Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Cristian Garin tras ganar en Nueva York: «Hace diez días tenía la mano enyesada»

    NUEVA YORK – De tener la mano enyesada hace menos de dos semanas a anotarse en la segunda ronda del US Open hay un gran abismo. Cristián Garin lo superó.

    El tenista chileno metió la camiseta, como se dice en jerga futbolera. Despertó, subió el nivel y recurrió a su mayor experiencia cuando parecía encaminarse a una derrota en su debut en Nueva York.

    Garin llegaba a Flushing Meadows sin tenis, tras ausentarse de los Masters 1000 de Norteamérica por lesión en su muñeca, y al arranque de su partido ante el checo Jiri Lehecka se notó.

    «La cancha estaba muy rápida, hacía mucho calor, no estaba cómodo, pero me fui sintiendo mejor. Quedé sorprendido, porque hace diez días no podía mover la mano, no estaba jugando nada de tenis. Me pasé trabajando todos los días con mi kinesiólogo Cristián Madariaga para estar acá. Estoy feliz y orgulloso porque después de ver Montreal y Cincinnati por la tele, aquí es donde quiero estar», dijo el tenista chileno a CLAY en la sala de prensa del torneo.

    Set y quiebre abajo, Garin lo dio vuelta y se quedó con el partido en cuatro sets. Lo hizo luciendo un ránking engañoso (82°), tan bajo como no se registraba hace tiempo en un Grand Slam. Un número extraño como el de muchos en el circuito tras el Wimbledon que desvirtuó los parámetros al no entregar puntos y que no premió la última aventura del chileno, que llegó hasta cuartos de final.

     

    «Este año ha sido difícil, me han pasado un montón de cosas. Tuve un gran Wimbledon y en el ránking bajé. Me llega a dar risa, debería tener 360 puntos más. Debería estar 35-40 del mundo. Estoy 80, pero ¿Qué voy a hacer?», comentó.

    Su rival en la segunda ronda precisamente llevará al recuerdo de Londres: el australiano Álex De Minaur. Ambos protagonizaron un encuentro electrizante a cinco sets, con victoria para el chileno tras ir perdiendo dos sets a cero en La Catedral. Eso sí, el registro en pista dura le da un amplio favoritismo al de Sydney, con dos encuentros ganados y ningún set perdido: «Álex es un rival complicadísimo, ya hemos jugado partidos buenos. Si sigo como vengo, voy a terminar bien el año. Es el objetivo acabar con buenas sensaciones. Esta victoria me deja tranquilo».

    Tabilo, un paso más cerca de su meta: «Terminar el año top 50»

    Sigue la temporada de primeras veces para el chileno Alejandro Tabilo, que nunca olvidará su primera vez en Nueva York. En el Abierto de Estados Unidos hizo su debut en un cuadro principal de individuales, y anotó una victoria importante en su carrera.

    Un triunfo que lo acerca un poco más a la meta que se planteó para este fin de año: “Tratar de terminar top 50. El objetivo puesto el año pasado para 2022 era entrar top 100 y lo logramos en marzo”.

    Para que el objetivo esté otro paso más próximo, tendrá que superar a J.J Wolf, estadounidense de 23 años que sacó a Roberto Bautista Agut, en la mayor sorpresa del día en el cuadro masculino.

    Alejandro Tabilo celebra en Flushing Meadows // SEBASTIÁN VARELA

    “Va a ser un partido muy interesante. Jugué con él hace un par de meses. Viene jugando muy bien y es muy duro”, dijo el zurdo. Ese antecedente se dio en la arcilla verde del Challenger de Sarasota. En pista rápida es otro el panorama: “Se maneja muy bien en cemento, sobre todo acá en Estados Unidos, donde tendrá mucho apoyo, pero espero que vengan también varios chilenos, al igual que hoy”.

    A pesar de estar viviendo el mejor año de su carrera, durante la temporada ha tenido que lidiar con lesiones en su brazo izquierdo. El factor es fundamental en la planificación de lo que resta del calendario: “No queremos cometer los mismos errores del pasado, como jugar demasiadas semanas seguidas”.

    Por su parte, Nicolás Jarry no pudo completar el día perfecto para el tenis de Chile. Matteo Berrettini fue demasiado bueno para él. El italiano, uno de los mejores sacadores del circuito ni siquiera le otorgó oportunidades de quiebre a Jarry.

    De cualquier manera, lo positivo para el chileno de 198 centímetros de altura, fue su regreso a los torneos grandes, después de tres años de ausencia tras una suspensión por doping y un lento regreso al nivel que en esta pasada le permitió sortear una qualy de Grand Slam.

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario