Suscríbete
Suscríbete

Sí a la familia, no a las redes sociales: Nicolás Jarry celebra la llegada de la paz interior

Nicolas Jarry
Tenis, Nicolas Jarry vs Diego Schwartzman El tenista Nicolas Jarry de Chile prepara el saque contra Diego Schwartzman de Argentina por el ATP 250 de Santiago 2023 en el Club San Carlos de Apoquindo en Santiago, Chile. 01/03/2023 Felipe Zanca/Photosport Tennis, Nicolas Jarry vs Diego Schwartzman The tennis player Nicolas Jarry of Chile prepare serve against of Diego Schwartzman of Argentina in the match for the ATP 250 Santiago 2023 at the Club San Carlos de Apoquindo in Santiago, Chile. 01/03/2023 Felipe Zanca/Photosport
Share on:
Facebook
Twitter
LinkedIn
PARÍS – Cada uno tiene su fórmula para encontrar la paz interior, pero la del chileno Nicolás Jarry es clara: sí a la familia, no a las redes sociales.
«Tener a mi mujer y a mi hijo al lado me ayuda mucho, siempre me ha costado la soledad del tenis», dijo el número 35 del mundo, que este jueves se mide al estadounidense Tommy Paul buscando la tercera ronda del Abierto de tenis de Francia.
Jarry es un fenómeno en su país. Nieto de Jaime Fillol, que llegó a ser el 14 del ranking mundial en 1974, viene de una familia muy ligada al tenis, y quizás por eso es que habla con frecuencia de la necesidad de encontrar «la paz interior».
Lógico: de él se espera mucho, Nicolás Jarry tiene la ventaja y desventaja de que no está destinado a ser un tenista más.
Campeón en Santiago de Chile y Ginebra este año, el crecimiento de su juego es evidente. Esos 198 centímetros que lleva son aprovechados hoy  mucho mejor que hace unos años. Y tiene tiempo, aunque no excesivo: a sus 27 años, Jarry parece estar encontrando al fin la madurez y la felicidad como jugador.
«De a poco me voy instalando como jugador mucho más agresivo, un poquito más en la mira de ciertos jugadores. Es un muy buen resultado para mí que me da más energías para seguir trabajando y manteniendo este nivel de juego, seguir empujando. Es un lindo resultado de todo el trabajo», dice en referencia al título de la semana pasada en la ciudad suiza.
¿Cómo llegó a esto? Apoyado en su familia -Laura Urruti y el bebé de ambos, Juan- y lo más lejos posible de las redes sociales.
«Tener a mi mujer y mi hijo al lado ayuda mucho, siempre me ha costado la soledad del tenis. Tenerlos a ellos viajando constantemente es algo que me ayuda mucho para desconectar y aprender cosas nuevas. Trato de aprovechar al máximo a mi hijo porque es algo que no todo el mundo puede hacer, lo de viajar con su familia, ser padre y estar bastante con tu hijo. Muchos padres no lo pueden hacer porque pasan mucho tiempo en el trabajo o viajan mucho».
Jarry viaja mucho, pero se inspiró en su abuelo Jaime para que eso no signifique viajar solo.
«Jaime siempre fue muy familiar, él también viajó siempre con la familia. Era otra época, no sabría decir si era más fácil o más difícil, pero que se puede, se puede. Poca gente lo intenta. Nosotros con mi mujer lo intentamos. Ella es el pilar y es la que está más a cargo de Juanito. Se puede, viene un poquito de él, Jaime, que él lo hizo».
¿Tu hijo te ayuda a jugar mejor? Jarry no duda al responder: «El estar más tranquilo, el tener más perspectiva dentro de un partido de lo que es la vida, de que no todo es tenis, ayuda a estar dentro».
Y, entonces, el chileno de hablar pausado y cerebral, deja una de esas frases que sorprenden al aficionado: lo normal en el tenis es jugar mal.
«El tenis es mental. Uno puede jugar bien, uno puede jugar mal. Lo normal es jugar mal, uno entrena mucho mejor de lo que juega, hay que aprender a tratar de estar lo más positivo y tranquilo posible, eso se trabaja todos los días con la fortaleza mental».
Nicolas Jarry
Nicolás Jarry, durante su partido de primera ronda en Roland Garros 2023 / SEBASTIÁN FEST
El «click» que le permitió mostrar el nivel que está mostrando llegó a finales de 2022, dice.
«Hubo un click al final del año pasado, que venía haciendo las cosas muy bien. Ahí hubo una pequeña explosión de mi parte que me dio mucha fuerza para hacer un cambio muy grande que comencé en la pretemporada. Logré un enfoque diferente del tenis y lo estoy manteniendo, eso fue el detonante de un buen Australia, Copa Davis, Río, Santiago, Ginebra. Mi objetivo es seguir creciendo, porque sé que todavía tengo mucho más para dar en cuanto a la tranquilidad interna mía, que me faltaba mucho».
Esa tranquilidad se vio amenazada por un fantasma muy de estos tiempos: las redes sociales. Jarry no estaba al tanto de que la organización de Roland Garros ofrece a los jugadores en forma gratuita una app, Bodyguard (guardaespaldas) para filtrar los mensajes agresivos que reciben en las redes.
«No lo sabía, llegué tarde al torneo. En las redes sociales hay muchos comentarios negativos, palabras malas que no se me viene una manera de decirlas correctamente (ríe). Ya desde el año pasado que no veo las redes sociales, ya no las aguantaba más, di un paso al costado. Tengo gente que las ve, trato de estar presente, porque al final es mi imagen y yo estoy al tanto de qué es lo que quiero transmitir, pero a mí no me gustan las redes sociales».
«Son parte de este mundo, como hay muchas cosas que a uno no le pueden gustar. Hay que tratar de usarlas de la mejor manera posible».
Las redes sociales bullen en Chile con la actuación de Jarry en Roland Garros, que este sábado se mide al estadounidense Marcos Girón buscando un lugar en los octavos de final del torneo.
El chileno jugo este viernes dobles por primera vez en compañía del suizo Marc.Andrea Huesler, y perdió. En conversación con CLAY en París, Jarry dijo que fue pese a todo un partido muy bien aprovechando.
«Hoy no me entrené, jugué la hora en cancha del dobles, me ayudó para seguir en ritmo, en sensación de torneo. Y también para disfrutar que en el dobles no hay tanta presión, por ahí mi foco está mas en lo otro, en lo de mañana. Hoy se trataba de pasarlo bien, siempre me ha gustado jugar dobles».
El campeón de Santiago y Ginebra este año se siente preparado para el desafío ante Girón, aunque pone límites a lo que el dobles pueda haberle aportado.
«La sensación fue de hoy, no va a tener nada que ver con mañana. Mañana va a ser un día totalmente nuevo, ya hice todo lo que tenía que hacer, alimentarme bien, tener una buena noche y mañana hacer las cosas bien».
Curiosamente, Jarry admitió no tener muy estudiado a su rival.
«No, no lo tengo estudiado, no soy de estudiar mucho a la gente, es algo que debería hacer, peor me cuesta mucho. Eso sí, he entrenado con él un par de veces. Es fuerte, es rápido, la pelota le va rápido y trata de contragolpear. Pero yo tengo que tratar de imponer mi juego».
+Clay  "Será peor para el tenis si nuevamente nos prohíben jugar en Wimbledon" - Entrevista con Andrey Rublev

[ CLAY se lee de forma gratuita. Pero si puedes, por favor haznos un aporte aquí para poder seguir contándote las grandes #HistoriasDeTenis por el mundo. Es muy fácil y rápido. ¡Gracias! ]​

Etiquetas:

Las mejores historias en tu inbox

Historias de tenis

Estamos en:

© 2024 Copyrights by Clay Tennis. All Rights Reserved.