Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    «Será peor para el tenis si nuevamente nos prohíben jugar en Wimbledon» – Entrevista con Andrey Rublev

    RIAD – El panorama para los tenistas rusos de cara a Wimbledon 2023 no es alentador. Por ahora, seguirán prohibidos de participar en el Grand Slam que arranca en junio. Andrey Rublev está molesto: «El gobierno británico está demostrando que le interesa más la política que la paz».
    Los jugadores tuvieron una reunión con los directores de los majors y la ATP, donde mostraron toda su disposición para ayudar y revertir la medida que vetó a todos los tenistas de nacionalidad rusa del torneo londinense.
    «Fuimos muy honestos, les dimos muchas opciones, muchas formas de ayudar. Queremos volver y jugar, pero no les interesa», declaró Rublev a CLAY en Arabia Saudita durante una entrevista en la que no esquivó lo delicado del asunto.
    El ruso, siempre comunicativo en contra del ataque militar de su país a Ucrania desde que estalló el conflicto, conversó en profundidad sobre la guerra, la política, el tenis y sus debilidades mentales.
    – ¿Cuáles han sido las consecuencias personales, positivas y negativas, de hablar públicamente contra la guerra en Ucrania?
    – Es muy sencillo. La forma más fácil de manifestarme, de mostrar lo que defiendo, es en la pista de tenis. Es la única plataforma que veo para mostrar la iportancia de ser amable, ser humilde, tener una educación adecuada para una generación mejor, para un mundo mejor. Trato de usar esta plataforma de buena manera. Tampoco para que parezca actuado, de forma poco natural, ¿sabes? Porque si empiezas a hacerlo demasiado, podría parecer forzado. Sólo lo hago en el momento adecuado.
    – Si tuviera la oportunidad de encontrarse cara a cara con un líder de su país implicado en el conflicto, ¿Qué le diría?
    – Es difícil imaginar la situación porque no estoy en ese mundo. Ese tipo de gente nunca hablará conmigo cara a cara. Hay muchas cosas que no sabemos y que sólo ellos saben. Pero lo más importante es que la gente normal no puede sufrir, no puede pagar por los errores de sus líderes. La gente normal tiene que disfrutar de la vida, no pasar por esta situación horrible.
    – ¿Se ha sentido más presionado? Su madre dijo hace poco en una entrevista que usted se sentía acosada en las conferencias de prensa por sus opiniones sobre la guerra.
    – Siempre intento mirar la realidad no desde mi punto de vista, sino desde los sentimientos de la gente que está luchando. En mi posición, no puedo quejarme. Lo tengo todo en mi vida: puedo viajar, juego al tenis, me lo paso bien, y obviamente decir que me siento acosado por algo no es agradable delante de la gente que realmente sufre. Por supuesto que he tenido sentimientos diferentes, pero no se puede comparar con la situación real, con lo que el resto de la gente está viviendo y sintiendo.
    – ¿Qué sugiere hacer al All England Tennis Club de cara a la edición de Wimbledon de este año?
    – Tuvimos una reunión con los Grand Slams y la ATP. Es muy bueno que la ATP esté más abierta a ayudar a todo el mundo. Fuimos muy honestos, dimos muchas opciones, muchas formas de ayudar. Ayudar de verdad. Porque, si nos prohíben por segundo año, no veremos cambios y será peor para el tenis. Sólo hacemos más fuego en el tenis. Y eso no ayuda a la situación. Estamos ofreciendo ayuda en cualquier dirección que sea posible. Queremos demostrar que el tenis puede ser más grande que la política.
    – Tiene un gran deseo de volver a Londres y jugar Wimbledon.
    – Fue lo que ofrecimos, pero no les interesa. Realmente no quieren ayudar. El gobierno de Gran Bretaña probablemente ha demostrado que para ellos todo es política. Están demostrando que la política es más importante que la paz. Podemos mostrar un mensaje fuerte, al menos por una vez, de que el deporte puede separarse de las cuestiones políticas. Podría ser un buen comienzo. Sé que es difícil, porque siempre utilizarán el deporte para manipularlo políticamente.
    – Dijo usted en una entrevista: «Todo el mundo tiene una debilidad. La mía es mental». ¿Cómo lo trabaja?
    – Algunos ejercicios, meditación, cosas así. Hago de todo. Por mí mismo, analizando, aceptando las cosas, sobre todo cuando es difícil aceptarlas. Ser honesto con uno mismo cuando se hace algo mal: es culpa mía, no es culpa de otro. Muchas personas intentan encontrar una excusa o culpar a los demás, pero nunca a sí mismas.
    – ¿Qué importancia tiene para un tenista reconocer la propia debilidad?
    – Al menos es el primer paso. Mucha gente no quiere aceptar que tiene debilidades, porque tal vez sienten miedo de que los demás sepan más de ellos, o tal vez por egos. Ha sido un viaje. Conozco mis debilidades desde hace muchos años. Para mí lo mental es lo más difícil. Para mí es más fácil mejorar el aspecto técnico o el físico. A lo mejor a otros jugadores les cuesta mejorar el revés y pueden controlar fácilmente la parte mental. Cada persona tiene sus armas y sus debilidades. Yo mejoro la derecha de forma muy natural, sí.
    – ¿Ha reconocido las razones por las que su lado mental es el débil?
    – Es por mi forma de ser. Soy muy emocional y me tomo todo muy personal cuando se trata de algo importante para mí… y el tenis, obviamente, lo es todo para mí. Cada partido, cada punto me lo tomo muy personal. Me lo tomo todo muy a pecho y por eso mejorar mentalmente me exige tiempo.
    – Nunca ha estado en una semifinal de un Grand Slam. Seis cuartos de final y seis derrotas. ¿Cuánto ansía estar en las últimas rondas de los torneos importantes?
    – Por supuesto que quiero conseguir lo máximo. Ganar un Slam, ganar varios Slams, ser el número uno. Pero nadie sabe si lo conseguiré o no. Todo el mundo quiere ganar. El tiempo demostrará si finalmente sucede.
    – ¿Por qué Djokovic y Nadal siguen ganándolo todo?
    – En primer lugar, porque están entre los más grandes de toda la historia y pasa que comparten una misma época. Además, tienen una experiencia increíble por el camino que han recorrido en el tenis. Así que saben exactamente qué hacer en el momento adecuado.
    – A pesar de no poder jugarla, ¿Le gustael formato de la Copa Davis?
    – Algunas cosas son buenas, otras no. Quizá sea mejor que no juguemos todas las veces del año.  Me recuerdo perdiendo dos semanas de torneos cada vez que jugaba una serie. Estaba en el puesto 170-160, y en vez de jugar el tour, tenía que ir con el equipo durante dos semanas. Estaba bajando posiciones en el ranking como 30 puestos, y después de la competición sentía que tenía que empezar de nuevo. No estaba mostrando buenos resultados y sentí que la Copa Davis estaba frenando un poco el proceso. Al mismo tiempo, había partidos en casa, partidos fuera, para algunos países era realmente importante porque les encanta el tenis. El público local era increíble.
    – ¿Alguna sugerencia para una nueva manera de desarrollarla?
    – En mi opinión, debería haber algo parecido a una Copa del Mundo. Cada dos o cuatro años. Eso sería mucho más especial. Imagínate que en el formato anterior, terminabas el proceso a finales de noviembre ganando, y a principios de febrero tenías que jugar la primera ronda. Ganaste el trofeo hace dos meses y ya tienes que volver a jugar. En mi opinión esa sensación no era tan especial. Al menos es mejor esperar un poco y disfrutar del momento.
    Si estás leyendo esto es porque te gusta el tenis y disfrutas con el periodismo que hacemos. Si puedes y quieres colaborar, invítanos un KOFI para que podamos seguir contando las mejores #HistoriasDeTenis por el mundo.
    Invitame un café en cafecito.app

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque. Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario