Suscríbete
Suscríbete

Rinky, más que un murmullo – Carta desde Nueva York #3:

Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Es para un jugador de bajo ranking, cercano al 200, jugar en primera ronda de un Grand Slam con Rafael Nadal un buen o mal sorteo?

Algunos dirán que es mejor que toque con otro de similar categoría para que las chances de ganar aumenten. Y salir triunfador en el debut en un torneo grande significa que el cheque aumenta 40 mil dólares. Cifra totalmente significativa para un tenista de Challengers.

En la previa, Rinky Hijkata lo consideraba un premio. Sus amigos y familiares lo felicitaban por el sorteo. “Siempre fue un sueño jugar en los grandes estadios y desafiar a los mejores”.

Australiano, 21 años, hijo de japoneses y un desconocido en el circuito. Hasta la noche de este martes.

Ganarle el set inicial a Nadal en un evento como el Abierto de Estados Unidos te quita automáticamente del anonimato. Más si se hace con una electricidad asombrosa y sin arrugarse.

Trending Topic en Twitter, destacado en los medios. Vox populi.

No importa si después Nadal se impone con un 6-2, 6-3 y 6-3.

Anoten su nombre.

Rinky Hijikata en la Arthur Ashe // DINO GARCÍA

Durante el partido, el juez de silla repetía varias veces el pedido de silencio, pero con el murmullo de la Arthur Ashe no se puede competir. A esas alturas de la noche ya son muchos los cocktails con vodka. Es lo que los mismos yankees promueven: el show por sobre el tenis. El silencio de Wimbledon o Roland Garros no se puede esperar. Esto es el US Open. Esto es Gringolandia.

Y Nadal lo sabe: “El primer día que llegas aquí y juegas con ese murmullo, te sorprende una barbaridad. Luego te acostumbras. Es verdad que tiene eso, pero también la energía que te da esta pista es difícil de encontrar”.

+Clay  "El amor de la gente por Rafa y por Federer es insuperable"- entrevista con Feliciano López
Nadal en conferencia de prensa // DINO GARCÍA

Más hoy sobre tenistas jóvenes: el encuentro que estaban jugando el español Carlos Alcaraz y el argentino Sebastián Báez pintaba para ser uno de los mejores del año. Potencia, velocidad y variedaD de golpes era lo que se estaba viendo en la pista central. Fue también una llamativa guerra de globos. No se queden en la literalidad.

Lamentablemente, Báez tuvo que retirarse en el tercer set por calambres en el gemelo izquierdo.

En tanto, la campeona de 2021, Emma Raducanu anotó un récord. Su derrota en primera ronda la hizo perder 2030 puntos, la resta más grande de la historia del circuito, ya que además del título defendía 30 puntos tras haber superado la qualy el año pasado.

Nos seguimos leyendo mañana.

PD: por cierto, esos cocktails, auspiciados por una marca de vodka francesa con el logo de un ganso gris, se venden por todo el complejo a 22 dólares. Lo sirven en vasos coleccionables con el nombre de todos los campeones del torneo en la Era Open. Los espectadores suelen dejarlos tirados entre los asientos como basura. Si quiere uno, me avisa.

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

One Reply to “Rinky, más que un murmullo – Carta desde Nueva York #3:”

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.