. Aprendió lo que necesitabas como periodista. No es que dijera lo que querías oír, sino que sabía que si eras un periodista free lance, que escribía para dos o tres sitios diferentes, necesitabas una serie de de cosas. Siempre daba una buena respuesta, una respuesta meditada.
– Respuestas largas, articuladas… ¡Suficientes para un artículo!
– Exacto, si querías escribir un artículo, y hablabas con algunas otras personas, lo que necesitabas era una cita de Federer. Se la pedías en la rueda de prensa, y él te daría esa frase perfecta para poner al principio de tu artículo.
– ¿La forma en que se retiró Federer también lo hace diferente? Sampras, por ejemplo, no lo consiguió, se retiró con un comunicado de prensa un año después de una enorme victoria en el US Open. Y hay que ver lo que puedan hacer Nadal y Djokivic.
– Fue bastante gracioso, porque terminamos el texto del libro a finales de julio de 2022. Pensamos que intentaría jugar Wimbledon 2023, pero entonces nos dimos cuenta de que estaba complicado, y luego Simon recibiió una llamada en una mañana acerca de que finalmente Federer se estaba retirando. Llamó a nuestros editores y les dijo que publicar en marzo de 2023 era demasiado tarde, teníamos que hacerlo ahora, ellos dijeron, bueno, tenemos demasiados libros, vamos a ver si podemos hacerlo, Y entonces llegó la Laver Cup y Federer estaba en todas partes en las noticias. Cambiaron de opinión.
– ¿Cómo va el libro?
– Bien. Tenemos una versión en inglés y otra en alemán. La respuesta ha sido muy buena.
– ¿Alguna reacción por parte de Federer?
– Todavía no. Él tiene una copia, su madre tiene dos copias, una en inglés y otra en alemán. Federer no autoriza ninguna biografía, no puedes acercarte a ese círculo íntimo. En la Copa Laver dijo que leería el libro, y me lo creo, porque le gusta leer sobre sí mismo. Hablamos en profundidad con 42 personas.
– ¿Alguna reacción en el bando de Djokovic?
– Bueno, en las redes sociales los fans de Djokovic escribiendo que no se sorprenden de que hayamos escrito un libro sobre Federer, porque piensan que todo aquel que no diga que Djokivic es el mejor cada día de la semana significa que no te gusta Djokovic. Es una cosa tan polarizante…
– ¿Y nadie del sector de Djokovic habla en el libro?
– Oh, sí, Marian Vajda. Estuvo genial. Era otro que realmente amaba a Federer. Y le dijo a Simon que le gustaba el hecho, también, de que Roger se casara con una eslovaca. Habló sobre el hecho de que Novak y Roger no eran tan cercanos como Roger y Rafa, y que esto ayudaba a Novak porque le daba distancia para luchar e intentar superarlo.

– Djokovic dijo hace unas semanas que intentó ser amigo de Federer y Nadal, pero que no pudo. ¿Tiene alguna explicación para eso después de haber escrito este libro?– Es realmente interesante. Quién sabe por qué no eran tan amigos. Creo que es difícil, Nadal y Federer llegaron al circuito más o menos al mismo tiempo. Djokovic pasó los primeros cinco años de su carrera intentando alcanzarlos. También pensó para sí mismo, creo, que no quería ser un amigo íntimo, ya que tenía que vencer a ambos. También hablamos con Mark Petchey, que fue uno de los antiguos entrenadores de Andy Murray. Petchey dijo que Murray trató de encontrar una razón para que no le gustara Federer y así poder ganarle. Porque Federer tenía tanta amabilidad que caía bien a todo el mundo- Así, en la pista te resulta difícil ganarle.

+Clay  Juan Martín Del Potro y los ecos del pasado con Wimbledon a la vuelta de la esquina - Carta de CLAY (5)

– ¿Y encontró Murray alguna razón para no querer a Federer?
– Trató de inventarse una. Y aquí hay cierta similitud con Alcaraz. Todo el mundo le quiere, a todo el mundo le cae bien, lo que le da una especie de ventaja cuando se enfrenta a sus rivales.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.