Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Inyecciones antes de los partidos y un pie dormido: el único camino de Nadal para la conquista de un nuevo Roland Garros

    PARIS- “Hablemos del 14, no del 22. Estamos en Roland Garros”.

    Rafael Nadal quiere hablar del torneo que tanto adora, y el que con tal de ganarlo, está dispuesto a someterse a tratamientos que nunca antes hizo en su carrera. Como por ejemplo, pincharse durante competencia para ahuyentar los dolores que lo alejan de la copa.

    Pero más que el Grand Slam parisino, Nadal habló sobre su pie. Por respeto a los rivales y a la organización, no había querido dar detalles.

    “Pero el torneo ya terminó, así que puedo contarlo: me han hecho inyecciones en los nervios para dormir el pie. He jugado sin sensaciones, lo que me significa un gran riesgo de lesiones. Tanto me importa Roland Garros, que lo quería ganar. Lo logré, así que agradezco a mi equipo médico. Era el único camino que había para poder jugarlo”, dice el español, sentado al lado de la decimocuarta copa de los Mosqueteros que se lleva a su museo en Manacor.

    Se inyectó dos veces antes de cada partido. Al menos, 14 veces entraron agujas en su empeine en lo que duró el campeonato. Y con un cuadro complicado, con cuatro top ten en el camino, logró ganar un Grand Slam.

    Pero no lo hará nunca más. Lo hecho en París se acerca a los límites que permite su propia ética: “En estas circunstancias no quiero ni debo seguir. No voy a someter al pie a más inyecciones. No es la filosofía de vida que sigo. Prefiero la vida antes de otras cosas. El tenis y los títulos nunca han sido prioridad sobre mi felicidad”.

    El pie no está peor que hace dos semanas. El tratamiento en París no lo deterioró.

    Lo que no quiere Nadal, es terminar como el alemán Alexander Zverev, que se cortó los ligamentos tras una brutal torcedura en las semifinales. Y con el pie dormido es mucho más fácil que cosas así le sucedan cuando se juega al tenis con tamaña intensidad.

    ¿Qué pasará con Wimbledon? Las mil y un señales, la información que entregó en la conferencia, y el sentido común sobre su estado de salud, dicen que Nadal de ninguna manera estará sobre la hierba.

    Pero ni el ex número uno del mundo ni su equipo quieren pasar por encima del torneo más tradicional del circuito tras bajarse de allí en una rueda de prensa. Son políticamente correctos. Por eso, su asesor comunicacional, Benito Pérez, salió a desmentir al diario Marca luego de que hace unos días informara que no jugaría el campeonato de Londres. Nadal también se encarga de mantener vigentes las muy poco probables opciones que tiene de jugar: “Nadie quiere perderse Wimbledon, tengo espectaculares memorias, me encanta y quiero ganarlo de nuevo. Pero sólo lo jugaré si mi cuerpo está listo”.

    Los románticos reflotan lo que nunca antes ocurrió en la carrera del español: ganó el Abierto de Australia y el Abierto de Francia el mismo año por primera vez, lo que lo tiene en junio, de manera inédita, todavía en competencia para hacerse del Grand Slam.

    Lo que le importa a Nadal es estar sano y a partir de la otra semana se concentrará en la recuperación: “Intentaremos un tratamiento con radiofrecuencia, que quemará el nervio y podría generar un impacto en el pie permanentemente. Si sale bien, que soy positivo en ello, podremos ver si soy capaz de jugar la gira sobre césped”.

    Si no resulta, por ningún motivo se volverá a dormir el pie.

    Entonces, ¿Qué más sucede si no resulta? El quirófano es opción, pero previa conversación entre Rafael Nadal y Rafael Nadal: “Tengo que hablar conmigo mismo a ver si llega a compensar estar medio año parado y sin la seguridad de poder volver como me gustaría”.

    Con un pie dormido y sometido a las agujas, la gesta del trofeo número 14 suena como la más épica de todas. Sin embargo, Nadal es enfático: “No hay que hacer una heroicidad de algo que no es. No he jugado con dolor”.

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario