Suscríbete
Suscríbete

Viaje al mundo de Naomi Osaka a través de su biógrafo: «Ella amaba a Serena y le dolió ganarle»

Biografía de Naomi Osaka escrita por Ben Rothemberg
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Momento importante para entender la vida y la carrera de Naomi Osaka. Nueva York, 8 de septiembre de 2018. En la premiación del US Open y ante los abucheos de un público enojado tras la derrota de Serena Williams en una de las finales de Grand Slam más polémicas de la historia, la ganadora es la que demuestra angustia.

«Fue una experiencia increíblemente abrumadora para ella. Sufrió con ello porque ella ama a Serena y le estaba negando alcanzar el récord de 24 Grand Slams de Margaret Court. La gente estaba enmarcando a Serena como la mala y a Naomi como la buena. Eso la hacía sentir muy incómoda y no le gustó», dice a CLAY el periodista Ben Rothenberg, biógrafo de la japonesa-haitiana ex número uno del mundo.

Con timing preciso a las puertas del retorno de la tenista a un escenario grande en el Abierto de Australia, el reportero con pasado en el New York Times y Racquet publicó su libro «Naomi Osaka: Her Journey to Finding Her Power and Her Voice» (Dutton; 2024).

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]

En entrevista con CLAY, Rothenberg analiza el regreso de la campeona de cuatro Grand Slams al circuito luego de haberse convertido en madre, y detalla en profundidad los aspectos más sabrosos de la vida y carrera de la japonesa: una vida intensa llena de altos y bajos, drama dentro y fuera de la cancha, y una personalidad en constante «evolución» con un genuino sentido social que llevó al autor norteamericano a elegirla como su musa.

Aclara el malentendido que se armó en torno a su negativa para dar conferencias de prensa en Roland Garros 2021 cuando los contactos con la prensa eran a través de videollamadas («¡A Naomi le encantan los periodistas!»), revela que su primera desmotivación en el tenis llegó tras brindarle estabilidad económica a su familia al no encontrar otra razón tan importante por la qué competir, y navega por una faceta desconocida de su vida: antes de ser tenista, Naomi Osaka fue actriz.

– ¿Por qué empezó a escribir este libro?

– Haber trabajado tanto en el tenis y estar involucrado en el tour a diario me hizo querer escribir un libro sobre este deporte. Llevo cubriendo el tenis desde 2012, así que hacía tiempo que me rondaba por la cabeza una obra así. Sabía que quería hacer algo sobre el circuito femenino.

– ¿Por qué?

– Porque ha tenido mucha menos cobertura. Inicialmente quería hacer algo sobre la historia del tenis de mujeres y cómo se ha convertido en el deporte femenino más exitoso del mundo, pero finalmente no encontré la idea correcta. En 2020 seguía a Naomi cuando empezó a hablar de cosas relacionadas con el movimiento social Black Lives Matter de una manera muy diferente. No como la persona tímida que cubro desde que tenía 18 años. Me pareció muy fascinante e impresionante que ella estuviera encontrando esta voz diferente, este propósito distinto.

La portada de la biografía escrita por Ben Rothenberg // DUTTON

– El entorno social sensible fue clave. Un verdadero punto de inflexión en su vida.

– Dejó de jugar durante el torneo de Cincinnati en Nueva York como protesta (el evento se celebró en Flushing Meadows debido a la pandemia. Osaka se unió a la ola de boicots deportivos en reclamo por la justicia social). Ese fue el primer día que pensé que poner a Naomi en un libro podría ser una buena idea. Luego, en el US Open se puso las máscaras. Y esa atención no se convirtió en una distracción, sino en una motivación para ganar un tercer Grand Slam. Eso va completamente en contra de la lógica o los consejos normales del tenis: invitar a la presión, pedir atención extra mientras se juega un Slam… ¿Y ganarlo? Me impresionó mucho.

+Clay  Se buscan campeones en la cancha de los 100 años - Carta desde Londres (1)

– A eso siguió otro año dramático también para ella en la gira. Se retira a mitad del Abierto de Francia 2021 tras negarse a acudir a las ruedas de prensa…

– Es increíblemente abierta y honesta en las ruedas de prensa. Ha hablado de casi todo. Saca a relucir ideas, dice cosas aunque no se le pregunte directamente… ofrece una imagen muy completa de ella. La gente malinterpretó lo que pasó en París. Le gusta hacer prensa, no se sentía cómoda con el formato de conferencia virtual. Sentía que perdía el control, sintiéndose desconectada de la gente que hablaba con ella. «Empecé a sentirme vulnerable», dijo. Incluso muchas veces fue más sincera con la prensa que con sus entrenadores sobre lo que pasaba en el partido. A ella le gustan los periodistas.

– Luego, en los Juegos Olímpicos de Japón fue elegida para encender el pebetero olímpico.

– Toda esa combinación de cosas… Mandé un mensaje a mis agentes literarios durante la ceremonia de apertura en Tokio: «Vamos, tenemos que hacer esto. Naomi tiene que funcionar». Las cosas fueron bien, la escritura fue clara y pude entrevistar a mucha gente de su familia, de su círculo íntimo, personas que la conocen desde que era niña. Planeé seguirla por el mundo en 2022, pero no acabó siendo el mejor año para ella en mucho tiempo y no estaba claro si iba a seguir jugando al tenis. Un buen momento para darle un cierre al libro. El primer libro sobre ella. Seguro que habrá más.

– ¿Cuál fue la razón de su mal 2022?

– Creo que no encontró una motivación clara. Su gran incentivo durante gran parte de su carrera fue conseguir la estabilidad económica de su familia, después de que sus padres apostaran todo al tenis de sus hijas. Lo consiguió de forma significativa en 2018, cuando ganó Indian Wells. Después de eso, comenzó a luchar con su propósito y su impulso. Es un capítulo del libro llamado «Charleston». La primera vez que se sintió deprimida fue durante el WTA de Charleston en 2018. Acababa de ganar en California y de vencer a Serena Williams tres días después en Miami. Después de eso se preguntó «¿Y ahora qué?». Desde entonces, ha habido altibajos en su motivación, en términos de averiguar para qué está jugando.

Naomi Osaka
Naomi Osaka en la ceremonia de apertura de los JJOO de Tokio 2020.

– Diga tres palabras que describan mejor a Osaka.

– Tantas palabras… «evolucionada» (evolved). Sigue siendo una especie de obra en construcción, aprendiendo constantemente de sí misma y del mundo. Teniendo en cuenta que tuvo una infancia muy aislada seguida de una vida muy pública, resulta una mezcla muy interesante después.

– Eligió una palabra que nos recuerda a sus negocios…

– Casualmente su empresa de gestión se llama Evolve, pero no estaba pensando en eso cuando dije esa palabra (risas). Ella es «contemporánea». Osaka refleja mucho de lo que está pasando en el mundo ahora mismo. Por ejemplo, lo que estaba sucediendo en 2021, en cuanto a salud mental, reflejaba las luchas de mucha gente. Un tercer adjetivo sería «poderosa», que es una palabra aburrida, pero solo hay que ver lo que fue capaz de hacer en la final del US Open contra Serena en 2018. Ser capaz de ganar en ese ambiente, en ese caos. Y en ese momento siendo humana y sufriendo por ello. Ella ama a Serena y estaba impidiendo que alcanzara el récord de Margaret Court de 24 Grand Slams. La gente estaba enmarcando a Serena como la mala y a Naomi como la buena. Eso la hacía sentir muy incómoda. No le gustaba.

– Un momento tan importante en su carrera. ¿Cómo se refleja en el libro?

– Fue una experiencia increíblemente abrumadora para ella. Naomi fue tratada por los medios de comunicación como la clara inocente, la víctima en esta pelea entre Williams y Carlos Ramos. Bajo todo este fuego, todo el mundo estaba de acuerdo en que Naomi no había hecho nada malo y merecía ganar. Como todo el calor que se puso en esta disputa, el logro de Naomi fue una historia más grande finalmente. No habría sido así si gana el US Open venciendo en la final a (Anastasija) Sevastova, a quien Williams derrotó en semifinales. Eso la hizo famosa fuera de Japón.

+Clay  Rinky, más que un murmullo - Carta desde Nueva York #3:

– Un poco más de polémica: vuelve al tenis acompañada del entrenador Wim Fissette, con el que tuvo éxito antes de su parón. Dejó de lado a Qinwen Zheng. Eso no gustó nada a la joven china. ¿Podremos leer sobre eso en el libro?

– Hablamos con Fissette sobre eso, sí. Básicamente no sentía una gran conexión con Zheng. No creía que fueran una buena dupla. Aunque los resultados eran bastante buenos, no sentía mucha química. Llegó Naomi, con quien ganó dos Grand Slams, y él quedó impresionado por lo que ella quería conseguir en el tenis tras su regreso.

 

Naomi Osaka
Naomi Osaka y Serena Williams en la premiación del US open 2018.

– Dijo que quería ganar ocho Grand Slams más para que su hija fuera testigo. No es un objetivo menor.

– Fue muy valiente al decirlo públicamente, fijándose expectativas mayores. Es un listón muy difícil y si gana tres Grand Slams más no sería un fracaso… incluso uno más sería increíble, sinceramente. Es muy ambiciosa. No es un desastre si pierde pronto en Australia, dijo su entrenador. Y perder se convirtió en algo muy duro para ella en 2021.

– ¿Osaka leyó el libro?

– Le envié una copia a su equipo. Ella se mostró muy responsable y comprometida con la parte de comprobación de los hechos, ya que hay mucho material nuevo sobre su vida que no se había publicado antes en ningún sitio, así que revisó un montón de ese material confirmándolo o, a veces, aclarándolo. No hubo que hacer grandes correcciones. Pero vale la pena decirlo: ella no es que aprobara o no el texto. Es un libro que escribí de forma independiente.

– ¿Qué habrá pasado por su cabeza durante 2023, viendo el circuito por televisión?

– Creo que nada es súper intimidante para ella. Mira cómo está el tenis ahora mismo. Sinceramente, que (Marketa) Vondrousova gane Wimbledon significa que mucha gente puede ganar Wimbledon, como parece que es una oportunidad bastante grande. Creo que Naomi mira a sus contendoras y no piensa que haya nadie contra quien no tenga ninguna oportunidad. Hay algunas buenas jugadoras, seguro. (Iga) Swiatek es una gran jugadora, (Aryna) Sabalenka está jugando bien, Coco Gauff siempre ha sido duran para Naomi. Pero Naomi podría pensar «ahora puedo ganarles». Eso mismo pensaba probablemente Caro Wozniacki. «Hay espacio para mí».

– ¿Le sorprendió algo de Osaka durante su investigación?

– Encontré muchas cosas que no sabía sobre su vida. Como que había actuado en una película. Su padre hacía películas, así que fue actriz cuando tenía 7-8 años. Se llama «Amor egoísta» (Selfish love). Su padre tenía la ambición de ser director y hace esta película que es muy oscura, muy intensa, trata sobre violencia doméstica. No es una película feliz. Eso aparece en el libro, también con otras historias muy divertidas sobre su vida.

Naomi Osaka a los siete años actuando en la película «Amor egoísta», dirigida por su padre // CAPTURA

 


Si les ha gustado esta entrevista con Ben Rothemberg, biógrafo de Naomi Osaka, no se pierdan, en este link a nuestro sitio, muchas otras entrevistas a los grandes protagonistas del tenis.

FOTO DE PORTADA: BEN ROTHENBERG CON LA BIOGRAFÍA DE OSAKA // DUTTON

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.