Suscríbete
Suscríbete

«Guga» Seyboth Wild enamora a la central de Roland Garros con la hazaña de eliminar a Medvedev

Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
PARÍS – Su apodo no es «Guga», pero merecería llevarlo. Thiago Seyboth Wild, un brasileño de 23 años, enamoró este martes el estadio central de Roland Garros al eliminar a uno de los grandes del tenis, el ruso Daniil Medvedev.
Veintiséis años atrás, en el camino a su inesperado primer título del Abierto de Francia, Gustavo «Guga» Kuerten también se había medido a un Medvedev, el ruso Andrei, en el camino a la copa de los mosqueteros. Kuerten ganó aquel partido de octavos de final, Seyboth Wild ganó este de primera ronda. ¿Déjá vu en París?
Seyboth Wild, 172 del ranking mundial, jamás estuvo siquiera entre los cien mejores del mundo, pero su despliegue en la Philippe Chatrier fue propio de un «top ten», salvo en un momento clave, cuando tuvo el partido en sus manos para ganarlo con más facilidad: ventaja de un set y de 6-4 en el tie break del segundo.
En ese momento, Seyboth falló una derecha a mitad de cancha y un smash que le dieron el parcial al número dos del mundo. Pero el brasileño se recompuso y, en una tarde de suave calor en la primavera parisina, eliminó al reciente campeón del Abierto de Italia por 7-6 (7-5), 6-7 (6-8), 2-6, 6-3 y 6-4 en cuatro horas y 15 minutos de electrizante partido.
El brasileño, campeón juvenil del US Open en 2018 y del ATP de Santiago de Chile en 2020 derrotando al noruego Casper Ruud en la final, es un jugador que vive bajo el radar, pero ya no será el caso.
Su tenis desfachatado, pero elegante a la vez, su potencia y el despliegue que mostró este martes lo devolverán al punto de observación internacional para escuchar con frecuencia la misma pregunta: ¿por qué no está más arriba en el ranking, por qué no es uno de los protagonistas del circuito?
Problemas personales -una tormentosa relación con una influencer que incluyó denuncias policiales-, lesiones y una actitud quizás no siempre tan profesional lastraron el despegue del brasileño, que al ganar en Chile el ATP 250 de 2020 se convirtió, en el puesto 182 del ranking mundial, en el jugador más joven de su país en triunfar en ese nivel.
Seyboth Wild, que llegó al cuadro principal del torneo al ganar tres partidos en la fase de clasificación, mostró sobre la arcilla parisina un saque muy potente, una derecha furiosa con la que mandó siempre y un dúctil revés a dos manos. El festival de golpes brillantes en la central recordó a la irrupción de Kuerten en 1997, salvo por el detalle de que el ex número uno del mundo jugaba con revés a una mano.
¿Cuál era hoy su táctica?, le preguntó a Seyboth Wild tras el partido el ex tenista francés Fabrice Santoro.
«Buscar los ángulos, usar mi derecha contra la suya… funcionó muy bien, je»,dijo con una sonrisa el brasileño de 185 centímetros. «La verdad que estoy muy feliz con el modo en que estoy jugando. Si trabajas duro recibes tu recompensa».
Además del hecho de haberse quitado de en medio ambos a un Medvedev, hay otros paralelismos con la irrupción de Kuerten en 1997: ambos jugadores son del sur de Brasil; Kuerten, del Estado de Santa Catarina, Seyboth Wild del de Paraná.
Si en 1997, Kuerten tenía como representante al peruano Jorge Salkeld, 26 años después, Seyboth Wild trabaja también con él.
Aquella historia de los años ’90 se convirtió en leyenda, con un Kuerten que sumaría dos títulos más en París y alcanzaría la cima del ranking en el 2000. Seyboth Wild, tres años mayor que aquel Kuerten de 1997, apenas dio el primer golpe, pero ya no hay nadie ni nada que le quite la mayor alegría de su carrera.
+Clay  A siete años de la tragedia, la United Cup como oportunidad para la chilena Daniela Seguel

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.