Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Carta desde Londres (9): Kyrgios vs Tsitsipas, de la caldera del Court 1 a la sala de prensa

    LONDRES – El partido caliente con nivel electrizante entre Nick Kyrgios y Stefanos Tsitsipas se siguió jugando en la sala de prensa.

    Volvamos antes a la cancha donde hubo mucho tenis y mucho drama.

    En un Court 1 repleto con una atmósfera sensacional, Kyrgios le ganó en cuatro sets al griego. En cada cambio de lado, el australiano protestaba al juez de silla por el desempeño de los líneas, que en un par de ocasiones, perjudicaron a Kyrgios con errores. Tras perder el segundo set, Tsitsipas lanza una pelota que impactó indirectamente a un espectador. Kyrgios protesta por su no descalificación. Tsitsipas intenta pegarle pelotazos en algunos puntos. Kyrgios celebra pelotas que encontraron el fleje antes de pasar apenas al otro lado. Tsitsipas le da la mano sin mirarlo a la cara.

    Mucho drama.

    Frente a los micrófonos, un tranquilo Tsitsipas luego de la derrota expuso sus sinceras opiniones sobre Kyrgios:

    – “Hace bullying a sus oponentes. Probablemente era un matón en el colegio. No me gustan los matones. Tiene rasgos buenos en su carácter, pero también un lado muy malvado que puede hacer mucho daño a la gente que lo rodea”.

    – “Arma un circo. Habla todo el tiempo, alega constantemente, y nos olvidamos del tenis. Lo más importante es jugar. Siempre se sale con la suya”.

    – “En cada punto que jugué, sentía que pasaban cosas del otro lado”.

    – “Es su manera de distraer al oponente y de distraerte”.

    – “No hay otro jugador que esté tan enojado y frustrado todo el tiempo con algo”.

    – “Intenté pegarle con la bola a mi oponente, pero fallé por mucho. No suelo jugar así, pero no puedo actuar como un robot. Hay frustración.

    – “Estuve mal (al lanzar la bola al público). Pedí perdón. No sé qué pasó por mi cabeza. Con todo el circo al otro lado de la red, me fui cansando. Por suerte no golpeó a ningún espectador. Es mi responsabilidad, pero también había algo que creó ese comportamiento del que no estoy acostumbrado de ver en mí”.

    – «Alguien tiene que sentarse a hablar con él. Ojalá pudiésemos hablar entre todos y poner bien la regla. ¿Por qué vas a hablar todo el tiempo durante el partido cuando intentas jugar?

    Kyrgios, cuestionado por los dichos del griego, expuso su defensa:

    – «Él era el que me tiraba pelotazos, él golpeó a un espectador, el circo era todo suyo… tenemos que dejar de ponernos en el mismo nivel de comportamiento hoy».

    – “Yo también me enojaría si pierdo con alguien dos veces seguidas. Quizás él debería resolver cómo ganarme un par de veces primero”.

    – «Si los roles hubieran sido al revés, si yo hubiera lanzado una pelota a un espectador, me habrían quitado de esa cancha y me hubieran descalificado, de seguro.

    – «Tengo muchos amigos en el vestuario. De hecho, soy de los más queridos. Yo estoy bien. Él no le gusta a la gente. Dejémoslo ahí».

    – «Si vieras contra quién yo compito cuando estoy en casa, en la cancha de básquetbol, esos tipos son unos perros. La gente con la que juego en Wimbledon, no lo son. Él es así de blando, de venir aquí y decir que le hice bullying… no somos de la misma madera».

    – «(Las personas que están en mi contra) Deben verme jugar la cuarta ronda de Wimbledon. Cobraré un buen cheque esta semana, entonces no me importa lo que vayan a comentar sobre mí o mi comportamiento.

    – “Nunca di un saludo en la red como ese. Yo miro a la gente a los ojos y les dijo: ‘Bien jugado, fuiste el mejor hoy’, y él no fue lo suficientemente hombre para hacerlo hoy”.

    Un ida y vuelta del que se seguirá hablando bastante.

    ¡Mañana la seguimos!

    + posts

    Reporteando el tenis alrededor del mundo desde hace 10 años. Ha colaborado con medios como La Tercera, Cooperativa, Infobae, y Racquet. Fundador del ex programa de radio Tercer Saque.
    Pluma & Lente es su espacio personal donde cuenta sus viajes y aventuras.

    Deja un comentario