Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Alta expectación, redes sociales y además tener que jugar cinco sets en dobles: no es fácil ser Nick Kyrgios

    LONDRES – Una pregunta muy común para una previa de Grand Slams le llegó a Nick Kyrgios: “¿Cuál es la clave para rendir bien y poder ganar siete partidos en un Grand Slam?”

    La respuesta parecía seguir una línea común con un “dormir bien y asegurarse que el cuerpo ande bien”, pero luego el australiano le agregó condimentos: “Es difícil. No creo que haya mucha gente que tenga que lidiar todas las semanas con: ‘es un desperdicio de talento’, ‘debería ganar un slam’. Ganar un major es un obstáculo que no muchos han superado, lo que es algo que obviamente quiero, ojalá algún día”.

    Entonces, ¿Qué pasaría con la gente si el australiano lo consigue?

    “Aún así dirían algo negativo”, comentó quien debuta el martes ante el invitado local Paul Jubb, de 22 años. Kyrgios reflexiona: “No es fácil ser yo todos los días”.

    “Redes sociales y toda esta expectación, asegurándome de sentirme bien para mi hora de practica con todo alrededor, es agotador”, confesó en la antesala de Wimbledon, a propósito de su participación en el cuadro de dobles masculino, por vez primera en Londres.

    No es común que se hable tanto de esta modalidad en una sala de prensa previo a un Grand Slam, con uno de los tenistas con opciones de hacer algo importante en el singles. Pero Kyrgios fue campeón en el Abierto de Australia con su amigo Thanasi Kokkinakis, donde brindaron un espectáculo con repercusiones nunca antes vistas en duplas, con fanatismo desbordado en las tribunas, un ambiente de fiesta con los hinchas bebiendo cerveza de los zapatos (shoeys, práctica típica en algunas celebraciones en Australia) y ratings televisivos históricos.

    ¿Está Wimbledon listo para que los aussies desordenen la casa?

    “No sé si hay algún lugar donde se consume tanto alcohol como en Gran Bretaña, claro que están listos, aunque no creo que este sea el lugar adecuado para eso”.

    Dice que los fans estarán preparados, pero Kyrgios no espera con mucho entusiasmo el dobles, porque se juega al mejor de cinco sets a partir de octavos de final: “Para ser sincero, no tengo muchas ganas de jugar al mejor de cinco sets. Es la cosa más estúpida que vi. Nadie quiere jugar al mejor de cinco en dobles. Tampoco nadie quiere verlo. Siempre me va bien en singles, entonces no voy a jugar potencialmente cinco sets en dobles en mi día libre”.

    Reconoce que está jugando un tenis espectacular, cree que le puede ganar a cualquiera, y no está dispuesto a que el dobles lo desgaste. Kyrgios da señales de que en Wimbledon puede hacer historia y superar ese «obstáculo» que todos le piden.

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario