Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    CARTA DESDE PARÍS (9): LOS NADAL – DJOKOVIC COMO MONUMENTO HISTÓRICO DEL TENIS

    PARÍS – Mats Wilander es un doble número uno. Lo fue en el tenis en los años ’80, lo es también frente a un grabador o micrófono. El sueco es el mejor declarante, por distancia, que existe en el tenis. Su columna en «L’Equipe» y sus comentarios en Eurosport lo han entrenado a un nivel altísimo.
    A veces da la impresión de que para él es importante decir algo de impacto, otras veces pronostica arriesgadamente y falla, pero siempre va de frente, siempre tiene opinión, opinión fundamentada.
    Este lunes, cuando CLAY le preguntó si es lógico que la organización de Roland Garros haya hecho oídos sordos al pedido de Rafael Nadal de jugar de día su partido ante Novak Djokovic, el sueco se arrancó con un análisis inesperado.
    ¿Es el clay, la arcilla, una superficie en la que se deba jugar de noche? ¿No la afectan las condiciones naturales, la humedad, el rocío? ¿Debe haber sesiones nocturnas en Roland Garros?
    Y al mismo tiempo, ¿no es lógico que Roland Garros aspire a potenciarse con tenis nocturno? ¿No es esa la mejor manera de llegar a los hogares en el horario de más audiencia?
    Con el método socrático, pregunta, pregunta, Wilander fue llevando la conversación hasta que mencionó al español Alex Corretja, compañero de comentarios en Eurosport.
    «Alex dijo hoy una gran cosa: cuando juegan Nadal y Djokovic no debe haber ningún otro partido en pista. El tenis les debe mucho a los dos, hay que respetarlos dejándoles el escenario solo para ellos».
    Wilander habló de muchos más temas, en una entrevista que publicaremos en estos días en CLAY.
    A unos metros de Wilander estaba Gabriela Sabatini, nerviosa porque vuelve a un torneo competitivo 26 años después de haberse retirado del tenis.

    Gabriela Sabatini en Roland Garros 2022 / SEBASTIÁN FEST

     

    A la argentina, que jugará acompañada por su compatriota Gisela Dulko, le dieron nada menos que el estadio Suzanne Lenglen, el segundo en importancia de Roland Garros, para el duelo ante las estadounidenses Lindsay Davenport y Mary Joe Fernández.
    «Estoy un poco nerviosa», admitió. Una frase que, a sus 52 años, demuestra algo: es una deportista de alma.
    Lo es también el danés Holger Rune, 40 del ranking mundial y que este lunes eliminó al griego Stefanos Tsitsipas, cuarto de la clasificación.
    Rune tiene 19 años, al igual que el español Carlos Alcaraz. Los dos, que de adolescentes solían jugar dobles juntos, están en la ronda de los últimos ocho.
    Hay que remontarse a Roland Garros 94 para encontrar dos jugadores sub-20 en los cuartos de final de un torneo de Grand Slam.
    Nadal y Djokovic siguen ahí, Roger Federer quiere volver. Pero la renovación, inexorable, está llegando.
    Nos vemos este martes tras un duelo que puede ser y hacer historia.
    + posts

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.

    Deja un comentario