Suscríbete
Suscríbete

El regreso lleno de confianza de la madre Caroline Wozniacki: «El sueño es ganar Australia»

caroline wozniacki
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

El cliché fue evitado con éxito.

— Por favor, no me digas que lo vas tomando partido a partido—pidió el entrevistador a Caroline Wozniacki en la Margaret Court Arena.
—El sueño es ganarlo—respondió tras lanzar una risa nerviosa —he trabajado duro y me siento jugando muy bien. Entonces, ¿por qué no yo?

La danesa, número uno de la WTA por 71 semanas, cree que puede emular su campaña en 2018. En Melbourne ganó su único título de Grand Slam y luego nunca superó la cuarta ronda en un torneo grande.

Arrancó bien en el Abierto de Australia que en 2024 le otorgó una invitación: triunfó ante su amiga Magda Linette, 6-2, 2-0 y retiro. La polaca, que sufrió con molestias físicas, caerá varios puestos en el ranking tras no poder defender las semifinales de la temporada pasada.

Australia es un lugar especial para Wozniacki, porque eligió aquel escenario para retirarse del tenis en 2020, decidida a tomarse un buen descanso y a formar una familia.

Hizo lo primero: viajó por Oceanía, subió el Kilimanjaro, y vivió más experiencias en la montaña por Polonia. Luego, cuando pegó la pandemia, rentó una casa en una pequeña isla danesa con su marido y unos amigos.

En ese lugar privilegiado hizo lo segundo: tuvo dos hijos con David Lee, ex basquetbolista de la NBA. Cuando volvió a pegarle a la pelota a fines de 2022 luego del nacimiento de James, su segundo hijo, se dio cuenta lo mucho que extrañaba el tenis. “Sentí que le estaba golpeando mejor que nunca. ¿Acaso me lo estaba inventando?”, dijo en Vogue a mediados de 2023, cuando anunció que regresaría al tenis en el US Open (con previa en Canadá y Cincinnati).

+Clay  "Soy Serena": el problema de reciclar una despedida (y las ventajas de leer CLAY) - Carta desde Nueva York #4

En un circuito que se va llenando de biberones y pañales, la danesa quiso aumentar el número de pequeños acreditados que en los torneos corren por los pasillos del players lounge, o le dan trabajo a las niñeras en las guarderías. El deseo de Wozniacki es hacer lo que le gusta a ojos de su familia nuclear. “Me encanta jugar en frente de estadios llenos, pero también me apasiona poder compartir esto que amo con mi familia. Estar con ellos y crear estos recuerdos lo hace mucho más especial para mí”, dijo a Nina Miyashita en Vogue Australia.

La 252° del ranking contó en la cancha después de ganarle a Linette, que su hija Olivia de dos años y medio ya va entendiendo el circuito: “Cuando ve tenis en TV grita ‘¡Esa es mi mamá!’, aunque no sea yo”.

Caroline Wozniacki durante la primera ronda del Abierto de Australia 2024

“Quería recuperar mi forma, entonces me propuse volver a la cancha una vez por semana y con lo bien que me sentía, me convencí de que podía volver a competir bien”, comentó Caroline Wozniacki. El entrenamiento siempre lo complementó con el yoga y el pilates.

Hizo octavos de final en Flushing Meadows (su techo desde que es campeona Grand Slam) y perdió con Coco Gauff, a la postre campeona en Nueva York. Así confirmó aquello de lo que estaba convencida. Y también de lo que seguramente pensó al ver el tenis por TV. Como debe haber también creído Naomi Osaka, otra regresada: (casi) no hay invencibles en el tour femenino para una experimentada que ya consiguió lo más difícil en el circuito profesional y que vuelve sin presión.

+Clay  La belleza de los Grand Slam - Carta desde Nueva York #5

Está relajada. No tiene nada qué perder. Juega para disfrutar y disfruta para jugar. Con esa motivación extra que experimentan quienes tienen hijos, y que pueden lograr victorias deportivas frente a sus ojos.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.