Suscríbete a nuestro newsletter

Porque además de los partidos hay mucho para contar

    TOP

    Carta desde París (15): No le hablen a Rafael Nadal de sacrificios

    PARÍS – Rafael Nadal es un hombre que, en lo discursivo, se sostiene sobre una serie de frases que lo hacen sentir cómodo. Incluso cuando a los 36 años gana Roland Garros por décimo cuarta vez y amplía el récord de títulos de Grand Slam a 22.
    – «La realidad es la que es»
    – «Al final esto es tenis»
    – «Yo no te voy a mentir»
    Y así, unas cuantas más. Este domingo, cuando e inglés, en español y en mallorquín le preguntaron una y otra vez acerca de su pie izquierdo, Nadal apeló a sus muletillas habituales, pero al mismo tiempo se abrió en carne viva, contó cosas asombrosas. Por ejemplo, que se anestesió el pie izquierdo por completo antes de cada partido. El síndrome de Müller-Weiss, que al menos desde 2005 viene necrosando su empeine, es el culpable. Esa enfermedad degenerativa no le provoca dolores para jugar, le provoca dolores en la vida diaria.
    Así, para Roland Garros apeló a medidas drásticas. Quería ganar el torneo.
    «Se ha hecho un bloqueo con inyecciones de anestesia en los nervios que repercuten en los nervios sensitivos del pie. Estoy jugando con dolor pero con cero sensación. No tengo ninguna sensibilidad en el pie, por eso he podido jugar».
    Esto tiene sus riesgos, explicó. Podría torcerse el tobillo, por ejemplo, ante la nula sensación que tiene de su pie izquierdo mientras juega.

    Rafael Nadal muerde el trofeo de campeón de Roland Garros 2022 / DINO GARCÍA

     

    Y por si los periodistas no lo entendieran, el ex número uno fue gráfico: «No sé si te han operado, pero seguro que has ido al dentista».
    Sebastián Varela Nahmías explicó en detalle en esta historia los problemas de Nadal, que dejó algunas frases contundentes.
    – «A esta altura de mi carrera no estoy para juegos, explico las cosas como son»
    – «Uno tiene que apechugar con las decisiones. Yo he asumido mis decisiones siempre»
    – «Hay lo que hay, las cosas hay que aceptarlas como vienen»
    Hasta que llegó, en el cerrado mallorquín de Manacor que habla Nadal, la frase clave. El periodista le preguntó si valían la pena tantos sacrificios, pero Nadal cuestionó las mismas bases de la pregunta.
    «Yo no hago sacrificios. Sacrificios son los que la gente debe hacer por algo que no le gusta hacer y está obligada a hacer. Yo hago lo que me gusta, me considero un super afortunado».
    Un Nadal auténtico.
    ¿Y ahora qué? Una serie de asuntos de los que estamos convencidos en CLAY:
    1) Nadal seguirá jugando al tenis e intentando ganar más torneos de Grand Slam. 
    Lo explicó durante el torneo alguien que está con él desde hace años: pensar que Nadal pueda retirarse es no conocerlo, no entender su hambre de victoria, pero sobre todo lo mucho que disfruta jugando al tenis competitivamente. Exactamente igual que Roger Federer.
    2) Nadal no jugará este año en Wimbledon.
    Este domingo dejó claras varias cosas. Una, que ama Wimbledon. Otra, que no volverá a anestesiarse el pie como en Roland Garros. Una tercera, que en los próximos días probará con un método para que el pie esté semi dormido, pero no completamente. Y la cuarta, que jugará en Wimbledon solo si el cuerpo se lo permite. ¿Más claro? Agua.
    3) Nadal está analizando una apuesta mayor para prolongar su carrera. 
    Una intervención quirúrgica, aunque no es algo que tenga decidido. Es una decisión «de vida» y una «conversación» que debe mantener con él mismo, explicó. Entre otras razones, porque no hay garantía alguna de que tras la operación esté mejor.
    Ya en el final de este newsletter, dos detalles del día en el Philippe Chatrier:
    – Casper Ruud está destinado a ser el jugador más abucheado de la historia, aunque en realidad el noruego caiga muy bien a casi todos. El grito de «Ruuuuuuuuuuuuddd» cuando el estadio quiere alentarlo suena a abucheo. Es, por lo menos, una sensación bastante extraña
    – No, nunca estuvo previsto que Federer le entregara a Nadal el trofeo de campeón para que, acto seguido, el español anunciara su retiro. Aunque Federer estuviera por estas horas en París, pisar Roland Garros para opacar el día de Nadal no es una idea que se le pase al suizo por la cabeza
    Llega el momento de la despedida. Esta es la última edición de nuestro newsletter diario en Roland Garros. Les agradecemos enormemente que nos hayan seguido y los invitamos a seguir haciéndolo, en un ritmo más pausado, en estas tres semanas hasta que llegue Wimbledon. Felices de leer cualquier comentario o sugerencia. Pueden escribirnos a fest@claytenis.com y varela@claytenis.com.
    + posts

    Ex jefe de Deportes de DPA y de La Nación, ex presidente de la International Tennis Writers Association (ITWA). Autor de "Sin Red", un viaje por el mundo siguiendo a Roger Federer y Rafael Nadal, y de "Enredados", sobre el equipo argentino de Copa Davis. Cubrió más de 60 Grand Slams y entrevistó a los principales protagonistas de la escena del tenis en los últimos 30 años.

    Deja un comentario